Bolsa, mercados y cotizaciones

A un día del BCE el precio del bono español ha recuperado un 4% desde mínimos

  • La artillería de Lagarde está siendo más potente para el sentimiento del mercado
El jueves se reúne el Banco Central Europeo
Madrid

El Banco Central Europeo (BCE) ha conseguido domar a la desbocada deuda periférica durante los últimos meses. Desde que a mediados de febrero el mercado empezase a tomar conciencia del peligro que supone el coronavirus para la economía y las rentabilidades de los bonos, especialmente de los países de la periferia, tocasen máximos hace cerca de un mes, la situación se ha calmado relativamente y se han conseguido ganancias importantes por precio en los bonos desde ese momento.

Christine Lagarde, presidenta del BCE, se desdijo de su frase "no estamos aquí para reducir los diferenciales de deuda", que llevó a los bonos hasta el punto de mayor tensión en esta crisis, a mediados de marzo, con el bono español tocando el 1,22% de rentabilidad y el italiano hasta el 2,43%, y finalmente optó por volver a lanzar una batería de estímulos a la zona euro y asegurar en varias ocasiones que el BCE estará ahí para sostener a los bonos de los países de la zona euro.

Este cambio de mensaje ha permitido que, desde que se marcaron máximos del año en marzo, el inversor haya ganado por precio un 3% con el bono alemán, un 4,1% con el español y más de un 6,2% con el italiano.

La artillería de Lagarde está siendo más potente para el sentimiento del mercado, por ahora, que la perspectiva más a largo plazo para la economía italiana. Es por ello que en las últimas semanas se han cosechado ganancias con el título transalpino, a pesar de que con la vista a futuro la sostenibilidad de la deuda italiana se percibe más peligrosa.

Este mismo miércoles la agencia de calificación Fitch, de forma inesperada, rebajó la nota que le da a la deuda del país y la dejó en BBB-, a sólo un peldaño de perder el grado de inversión y convertirse en bono basura. El movimiento pudo pillar a algunos inversores desprevenidos, ya que la revisión de la deuda italiana estaba planificada para el próximo 10 de julio.

La decisión de Fitch hizo que el bono italiano incrementase su rentabilidad hasta 10 puntos básicos, en un día en el que las compras fueron generalizadas en el resto de títulos de la zona euro. Al cierre de bolsa europea el bono italiano incrementaba su rentabilidad 3 puntos básicos y el español la recortaba en más de 4 puntos básicos.

Qué esperar del BCE

En la reunión del BCE hay varias posibles novedades que Lagarde podría anunciar. Hay expertos que creen que es probable que se comunique la decisión de aumentar el tamaño del programa de compras de deuda en 500.000 millones de euros.

Otros creen que Lagarde y el consejo de gobierno de la entidad optarán por ampliar el catálogo de bonos que puede comprar el organismo con su programa, incluyendo deuda de bancos y también bonos que no tengan grado de inversión. No tiene por qué ser una o la otra. Quizá la francesa sorprenda con un nuevo cañonazo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin