Bolsa, mercados y cotizaciones

En fondos de deuda se gana un 1,3% en soberano y se pierde un 5% en 'high yield'

  • El inversor sólo gana con deuda pública si ha invertido en fondos de renta fija
  • El corporativo retrocede un 1,6% y el 'high yield' es la peor alternativa
En 2020 sólo se gana en deuda pública si se invierte en fondos de renta fija
Madrid

La crisis del coronavirus  ha dado un nuevo revolcón a las perspectivas que podían tener los expertos para los mercados de renta fija, y han obligado a replantearse la situación. El semestre en el que hemos sufrido la crisis del coronavirus en los mercados acaba de terminar y cabe hacer balance de lo que se ha ganado y perdido con los distintos tipos de renta fija que cotizan en los mercados.

Teniendo en cuenta las dificultades técnicas que entraña invertir de forma activa en el mercado de deuda para un inversor minoritario, tiene más sentido hacer balance de la primera mitad de año teniendo en cuenta las rentabilidades que se han conseguido con los fondos de inversión de los distintos tipos de renta fija.

Este análisis se resume en las siguientes conclusiones: quien haya invertido en fondos de renta fija soberana global ha podido rascar algo de rentabilidad, pero es menos probable que lo haya logrado si ha entrado en productos de deuda corporativa. Por otro lado, si se optó por entrar en la renta fija de más riesgo, el high yield, que no tiene calificación de grado de inversión para las agencias, las pérdidas han sido más abultadas. En concreto, los 222 fondos de deuda soberana, que cotizan en euros y que están disponibles a la venta en España, mantienen una rentabilidad media del 1,33% en el ejercicio en este momento, según los datos de Morningstar. Los 503 vehículos con las mismas características, pero que invierten en deuda corporativa, han dejado pérdidas del 1,65% de media, mientras que la rentabilidad media de los 380 fondos de deuda high yield que se pueden comprar en nuestro país es del -4,95% en el año.

El Covid reactiva a los bancos centrales

Evidentemente, la llegada del coronavirus explica el comportamiento que han tenido los activos y los fondos de renta fija en el ejercicio. Durante más de una década los bonos se han apoyado en los estímulos que han utilizado los bancos centrales de todo el mundo para apoyar a sus economías en la recuperación tras la crisis financiera. En el caso de Europa, el Banco Central Europeo (BCE) ha sido el mayor comprador de renta fija del mercado y ha apoyado las subidas de precio en estos títulos. Aunque es cierto que a finales de año se apreciaba cierta ralentización en el crecimiento económico, lo que no se esperaba era que el BCE o la Reserva Federal estadounidense (Fed) se iban a ver obligados a inyectar más de un billón de euros en el mercado de renta fija, como finalmente han tenido que hacer, para poder ayudar a la economía a remontar de la manera más ágil posible el bache que está siendo la crisis del coronavirus.

Así, el apoyo de los bancos centrales explica buena parte del comportamiento que ha tenido la renta fija, con el high yield, precisamente la clase de bonos que los bancos centrales han comprado menos (en el caso del BCE, directamente no lo compran), siendo la categoría más desgraciada en 2020, y la deuda pública, donde los señores del dinero centran sus programas de estímulos, dejando ganancias a los inversores.

Que el BCE pueda acabar comprando deuda 'high yield' es un atractivo para este tipo de títulos

"Los bancos centrales han reafirmado que no se han quedado sin municiones, no han alcanzado sus límites y continuarán manteniendo la curva de rendimiento firmemente bajo control", explican desde Allianz GI, y avisan de cómo "en este contexto los inversores pueden tener una certeza: los tipos no solo seguirán siendo más bajos durante más tiempo, sino que se mantendrán muy bajos durante mucho tiempo".

Es cierto que la posibilidad de que el BCE termine comprando deuda sin grado de inversión hace que estos títulos puedan llegar a ser una buena oportunidad en los próximos meses. "Puede ser una buena oportunidad para invertir en ellos", explican desde la gestora alemana, pero destacan cómo, si bien "es una de las opciones claras que tienen para actuar, en este momento no les veo obligados a hacerlo".

Los fondos más destacables en el año

La gestión activa es clave en este contexto, como indican los cinco gestores que han participado esta semana en el Observatorio de la Gestión Independiente, y es lo que puede explicar las diferencias que han conseguido algunos fondos en la primera mitad de año. Por ejemplo Generali Investments ha conseguido, con su producto Generali IS Euro Bond 3/5Y AX, una rentabilidad en lo que va de año de casi el 10%, con el siguiente fondo más rentable logrando una rentabilidad que no alcanza el 3%. La gestora italiana ha centrado su cartera en la parte más baja del grado de inversión, con más del 80% en títulos BBB.

En renta fija corporativa el producto que mejor lo hace en lo que va de año es AXAWF Euro Credit Plus I Cap EUR Redex, de la gestora francesa Axa Investments, con un retorno en el año del 3,1%. En este caso, también la mayor parte de su cartera se centra en títulos BBB, con más del 50% de su cartera actual en este tipo de deuda.

En high yield, BlueBay High Yield Corp Bd I EUR es el producto que mejor lo ha hecho, con más del 6,6% de rentabilidad en 2020., muy por encima del 1,35% que se mantiene en segundo lugar.

Encuentra fondos más rentables que el tuyo:

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin