Bolsa, mercados y cotizaciones

Coline Pavot (LFDE): "La inversión sostenible de calidad exige cercanía con las empresas, y eso es incompatible con la gestión pasiva"

  • Ser inversores responsables requiere "un diálogo constructivo con las empresas", algo que no puede ofrecer un indexado, explica la directora de análisis ASG de la firma francesa
Coline Pavot, directora de análisis de sostenibilidad de LFDE.

En un mundo en el que la gestión pasiva avanza a pasos agigantados, firmas como LFDE (La Financière de l'Échiquier) destacan el valor que aporta su análisis propio, especialmente cuando los temas a evaluar son ambientales, sociales y de gobernanza (ASG). Lo explica Coline Pavot, directora de análisis ASG en esta firma francesa de stock picking.

En un año tan brutal para el mercado como 2020, ¿por qué se dirige el dinero hacia la sostenibilidad?

El Covid-19 puede haber actuado como acelerador. El auge de la inversión socialmente responsable (ISR) se ha intensificado en estos últimos años y más aún desde el estallido de la crisis. Cada vez más inversores particulares se fijan en inversiones que aúnan sentido y rentabilidad. Desde principios de año, los fondos y mandatos de ISR de LFDE han recaudado más de 500 millones de euros netos.

Ustedes, que son gestores activos, no ofrecen ETF (fondos cotizados) sostenibles. ¿Cuál es su visión de estos productos?

Así, es, somos gestores activos, especializados en la selección de valores de empresas, la antítesis de la gestión de fondos cotizados. Y estamos convencidos de que un enfoque de inversión responsable de calidad implica una relación de cercanía con las empresas en las que invertimos. En primer lugar, esta proximidad nos permite realizar la evaluación ASG de las empresas y forjarnos una opinión sobre el grado de madurez de sus prácticas. Después, para nosotros, ser inversores responsables requiere un diálogo accionarial constructivo con las empresas, aconsejarlas y asistirlas a lo largo del tiempo para mejorar sus prácticas ASG. Creemos que todo eso es incompatible con una gestión pasiva responsable

"Las agencias de rating sostenibles carecen de la información que nosotros obtenemos con nuestro contacto diario con las empresas"

En su análisis, ¿utilizan proveedores externos de datos ASG? ¿Cuáles? 

Durante más de diez años, todo el análisis ASG de LFDE se ha realizado a nivel interno. La ampliación de nuestro universo de inversión nos ha llevado a apoyarnos en la investigación ASG de MSCI para algunos fondos, para el análisis de datos sociales y ambientales. Mantenemos una reflexión crítica sobre dicho análisis y no dudamos en cuestionarlo si no nos parece adecuado. Para el gobierno corporativo -criterio predominante desde el inicio en nuestra calificación ASG de las empresas y que supone más del 60% de nuestra calificación ASG-, el análisis sigue realizándose totalmente a nivel interno. Consideramos que el gobierno corporativo es el punto de partida de las buenas prácticas medioambientales y sociales de una empresa. La combinación de análisis interno y externo nos permite tomar lo mejor de cada uno y tener una visión clara sobre la información en bruto de los proveedores de datos ASG.

¿Cuál es su opinión sobre los ratings de los proveedores de datos ASG? ¿Reflejan adecuadamente los aspectos de sostenibilidad de las compañías? 

Mantenemos un espíritu crítico y constructivo, porque nuestro conocimiento de las empresas es lo que nos diferencia desde hace casi 30 años. Esto nos permite juzgar la idoneidad de los análisis de los proveedores de datos ASG. Hemos acumulado una  amplia base de datos y un conocimiento profundo de las empresas. Por ello, estamos en condiciones de cuestionar la información de las agencias, que, además, basan su comunicación en datos publicados y, por tanto, carecen de la abundante información que nosotros obtenemos como inversores comprometidos, gracias a nuestros contactos diarios con las empresas y sus prácticas. Utilizamos la información de estas agencias que pueda ayudarnos a determinar la calidad ASG de un perfil, pero la reprocesamos de forma sistemática. Consideramos que el análisis del gobierno corporativo requiere profundizar, por lo que mantenemos ese análisis experto a nivel interno.

Francia cuenta con su propio sello ISR, que otorga a 476 fondos, 6 de ellos pertenecientes a LFDE. ¿Sabe si más países van a desarrollar sus etiquetas sostenibles?

Cada vez más países los están creando. Francia, que fue pionera en Europa con el lanzamiento en 2009 del sello ISR de Novethic, dispone de dos certificaciones, el sello de ISR del Estado francés para los fondos de ISR generalistas y el Greefin para los fondos de ISR temáticos medioambientales. Después, surgieron más etiquetas, en Alemania, Luxemburgo, Austria o Bélgica, con niveles de exigencia y enfoques diversos. A falta de un sello europeo de calidad para las finanzas responsables, consideramos que son complementarios y nos diferencian.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.