Bolsa, mercados y cotizaciones

Las recompras de acciones se desploman en Estados Unidos a niveles de 2003

  • Los expertos advierten de que esta tendencia podría ser durarera
  • Caen por debajo de los 100.000 millones de dólares
Foto: Archivo.

Durante los últimos años, uno de los grandes motores del mercado alcista en Estados Unidos han sido las recompras de acciones. Los buyback alcanzaron su cenit en 2018, tras el recorte de impuestos de Donald Trump a finales de 2017. Con la crisis del Covid-19 la presión en la retribución al accionista está alcanzando un nivel sin precedentes a uno y otro lado del Atlántico. En EEUU el grueso de los recortes ha venido por parte de las recompras, que se sitúan en niveles no vistos desde 2003, según los datos de UBS. ¿Qué pasaría si se prohibiesen las recompras de acciones?

"Las suspensiones de buyback y las indicaciones de recortes en el capex han sido elevadas desde mediados de marzo en respuesta a la crisis en múltiples sectores. El recorte de dividendos ha sido raro fuera de los sectores más estresados y, de hecho, en la mayoría se ha apostado por mantener o aumentar los pagos", explican en RBC Capital Markets.

Evolución de las recompras de acciones en EEUU

Eso sí, en el banco canadiense indican que la tendencía a la baja en las recompras ya se veía desde hace meses. "Descendieron en 2019 y se sugería que la actividad se moderaría incluso antes de la pandemia. Al inicio del año los nuevos anuncios continuaron cayendo con solo un puñado de firmas preparando nuevos programas", indican. Hasta el 5 de mayo, 148 firmas del S&P ya habían suspendido sus recompras, según datos de la entidad.

Una de las principales consecuencias del recorte de impuestos de Trump fue que las recompras de acciones se dispararon y, ahora, el presidente de Estados Unidos no está de acuerdo con el uso que hicieron las empresas de ese cash extra. "Nunca me gustaron los buyback. Desde el principio, cuando hicimos un gran recorte de impuestos y ellos cogieron el dinero para comprar acciones. Eso no es construir un hangar, adquirir un avión o hacer el tipo de cosas que quiero que hagan", declaró Trump en marzo.

Precisamente, uno de los grandes caballos de batalla de los distintos gobiernos es que las empresas que han pedido ayudas ahora no puedan pagar dividendos o recomprar títulos. Uno de los ejemplos más paradigmáticos en Estados Unidos es el de las aerolíneas, que tras importantes programas de adqusiciones de títulos propios ahora tienen que ser rescatadas.

"Pensamos que al menos durante unos cuantos años las recompras serán severamente recortadas y que el frenesí de las últimas décadas no volverá pronto. Hay varias dinámicas que influyen. Primero, el golpe al negocio que hará que muchas firmas no puedan pagarlos. Segundo, algunas recompras eran financiadas con deuda BBB o high yield, algo así parece imposible ahora. Tercero, parece improbable que las empresas que reciban ayuda gubernamentales puedan hacer recompras. Cuarto, y más fascinante, pensamos que en muchos casos pueden volver a ser incluso socialmente inaceptables", argumentan desde Bernstein.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin