Bolsa, mercados y cotizaciones

Nahum Sánchez de Lamadrid: "Se puede comprar crecimiento defensivo con menos volatilidad que el mercado"

  • "Los mercados vuelven a estar en su valor justo. La situación 'macro' es muy complicada"
  • "Se estudian mucho los datos financieros y poco el negocio; nosotros miramos primero el negocio"
Nahum Sánchez de Lamadrid, responsable de renta variable de Gestifonsa
Madrid

El fondo español de bolsa internacional que mejor lo hace en lo que va de año de La Liga de la Gestión Global de elEconomista es Gestifonsa Renta Variable Global, que está demostrando en 2020 que se pueden conseguir buenos rendimientos, en años complicados como el actual, con un fondo de fondos. Hablamos con Nahum Sánchez de Lamadrid, responsable de renta variable de la gestora, quien explica su proceso de inversión, con el que están logrando un año con rentabilidades de más del 9% y una volatilidad un cuarto menor de la del índice de referencia.

¿Cómo han conseguido unos resultados tan positivos este año?

Nuestra filosofía de inversión tiene tres escalones. El primero es que nosotros el nivel de inversión lo fundamentamos en cómo están los mercados en valoraciones y la situación macro. Si vemos que hay riesgo, modulamos ese nivel de inversión a la baja. El segundo escalón es la distribución por sectores, que para nosotros es fundamental. Nuestra intención es preservar el capital y conseguir rentabilidades positivas, invirtiendo en el largo plazo. Buscamos crecimiento defensivo, en sectores que crecen a 5 o 10 años y que estén lo menos expuestos posible al ciclo. El tercer peldaño es la inversión en fondos. Siguiendo el razonamiento del análisis que he comentado, todos los fondos que estén orientados a esas cosas también nos encajan.

¿Cómo han modulado el nivel de inversión en 2020?

Antes de empezar la pandemia estábamos bajos en nivel de inversión, por debajo del 80%. Porque pensábamos que los mercados estaban caros, simplemente. Toda esa primera caída nos cogió muy bien para ir comprando de forma escalonada en toda la caída. Fuimos incrementando la posición hasta estar totalmente invertidos. No al 100%, porque dejamos un margen de prudencia por si hay reembolsos. Llegamos casi al 95% de exposición.

¿Y qué han hecho en el momento de reconstrucción de mercado?

A medida que iba subiendo la bolsa y se ha ido despejando alguna incertidumbre, ha ido bajando la volatilidad y hemos visto que algunas cosas habían rebotado bastante, las hemos ido vendiendo, y ahora mismo estamos ligeramente por encima del 80%. Pensamos que los mercados vuelven a estar prácticamente en su valor justo y, no sé qué pensarán otras gestoras, pero nosotros creemos que la situación todavía es muy complicada desde el punto de vista macroeconómico.

¿Qué problemas ven?

No sólo son temas de contracción del PIB. La semana pasada Iberdrola dijo que va a despedir al 15% de la plantilla. Eso son miles de puestos de trabajo. La fusión de Caixa y Bankia se llevará unos cuantos miles de puestos de trabajo, con sus familias, que a ver si reencuentran algún tipo de empleo en próximos meses. Es verdad que estoy hablando de España, pero si lo extrapolo a EEUU, el desempleo ha avanzado. No está en la situación previa a la pandemia. Las expectativas de crecimiento de beneficios, después del segundo trimestre, se han elevado bastante, y no cuadra con la caída del PMI de servicios, ni con el hecho de que los planes de inversiones de las empresas se están reduciendo.

¿Porqué invertir en un fondo de fondos, que al final tiene un sobrecoste, para ayudar con el trabajo de la selección de fondos?

Esa es la idea. Nosotros estamos muy orientados a esa segmentación, tanto sectorial, como de diversificación. En España hay mucha gestión concentrada. Estar tan concentrado te lleva a un riesgo elevado. Nuestras carteras al final tienen una volatilidad muy inferior a la de los índices.

¿Qué volatilidad media tienen y cuál es la de este año?

Los índices están en una volatilidad en el año del 30,3% y el fondo de renta variable global está en el 24,3%. Más o menos es algo que se mantiene así todos los años. Y rentabilidad llevamos un 9,1% en la cartera retail y un 9,48% en la institucional.

Según la composición de su cartera, están enfocados al growth estadounidense...

Pero la cartera tiene también value. Para nosotros la definición de value es ese crecimiento que lleva el value en el largo plazo. Yo creo que en España hay una confusión en el value. Se cree que, porque una cosa está barata y se piensa que va a volver a los beneficios de los últimos 10 años, hace que se compre el valor, pero no tiene que ser así. A lo mejor nosotros dedicamos el 70% de nuestro tiempo a mirar bien el negocio, como está situada la empresa, que negocio es, qué posibilidades tiene ese negocio en el futuro, cuotas de mercado y demás, y luego ya que están, miramos los fundamentales. En España creo que es al revés, se estudia mucho los financieros, y poco el negocio. Nosotros también hablamos con los gestores de esos fondos, para ver si piensan como nosotros.

¿Cómo seleccionan los fondos?

El primer paso es una criba de todos esos fondos, dentro de ese perfil de crecimiento defensivo. Hablamos con los gestores para ver cómo hacen las cosas. Si coincide que tienen una posición que nosotros también, hablamos con ellos. Luego, por ejemplo, ellos pueden tener una cosa parecida a la que nosotros tenemos en cartera, pero a lo mejor es una empresa americana a la que nosotros no hemos llegado. Es importantísimo saber cómo piensa el gestor.

¿Comparte la idea de que Estados Unidos va a seguir representando el crecimiento defensivo por encima de otros mercados?

Nosotros pensamos que gran parte de la tecnología es crecimiento defensivo. Pensamos que sí, y no tienes más que comparar la tecnología americana con la europea.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin