Bolsa, mercados y cotizaciones

Janus Henderson: 'Las firmas biotecnológicas pequeñas y medianas están impulsando la mayor parte de la innovación'

  • Dan Lyons y Andy Acker son los gestores de un fondo dedicado a la biotecnología
  • Su objetivo es superar al Nasdaq Biotechnology Total Return Index
  • Invierten en firmas como Akero, Amgen, Gilead o Retrophin
Dan Lyons y Andy Acker, gestores del fondo Horizon Biotechnology de Janus Henderson.
Madrid / Londres

Daniel Lyons y Andy Acker son los responsables del fondo Horizon Biotechnology de Janus Henderson, un fondo que se pone el objetivo de superar al Nasdaq Biotechnology Total Return Index en un 2% anual antes de la deducción de gastos, durante cualquier periodo de cinco años. En la actualidad, los diez valores principales en los que invierten son Gilead Sciences, Vertex Pharmaceuticals, Neurocrine Biosciences, Amgen, Sarepta Therapeutics, Akero Therapeutics, Ascendis Pharma, Global Blood Therapeutics, Allergan y Retrophin. En torno a un 80% de las compañías seleccionadas en el fondo son de Estados Unidos.

Pregunta: ¿Cuántas empresas componen el fondo en la actualidad? ¿Cuántas forman parte del universo de compañías que observan?

Respuesta: Ahora hay 63 nombres en el fondo Horizon Biotech de Janus Henderson con un rango objetivo de entre 50 y 80 nombres. Nuestro universo objetivo incluye empresas que cotizan en el índice Nasdaq biotechnology, empresas que desarrollan pequeñas moléculas o fármacos biológicos, y empresas que suministran herramientas y servicios que ayudan en la investigación y desarrollo de terapéutica.

En general, nos centramos en compañías con capitalizaciones en bolsa superiores a los 300 millones de dólares y sobre 1 millón de dólares de liquidez diaria. Nuestro universo objetivo incluye más de 600 valores de todo el mundo.

¿Cuáles son los motivos principales por los que un fondo así consigue comportarse mejor que el mercado?

Creemos que la clave para comportarse mejor que el mercado en el sector biotecnológico es tener un equipo de analistas dedicados que pueden analizar tanto la ciencia como el negocio de nuestras oportunidades de inversión.

Tenemos una estrategia para invertir en el sector que llamamos la "regla 90/90", que se refiere a los riesgos clínicos y comerciales de desarrrollar una nueva medicina. Por riesgo clínico, se refiere al hecho de que el 90% de los medicamentos que entran en ensayos clínicos con humanos nunca llegan al mercado.

"El interés de los inversores para ayudar a financiar la innovación de compañías con una capitalización más pequeña también ha mejorado de forma sustancial"

Por riesgo comercial, nuestra observación es que las estimaciones de Wall Street sobre nuevos lanzamientos comerciales se equivocan el 90% de las veces (o demasiado alto o demasiado bajo).

Con un equipo de analistas, incluyendo tres doctores [académicos], que pueden entender la ciencia y el negocio, creemos que estamos en una mejor posición para encontrar empresas con perspectivas más atractivas para el éxito clínico y comercial.

¿Ven una gran diferencia entre firmas como Sarepta y Akero Therapeutics, Ascendis Pharma o Retrophin (que forman parte del fondo) con respecto a grandes farmacéuticas como Gilead, Amgen o Allergan?

Aunque tenemos exposición a tales compañías de gran capitalización como Vertex, Gilead y Amgen, tenemos una mayor ponderación en compañías biotecnológicas de tamaño pequeño y mediano, que creemos están impulsando la mayor parte de la innovación en la industria.

Las biofarmacéuticas de gran capitalización suelen tener dificultades para sustituir medicamentos clave cuya patente está a punto de expirar. De este modo, muchas de estas empresas han llegado a ser ricas en efectivo pero pobres en productos en desarrollo.

A su vez, esto ha conllevado un fuerte ciclo de fusiones y adquisiciones dentro del sector biotecnológico con muchas más adquisiciones de empresas de pequeña capitalización por parte de sus comparables de gran capitalización, a menudo con primas importantes.

"Aunque nuestro fondo es mundial por su naturaleza, tendemos a estar sobrerrepresentados en Estados Unidos, porque es ahí donde están la mayor parte de la innovación y las oportunidades en el sector biotecnológico"

El interés de los inversores para ayudar a financiar la innovación de compañías con una capitalización más pequeña también ha mejorado de forma sustancial, proveyendo miles de millones de dólares en capital para contribuir a sacar nuevas terapias al mercado.

Por estas razones, tendemos a preferir compañías de pequeña y media capitalización a las de mayor tamaño en el espacio biotecnológico.

¿Cómo compensan la volatilidad en empresas más pequeñas?

Empleamos una estrategia de Valor en Riesgo [VaR] en el fondo para aquellas compañías expuestas a resultados binarios tales como el resultado de un ensayo clínico o una decisión regulatoria.

Tenemos el objetivo de limitar la reducción máxima de la cartera a 200 puntos básicos por cualquier acontecimiento en un valor específico. Por ejemplo, si creemos que un valor tiene el potencial de caer un 50% en un día por el resultado negativo de un ensayo, limitaríamos el tamaño de la posición de esa compañía a 400 puntos básicos. Esto tiene el objetivo de preservar el potencial alcista al tiempo que mitiga el riesgo y la volatilidad.

¿Por qué esta el fondo expuesto, sobre todo, a Estados Unidos y no a empresas asiáticas?

Aunque nuestro fondo es mundial por su naturaleza, tendemos a estar sobrerrepresentados en Estados Unidos, porque es ahí donde están la mayor parte de la innovación y las oportunidades en el sector biotecnológico.

El sector biotech ha empezado a crecer en otros países como China, pero la vasta mayoría de empresas tiende a estar localizada en Estados Unidos. En general, esperamos que entre el 10% y el 20% de nuestra cartera esté cotizado fuera de Estados Unidos.

¿Introducen cambios en la composición del fondo a menudo? ¿Hay algún cambio próximo?

Evaluamos nuestra cartera de forma constante y hacemos cambios en nuestras posiciones cuando lo consideramos apropiado sobre la base del riesgo y la recompensa.

No solemos hacer grandes cambios estructurales en nuestra cartera, sino más bien nuestro posicionamiento tiende a estar motivado por nuestro proceso de abajo arriba. No podemos revelar ningún cambio o cambio planeado en nuestra cartera por la política de revelación de activos.

La vacuna para el coronavirus atrae al inversor hacia las firmas biotecnológicas

"Aunque somos escépticos en cuanto al rally de ciertas compañías biotecnológicas que están dando titulares en relación al virus, creemos que el foco de los inversores en la tecnología avanzada del sector podría durar mucho tiempo después de que acabe la pandemia", comenta Andy Acker, también gestor del fondo Global Life Sciences de Janus Henderson, en un comunicado público. 

"La sabiduría convencional dice que los valores de salud tienden a actuar de forma más defensiva durante una contracción económica, conforme los individuos continúan buscando y/o necesitando cuidados médicos", explica el experto.

"Esta vez, no es un flujo constante de cirugías o visitas al médico lo que está ayudando a respaldar las empresas de salud. Al contrario, la distancia social y las preparaciones para un aumento de los pacientes con coronavirus han dejado de lado muchas de esas actividades rutinarias".

"Más bien, los inversores están recompensando empresas que usan la innovación para desarrollar vacunas o tratamientos para la Covid-19 de forma agresiva, mientras que empresas que ayudan a facilitar el cuidado médico a distancia  también están ganando el favor de los inversores", relata Acker.

"El foco de los inversores en estas tendencias se ha acelerado por la crisis, pero podría durar mucho más después del fin de la pandemia, en nuestra opinión".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin