Bolsa, mercados y cotizaciones

El crudo de EEUU de mayo no vale nada por exceso de inventario

  • El futuro de junio ronda los 20 dólares y el de mediados de verano los 30
Yacimiento de petróleo.

El mercado del petróleo vivió este lunes un día muy especial, con el precio del barril estadounidense experimentando la mayor caída de su histroria, y pasando de los 18 dólares en los que se movía el viernes, a no valer absolutamente nada al cierre.

Es más, durante la sesión se llegó a pagar a casi 40 dólares a quien estuviese dispuesto a quedarse con el petróleo subyacente de estos contratos. El hundimiento se ha producido por el temor de los inversores financieros a verse obligados a tener que aceptar barriles de petróleo físico como contrapartida a sus compras, ya que en el almacén oficial de Estados Unidos no queda apenas sitio donde poder guardarlo, y los contratos de futuro vencen este martes.

En otras palabras: los inversores, que habitualmente no son empresas del sector petrolero con almacenes disponibles para guardar la materia prima, ante la posibilidad real de tener que buscarse la vida para encontrar en próximas semanas un sitio donde guardar barriles de petróleo, han huido despavoridos.

Y es que, si un inversor en futuros sobre el petróleo no consigue cerrar un acuerdo y vender el derivado antes de que venza, cosa que ocurre al cierre de este día 21, el contrato se ejecuta y a cambio de su dinero se le guarda el petróleo en el almacén de Cushing, Oklahoma.

El problema es que estos almacenes se están llenando a un ritmo alarmante, alcanzando el pasado 10 de abril los 55 millones de barriles, y la capacidad total es de 76 millones de barriles, según los datos de la Administrsación, el pasado 30 de septiembre.

Al ritmo al que se están llenando en las últimas semanas, durante el mes de mayo los almacenes de Oklahoma alcanzarán toda su capacidad, y habrá que buscar otro lugar para guardar el petróleo de los inversores que hayan comprado futuros sobre el barril.

Según se explica desde Bloomberg, los inversores que al cierre del martes no hayan vendido, tendrán unos pocos días para comunicar cómo y dónde quieren recibir sus barriles.

En 30 dólares a septiembre

La diferencia tan grande de precios entre el futuro del barril americano para mayo, y para el resto de meses, es un reflejo de que, no es que el barril no tenga ningún valor, o incluso este sea negativo en este momento.

Lo que está ocurriendo es, que al no haber espacio para almacenar la materia prima, se está llegando a pagar, hasta más de 30 dólares, por quien esté dispuesto a guardarlo.

El hecho de que los contratos de futuro para los próximos meses coticen muy por encima de los precios actuales, y mes a mes sean cada vez más altos, es un reflejo de que los inversores pronostican que la sobreoferta irá equilibrándose durante los próximos meses, ya sea por un aumento de la demanda, o por que habrá un recorte de producción. Tanto es así que para septiembre el futuro sobre el barril americano cotiza ahora en el entorno de los 30 dólares.

Nunca se consumió tan poco

Tras toda esta situación se encuentra el frenazo económico que se está produciendo por el coronavirus, que está haciendo que sobre petróleo por todos lados, a la espera de que caiga la producción.

En EEUU, donde las exportaciones son una pequeña parte de la producción, la demanda de gasolina ha caído a mínimos, y la Administración pronostica que se consumirá la menor cantidad de crudo desde 1995.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin