Bolsa, mercados y cotizaciones

Merlin Properties pagará el 8 de julio un dividendo de 0,14 euros

  • Mantiene en suspenso otros 0,17 euros ante el posible impacto del Covid
  • De no distribuirlo, su retribución caería un 33% respecto a 2018
Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties.

Merlin Properties abonará el próximo 8 de julio un dividendo de 0,14 euros brutos por acción como parte del pago de 0,52 euros que, en principio, estaba previsto distribuir con cargo a los resultados de 2019. La cuestión es que la socimi sigue dejando en suspenso la distribución de otros 0,17 euros -que tradicionalmente se repartían juntos hasta un importe total de 0,32 euros- hasta conocer con mayor detalle el impacto posible de la crisis económica en el segundo semestre del año.

Los 0,14 euros que llegarán este verano al bolsillo de los accionistas deberían haber sido distribuidos en el mes de mayo -como tradicionalmente venía haciendo la compañía-, pero Merlin Properties fue de las primeras en reconocer públicamente el impacto inicial de la crisis económica en sus resultados, que afectaría al 10% del total de sus rentas, principalmente por la parte retail de centros comerciales. Estos suponen un 20% de las rentas totales de la socimi. Merlin Properties ha elevado esta cifra inicial hasta una reducción del 14% de sus rentas en 2020 al tiempo que anunció esta misma semana la condonación del 60% del alquiler que deben pagar los inquilinos de sus centros comerciales, descuento que se irá reduciendo de manera progresiva en los próximos meses "hasta recuperar la normalidad". 

8 de julio

Para poder acceder al último pago pendiente de Merlin Properties los accionistas deben tener acciones de la compañía como tarde el próximo 24 de junio. El pago de los 14 céntimos brutos por acción se realizará el día 8 de julio. A los precios actuales de mercado, 7,80 euros, la rentabilidad de este pago asciende al 1,79%.

Merlin ya abonó en octubre 20 céntimos por acción. Faltaría por pagar los 32 céntimos ya mencionados, de los que se ha comprometido a distribuir 0,14 euros y deja en suspenso otros 0,174 euros. Este importe debería haber sido distribuido en mayo, como tradicionalmente viene haciendo la compañía, pero el retraso en la celebración de la Junta General de Accionistas hasta el pasado miércoles ha pospuesto el pago. 

Si la socimi decidiera finalmente no distribuir esos 17 céntimos por acción, esto implicaría una caída del 33% sobre el total previsto para el ejercicio, que ascendía a 52 céntimos por título, frente a los 0,346 que repartiría finalmente. Además, representa un descenso del 31% sobre la retribución con cargo a 2018, que ascendió a 0,50 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin