Bolsa, mercados y cotizaciones

IAG y Air France son las aerolíneas europeas que saldrán más apalancadas de la crisis

  • La primera superará la crisis con una deuda un 40% por encima de la media de sector; la de la segunda la duplicará
Problemas para la industria de los viajes. Foto: Alamy
Madrid

Las aerolíneas europeas siguen sin encontrar pista para despegar en bolsa. La visibilidad sobre la recuperación del sector continúa emborronada por las múltiples incertidumbres que afectan a la movilidad. El único punto de inflexión para la industria es la vacuna que sirva para controlar la pandemia de coronavirus, sobre la que aún no existe calendario. Pero si se toma 2022 como el año de la plena recuperación, las previsiones de endeudamiento perjudican a los grandes grupos de bandera: Air France-KML, IAG y Deutsche Lufthansa serán los que salgan más apalancados, tras la batería de rescates estatales, refinanciaciones, ampliaciones de capital y cancelaciones de dividendos que han sido y, todavía, serán necesarios.

Según las expectativas del consenso de mercado que reúne FactSet, la compañía francoholandesa llegará a 2022 con una deuda respecto al ebitda (benificio bruto) de 3,3 veces, casi el doble frente a la media del sector europeo, que se quedará en 1,7 veces. El apalancamiento del grupo de Iberia y British Airways se quedará en 2,4, un 40% por encima de la industria. Mientras, el del grupo alemán, en 2,3 veces. En el otro extremo, el modelo de negocio low cost se muestra más flexible frente a la crisis, y la deuda de Ryanair apenas será 0,5 veces sus ganancias.

Primero, un shock de oferta en dos grados: casi total durante el periodo de hibernación económica de marzo a junio, y parcial ante las distintas restricciones a los viajes que se han ido imponiendo desde entonces. Después, un shock de demanda producto de estas limitaciones y por el cambio de hábitos en las sociedades derivado de la pandemia. El reflejo en bolsa de esta catástrofe para los dueños del cielo es contundente: IAG pierde un 69% en 2020, AirFrance-KML, un 62%, Deutsche Lufthansa, un 46%, easyJet, un 62, y Ryanair, un 21%.

La recuperación está por llegar, a diferencia de otros sectores también golpeados duramente por el Covid-19. Y cuando subirse a ella es una de las grandes incógnitas para los inversores, ante la histórica caída de la actividad y los elevados apalancamientos que soportará la industria de las aerolíneas en 2021. Solo Ryanair recibe la recomendación de compra por parte de los analistas, pese a que el castigo que sufre en el parqué es el menor con diferencia. Los expertos aconsejan vender las acciones de AirFrance-KLM y Deutsche Lufthansa y mantener las de IAG.

El grupo angloespañol ha evitado, de momento, el rescate público, pero la ampliación de capital de casi 2.800 millones anunciada el viernes y avalada este martes en la junta general de accionistas le ha costado alrededor de un 10% en las últimas tres sesiones por la dilución que implicará.

"Los fondos irán destinados a sanear el balance y reducir endeudamiento -bien para la solvencia-: se trataría solo de capital privado, y con este planteamiento descarta la entrada estatal, como ha sucedido con Deutsche Lufthansa o AirFrance-KML", explica Bankinter, que calcula un descuento de "más del 20%".

Importancia de la deuda

"El desapalancamiento después de la crisis del Covid-19 será un desafío para un sector que no es conocido por su abundante generación de caja", observa el equipo de analistas de Scope. "Las aerolíneas europeas han obtenido un apoyo financiero directo de los estados de más de 25.000 millones de euros", continúan, y apuntan la importancia de la deuda porque "es poco probable que se recupere el tráfico aéreo a los niveles anteriores [a la pandemia] antes de 2024 y la industria tendrá que reducir su capacidad en consecuencia".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin