Bolsa, mercados y cotizaciones

Prosegur abre la vía a cobrar el dividendo en acciones sin diluir al accionista

  • Repartirá acciones de la autocartera para evitar la salida de caja
  • Un 52% del capital ya se ha comprometido a percibir el pago en especie
Helena Revoredo, presidenta de Prosegur.

Nuevas fórmulas para nuevas realidades. Prosegur ha abierto una nueva posibilidad, hasta ahora inexistente en la bolsa española, para que sus accionistas puedan percibir de manera voluntaria el segundo pago del dividendo con cargo a 2019 sin ampliar capital. No se trata, por lo tanto, de un programa de scrip dividend, en el que las firmas emiten títulos por el importe en el que el programa haya sido aceptado por sus accionistas, sino que recurrirá al pago en especie tirando de autocartera. Consulte aquí El calendario de próximos dividendos

La compañía de seguridad confirmó el viernes que mantiene su política de retribución al accionista tal y como se esperaba. De los cuatro pagos anuales que realiza Prosegur –que ascienden a 0,13 euros–, falta por abonar los tres últimos –0,099 euros– para los que plantea una vía alternativa y "minimizar así la salida de caja", apuntan fuentes de la compañía. Se trata de una fórmula novedosa de retribución que podrían seguir otras cotizadas de carácter familiar –ya que controlan un importante porcentaje del capital– para evitar mermar su liquidez. Prosegur Cash podría seguir los pasos de su matriz. El consejo de administración se reúne el próximo martes, 28 de abril, y podría adoptar la misma decisión para retribuir a sus accionistas, aunque fuentes de la firma reconocen que "se están valorando también otras alternativas". No obstante, no se descarta que la decisión pueda retrasarse al próximo consejo del mes de mayo, que se celebraría una semana antes del pago previsto para junio.

Manuel Lorente, analista de Small Caps de Mirabaud , cree que es posible que otras firmas sigan este modelo. "En los últimos tres a cinco años se observa una tendencia a los programas de recompra de acciones. El paso intermedio para estos programas siempre han sido esas acciones que, después de retirarse del mercado, se tienen en autocartera y luego ya se cancelan. Para las compañías que han hecho muchos buybacks y que tienen una autocartera elevada esta es una fórmula razonable para pagar dividendos a través de una fórmula que no sea dolosa para el minoritario", reconoce el experto.

Pago en efectivo

¿En qué consiste la propuesta? Quien quiera cobrar su dividendo en efectivo puede seguir haciéndolo. Para ello debe contar con títulos de Prosegur antes del 28 de abril, día en el que se ha fijado la fecha de corte. El 30 de este mes, la firma abonará 0,033 euros brutos por título para quien así lo decida. A los precios actuales, el tercer pago anual de la firma renta un 1,7%. Como parte del Ecodividendo, el índice que agrupa los mejores pagos de la bolsa española, elEconomista ha decidido cobrar en efectivo esta retribución, por lo que Prosegur abandonará la cartera la próxima semana.

La alternativa es percibir el pago en acciones, fórmula que también se aplicará a los dos pagos restantes, de julio y octubre, previsiblemente. Para ello, Prosegur recurrirá a la autocartera que viene incrementando desde el pasado 29 de enero. En total, ha comprado el 1,03% del capital desde entonces con lo que cuenta con el 7,241% del total de las acciones. A precios de mercado implica un valor de 84,57 millones de euros, más de cuatro veces el importe del dividendo.

Pago en acciones

¿Qué debe hacer? Comunicar a la entidad o bróker no más tarde del día 29 que quiere optar por las acciones. Para calcular el precio de reinversión al que realizarán el canje se tomará el precio promedio de cinco sesiones, del 23 al 29 de abril. El 6 de mayo deberá recibir sus nuevas acciones.

Un 52% del capital de Prosegur ya ha dicho que optará por el pago en acciones, lo que supone que sobre los 19 millones de euros que hubiera tenido que desembolsar la firma para pagar a sus inversores, de momento, reducirá a unos 9 millones –a falta de conocer la decisión del resto de accionistas– la salida de cash de la compañía. Sólo la presidenta de la firma, Helena Revoredo, ostenta el 51,6%. "El hecho de que, al menos, más del 50% del dividendo se pague en acciones, y, por tanto, la caja permanezca en la compañía (lo que implica el 0,9% de la capitalización y el 2,4% de la deuda neta con la que cerró 2019) nos parece positivo dado el escenario de crisis económica provocado por el Covid-19 y el respaldo que supone para compañía por parte de su accionista mayoritario", apuntan desde Banco Sabadell.

Atresmedia se desdice

La firma, que había confirmado su segundo pago del año (a pagar en julio de 0,25 euros), ha echado marcha atrás y deja en el aire, hasta la fecha, uno de los más rentables del Ibex, casi en el 11%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin