Bolsa, mercados y cotizaciones

Los mejores y los peores fondos de inversión activos de bolsa española en 2019

  • Los gestores activos lograron una rentabilidad media del 8,18%...
  • ...la mitad que el Ibex 35 con dividendos en el mismo periodo.

El año pasado fue un mal año para la gestión activa, que no fue capaz de seguir el ritmo con el que subieron las bolsas. Los gestores al frente de los fondos de renta variable española con al menos un 60% de la cartera descorelacionada de sus índices de referencia lograron rentabilidades medias del 8,18% en 2019. La mitad que el Ibex con dividendos, que en el mismo periodo obtuvo un 16,5%. elEconomista agrupa a los productos que cumplen con este criterio en la Liga de la Gestión Activa de bolsa española -para formar parte de ella deben tener, además, un patrimonio de al menos 5 millones de euros y la inversión mínima no debe superar los 30.000 millones de euros-. Esta clasificación acaba de revisarse, y el resultado es que seis fondos han dejado de cumplir estos requisitos y, por tanto, se han marchado, y en su lugar se han incorporado otros siete. Analizamos cómo quedó el ranking en 2019, con los fondos que mantenían su plaza hasta diciembre.

Los mejores

En concreto eran 34 fondos (el mismo número que ahora -ver clasificación-). Y de todos ellos solo uno logró batir al Ibex con dividendos. Fue el que gestionan Firmino Morgado (que forjó una parte de su carrera en Fidelity) y Filipe Bergaña: Man GLG Iberian Opportunities D C, que ganó en 2019 un 19,6% y le valió para ser el cuarto fondo más rentable de los casi 90 vehículos de esta categoría que se comercializan en España -por delante se quedaron CaixaBank Bolsa España Estándar 150, con un 23%; Fidelity Iberia, con un 19,84%; y Eurovalor Bolsa, con un 19,73%-. En 2018, además, estuvo entre los cinco fondos que menos dinero perdieron.

Su victoria en 2019 no ha sido casual, ya que durante buena parte del mismo se mantuvo en los primeros puestos de la clasificación. A cierre de diciembre las cinco mayores posiciones de este fondo, que gestiona 20 millones de euros, tres más que hace un año, se encontraban en Iberdrola, Indra, Grifols, Logista y BME, aunque algunas de las compañías que más contribuyeron a su elevada rentabilidad no fueron ellas, sino Técnicas Reunidas, que en diciembre se adjudicó un relevante contrato en Argelia y recientemente elevó sus previsiones de beneficios para 2020, "lo que es probable que provoque mejoras entre los analistas", apuntan sus gestores; y Vidrala, que a finales del año pasado acordó un nuevo programa de recompra de acciones, equivalente al 1% de su capital social, por un importe de 27 millones de euros, con el que refuerza su política de remuneración a sus accionistas.

El segundo fondo activo de bolsa española que más subió en 2019 fue March International Iberia A, un fondo que suele tener entre 30 y 50 valores en cartera, con una rotación baja, que no sigue índices de referencia y cuya gestión corre a cargo de Antonio López. El año pasado, y como el de Man GLG, se mantuvo siempre en la parte alta de la tabla muchos meses del año. Finalmente despidió 2019 con una rentabilidad del 16,07%, apoyado, sobre todo, en el sector de consumo cíclico, el industrial y el de servicios financieros, que son los sectores que más pesan según la última cartera disponible en Morningstar, a cierre de noviembre, siendo Arima Real Estate, Baron de Ley -un clásico de la gestión valor- y Bankinter las tres acciones que más protagonismo tienen en su cartera. Aunque su buen comportamiento viene de atrás, ya que obtuvo rendimientos por encima de la media de su categoría tanto a tres, cinco y diez años.

En tercera posición en cuanto a rentabilidad se quedó GVC Gaesco Bolsalíder A, que a principios de diciembre llegó a estar a solo unas décimas de arrebatar el primer puesto al fondo que co gestiona Morgado. Generó un retorno del 13,01% en 2019. A mediados de noviembre, el fondo se benefició de la subida de BME (en cartera) a raíz de la OPA lanzada por Six. Entonces, la entidad comunicó que había procedido a la venta de la totalidad de las acciones a un precio medio aproximadamente 1 euro, superior al precio de la OPA. Además de en BME, otras de las compañías en las que invertía este fondo a cierre de septiembre eran Telefónica, BBVA, Acerinox, Talgo (que a principios de año también se vio beneficiada por la noticia de un importante contrato en Alemania) e IAG.

Los 'peores'

En el lado opuesto, el fondo activo que menos subió en 2019 fue azValor Iberia (un 1,85%). En términos generales, 2019 no fue un buen año para los gestores que siguen una filosofía de valor a nivel global, no solo en España. Por poner un ejemplo, en Estados Unidos "el índice value lleva casi 9 años haciéndolo peor que el de compañías de crecimiento", explicaba Fernando Bernard, uno de los gestores del fondo, junto a Álvaro Guzmán, en su última carta trimestral. "El período que estamos viviendo ya es el más longevo desde el que comenzó en 1992 y culminó en 2000 con el estallido de la burbuja puntocom. Obsérvese que en los 10 años siguientes tras el pinchazo de la burbuja, el índice value hizo una rentabilidad un 8% anual mayor al índice de compañías de crecimiento, lo que supone un resultado acumulado 2,1 veces superior al final de período, en 2010", añade. Y en Europa sucedió algo similar. En 2020, en cambio, no son pocas las voces que se alzan para reivindicar que el valor se impondrá al crecimiento, a medida que los tipos de interés dejen de estar en negativo y se normalicen. En la primera semana del año, azValor Iberia escala posiciones, coom también lo hacen otros fondos value, como puede ser Cobas Iberia, EDM Inversión o Horos Value Iberia.

Tras el de azValor, los otros dos fondos activos que peor se comportaron el año pasado están gestionados por José Ramón Iturriaga desde 2009, en Abante, que se ha mantenido buena parte del año en puestos de descenso. Se trata de Okavango Delta A, que obtuvo un 2,26% el año pasado, y de Abante GF Spanish Opportunities Fund B, que logró un 2,07%. Parte de esa penalización se encuentra en la convicción que el gestor conserva hacia el sector bancario, penalizado en los últimos años por las políticas monetarias de los bancos centrales. En sus carteras figuran nombres como Unicaja, BBVA, Santander, Sabadell, CaixaBank, Bankinter y Bankia. Sobre la banca europea, Iturriaga comentaba durante un evento de Finect en Bilbao a finales de diciembre que "está barata, incluso si su rentabilidad no se recuperara", algo que no cree que suceda. Además de la banca, el otro sector que más protagonismo cobra en su cartera es el inmobiliario. En su última carta, el gestor señalaba que "el comportamiento del fondo desde mínimos de agosto confirma que tenemos la cartera adecuada para jugar la progresiva normalización de los tipos de interés, que ya está en marcha".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.