Bolsa, mercados y cotizaciones

El BCE pierde hasta 100 millones de euros al vender los bonos de DIA a Fridman

  • El BCE se desprende de hasta 420 millones en bonos de la firma española
  • Pierde un 7,6% con los títulos de deuda que vencían en 2021...
  • ...y un 40% con los bonos que lo hacían en 2023
Mikjail Fridman, máximo accionista de Dia
Madrid

Los bonos de la cadena de supermercados Dia han terminado dejando pérdidas para el Banco Central Europeo (BCE). El organismo europeo ha vendido los títulos de deuda que compró de la compañía entre 2016 y 2017, asumiendo pérdidas de hasta 100 millones de euros.

A principios de septiembre se conoció que Mikjail Fridman, el magnate ruso máximo accionista de las firma española, había recomprado bonos de la empresa con vencimientos a 2021 y 2023 por valor de 573 millones de euros. 

Ahora, tras publicarse el lunes los títulos que mantiene el BCE en su balance, se ha confirmado que el organismo europeo se ha desprendido de los bonos de la compañía y que fue quien vendió la mayor parte de estos títulos a Fridman, que ha terminado sacando provecho de una operación que ha salido cara al BCE y, por lo tanto, a los ciudadanos europeos.

El BCE se habría visto obligado a vender la deuda que tenía de la empresa española y asumir pérdidas, ya que estos bonos habían perdido la calificación de grado de inversión en octubre de 2018. Una de las condiciones que exige el BCE para comprar un título bajo su programa de compras de deuda (CSPP) es que tenga calificación de grado de inversión.

Los bonos de DIA han dejado un 'agujero' cercano a los 140 millones para el BCE

Según se explica desde Bloomberg, el organismo europeo ha asumido pérdidas del 7,6% en los bonos que vencían en 2021, y del 40% en los que lo hacían en 2023, lo que supone un agujero del entorno de los 100 millones de euros, si el BCE mantuviese en balance 210 millones de euros de la primera emisión y otros 210 millones de la segunda, los límites que habría podido acumular de ambos bonos según sus propias normas.

El creciente atractivo de la compañía

GVC Gaesco Bolsalíder, Bankia Small Caps o Fidentiis Tordesillas Sicav Iberia son algunos de los fondos que confían en una revalorización de la compañía de distribución, que tiene un precio objetivo de 0,13 euros ?algo más que los 0,12 euros en que cotiza ahora? según los tres analistas que la siguen, de los que solamente dos aconsejan mantener.

Tal es la convicción en su recuperación que el fondo de GVC Gaesco mencionado tiene un 10% de su cartera en este valor, seguido por Dux Iberian Value, que tiene invertido un 7,67%. El fondo gestionado por Iciar Puell en Bankia tiene un porcentaje más modesto, del 1,94%, mientras que el fondo de Ricardo Seixas, responsable de renta variable ibérica en Bestinver, acapara un 1,76%, según datos de Morningstar.

Durante el primer semestre, la empresa presidida por Stephan DuCharme ha conseguido reducir su deuda un 55% hasta los 187,7 millones de euros, respecto al mismo período del año anterior, mientras que su facturación ha aumentado un 2,1%, hasta los 3.515 millones.

Iciar Puell, responsable del Bankia Small Caps, señala que hay tres motivos para apostar por Dia. "Pimero, se puede beneficiar de una posible ralentización económica. Y por otro lado, está internamente revisando su estrategia comercial con la llegada de un nuevo equipo directivo que ha demostrado su valía en proyectos similares en Europa. Y tercero, la posibilidad de crecer en otras áreas geográficas como Brasil le da un enfoque de crecimiento más en el largo plazo. Aunque la situación de balance que tiene es un hito que están gestionando actualmente", subraya.

Otros fondos, de Renta 4 como el Pegasus, gestionado por Miguel Jiménez, y Caja Rural, tienen un porcentaje más limitado, aunque hay productos de gestoras internacionales, como Groupama, Invesco, Mirova (filial de Natixis IM), que también confían en Dia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.