Bolsa, mercados y cotizaciones

El bitcoin se desploma un 25% y vuelve a mínimos de un año

  • La moneda tocó techo en febrero y se desplomó junto con Wall Street
Foto: Dreamstime

Sus defensores dicen que es un valor refugio comparable al oro, pero el bitcoin está sufriendo el impacto de la crisis del coronavirus y el desplome de Wall Street al mismo nivel. La criptodivisa se desploma este jueves un 25% por debajo de los 6.000 dólares, volviendo a mínimos de mayo de 2019.

La principal criptodivisa comenzó su caída desde el entorno de los 8.000 dólares poco después del mensaje a la nación emitido por el presidente de EEUU, Donald Trump, y se aceleró, borrando 900 dólares de golpe a las 12 de la mañana, hora peninsular española, cuando los mercados europeos profundizaban en sus caídas.

La criptodivisa se había recuperado tras la burbuja y estallido de 2017 y había recuperado la mitad de su valor máximo, tocando un pico de 10.200 dólares en febrero, antes de empezar su caída junto con el resto de mercados según se agudizaba la crisis del coronavirus.

El resto de criptomonedas, como ethereum, la segunda más usada, seguían de cerca o incluso superaban las caídas. En el caso de esta, se desplomaba un 31%, de 197 a 134 dólares por unidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.