Bolsa, mercados y cotizaciones

Ignacio Ezquiaga (Bankia): "El mayor riesgo es que la victoria de Biden no sea muy clara y Trump genere un período de impugnaciones"

Ignacio Ezquiaga, director corporativo de Banca Privada y Gestión de Activos de Bankia.
Madridicon-related

Ignacio Ezquiaga, responsable de Banca Privada y Gestión de Activos de Bankia, considera que las elecciones de Estados Unidos de noviembre marcarán un punto de inflexión en los mercados aunque los inversores están descontando un escenario de victoria del candidato del partido demócrata.

El mercado está esperando un catalizador hacia sectores más cíclicos, ¿pueden marcar las elecciones de EEUU un punto de inflexión?

Las elecciones suelen ser un punto relevante en el comportamiento del mercado, pero no suele ser muy significativo, no suele marcar una situación muy distinta con uno u otro candidato. Es seguramente con Trump cuando está siendo más significativo, pero hasta que no se conocen los planes del nuevo presidente el mercado no registra expectativas. Pero como Trump viene de donde viene, el cambio podría ser importante. Para nosotros el mercado sí que está descontando la victoria de Biden, pero no descartamos sorpresas, porque de hecho la victoria de Trump ya fue una sorpresa. Biden va a favorecer algunos sectores. Y cabe pensar que será más favorable al crecimiento mundial, el comercio internacional y la globalización que Trump, que ha sido más el presidente de la guerra comercial y de ruptura de muchas cadenas de valor. El mayor riesgo es que la victoria no sea muy clara y genere un período de impugnaciones por parte de Trump.

Los valores tecnológicos no dejan de subir. ¿Se mantendrá esta tendencia?

Sí, porque es una tendencia muy larga. Lleva muchos años y se juntan varios factores. El mundo tecnológico sigue aportando a la economía productos y servicios relevantes y se está aplicando de forma masiva al trabajo. El impacto de esto es más productividad, deflación, crecimiento económico. Y es relevante que gran parte del crecimiento tecnológico viene de Asia, sobre todo China. No es solo Occidente el que contribuye al cambio tecnológico. Y la pandemia va a seguir acelerando este proceso, como la tecnología telemática, hecha a medida de la globalización.

Hablando de esta tendencia deflacionista, ¿cómo va a impactar en la política de los bancos centrales?

Su foco es compensar la falta de rentas que ha provocado la reducción de la actividad. Sigue siendo muy importante a pesar de que ya no hay confinamientos masivos, sobre todo en los países dependientes del turismo, que es la actividad que peor está sufriendo la pandemia. En España nos faltan 40 millones de visitantes este año. Los bancos centrales tienen que compensar este efecto con dinero barato e inyecciones de liquidez masivas y es su prioridad. Y tienen que ayudar a la recuperación económica, por eso avisan de que no se deben retirar las ayudas públicas demasiado pronto.

¿Cree que va a haber más estímulos en Estados Unidos?

Los estímulos tienen que venir de la parte fiscal, la monetaria no puede hacer mucho. Pero no lo sabemos. La política de Trump siempre es sorprendente. Sus amenazas de que no iba a haber un acuerdo sobre un paquete de ayudas hasta que no pasen las elecciones, el mercado se lo tomó mal pero luego lo ha digerido rápidamente. La economía norteamericana va a estar a un 3% aproximadamente de su situación pre Covid. Ha caído un 33%, va a recuperar un 31% en el tercer trimestre, lo que quiere decir que la recuperación ha sido brutal.

¿Puede haber alguna sorpresa con el Brexit, que con el foco puesto en EEUU el mercado no hay visto todavía?

Es otro foco de incertidumbre, pero no muy significativa tal y como hemos estado últimamente. Ya parece poca cosa, al lado de la pandemia y las elecciones de EEUU. Pero es verdad que es un tema sin resolver. Veremos cómo reacciona Reino Unido a la posición firme que está manteniendo la Unión Europea.

¿Y cómo va a evolucionar la bolsa española?

En términos generales, la recuperación de España va muy por detrás del resto de países europeos por el peso del turismo. Y es lo que está marcando ese retraso, pero tiene fecha final. En la medida que sigamos luchando contra el contagio y aparezca la vacuna, se irá corrigiendo. Y para la próxima campaña puede haber mejores perspectivas para el turismo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud