Bolsa, mercados y cotizaciones

El consejo para los inversores: comprar lo que nadie quiere

  • "Si compras a 25 veces beneficios, estás tratando de adivinar el futuro"
  • "Parece como si el mundo no fuera a necesitar energía ni metales"
Participantes de la primera mesa: "Value y Growth, la búsqueda de valor más allá de los índices"
Madrid

Automovilísticas, compañías de bienes de equipo, commodities, empresas de venta minorista... son valores que por distintas razones han sido denostados por los inversores frente a las firmas tecnológicas o del sector salud, entre otras.

El efecto Amazon, la irrupción del coche eléctrico, el desarrollo de las energías renovables e incluso el proceso del Brexit han dejado a las compañías relacionadas con los coches, las industriales o las de materias primas con caídas de su valor en bolsa. Y son justamente este tipo de empresas en las que las principales gestoras value españolas recomiendan fijarse para construir una cartera a medio plazo, como pusieron de manifiesto en la II Jornada de la Gestión Activa, organizada esta semana por elEconomista en colaboración con MyInvestor y BME.

Como no podía ser de otra forma en gestoras que van a la contra del consenso del mercado, las firmas activas consideran que la narrativa oficial de la mayoría de los inverores ha favorecido a las empresas de crecimiento, aupadas por la subida consistente de las bolsas de la última década, frente a las que necesitan más tiempo para mostrar su potencial de revalorización.

La distorsión de precios que han introducido los bancos centrales en los mercados, con sus políticas expansivas y los bajos tipos de interés, ha provocado, además, que las valoraciones se vuelvan más extremas y cueste mucho más distinguir cuáles son las empresas que ofrecen valor de cara al futuro.

De ahí que la distinción entre growth o value se haya vuelto más complicada, sobre todo por la impaciencia que muestran ahora los inversores a la hora de ver plasmados los resultados, según pusieron de manifiesto los participantes de la jornada. De lo que no les cabe duda es de que ante un cambio de ciclo, el value volverá a brillar.

Cobas AM: "Samsung tiene mejor negocio que Apple"

En Cobas Asset Management aseguran que los fuertes vaivenes de los mercados de los últimos 12 meses han servido para demostrar que sus partícipes han interiorizado la filosofía del value investing, como lo demuestra el hecho de que el 80% de sus clientes son minoritarios y han seguido invirtiendo en los momentos más complicados. Pero Juan Huerta de Soto, analista de la firma, explicó que no les gustan las etiquetas de value y growth porque su estrategia es analizar compañías que tienen un descuento de valoración.

"Si compras un excelente negocio a 25 veces beneficios, estás tratando de adivinar el futuro. Nosotros preferimos pagar 2 o 3 veces beneficios en negocios buenos. La diferencia del value con el growth es que por el primero estás pagando por exceso mientras que en el segundo no está reflejado el crecimiento futuro de la compañía. En el growth, ese crecimiento cuenta con un margen de seguridad más reducido", señaló. Desde este punto de vista, consideran que la gran mayoría de inversores se han dejado llevar por los ratios de crecimiento antes que por la valoración intrínsesa, lo que ha dejado oportunidades denostadas por el mercado.

"Nos gustan los sectores que no son populares y no está mirando nadie, como automoción, materias primas, Reino Unido, donde hay compañías que no son para nada cíclicas y están penalizadas y son excelentes. Compañías en Asia, como firmas coreanas a 2 o 3 veces beneficios. Sigo pensando cómo Samsung cotiza como cotiza en comparación con Apple, cuando la primera tiene mejor negocio. También nos gustan las firmas de transporte marítimo de materias primas, mineras, e incluso bancos, donde se pueden encontrar algunos reductos interesantes", subrayó.

Beltrán Parages (azValor AM): "El mundo seguirá necesitando materias primas"

Ir a contracorriente de los inversores y de las ideas dominantes es una de las principales características del value investing y, en este sentido, en azValor se fijan en "negocios afectados por narrativas muy bien elaboradas, como el Brexit, el efecto Amazon, las materias primas, la descarbonización y el impacto que puede tener en muchos sectores", en los que estas narrativas "tienen una parte de verdad pero quizá el mercado ha descontado excesivamente su repercusión negativa en las compañías, lo que nos permite comprarlas a los mejores precios que hemos visto en los últimos 10 años", según destacó Beltrán Parages, socio de azValor AM.

"Amazon y los retailers es un tema apasionante porque parece que el poder omnímodo de la tecnológica hace que prácticamente no valgan nada", apuntó, aunque pase desapercibido el valor de sus inmuebles, como en el caso de la compañía canadiense Hudson's Bay, cuyas acciones "cotizaban a 7 y ahora están a 10, pero solamente su inmobiliario vale más que eso", subrayó Parages.

Las materias primas son otra de las temáticas por la que están apostando fuertemente en azValor. "Parece que el mundo no va a necesitar energía ni metales para existir y son negocios muy interesantes donde los retornos de capital que se han producido en los últimos 5 o 6 años han sido prácticamente negativos, lo que quiere decir que son sectores en retirada y desde el punto de vista del proveedor hay un shock. Pero por la demanda, son sectores necesarios para que sigamos conduciendo un coche, encender la calefacción o el aire acondicionado y podernos comunicar. Con una parte muy importante de la población mundial que se está incorporando a la demanda de estos sectores", enfatizó.

Luis Ussía (Mutuactivos): "Nos gustan las compañías cíclicas sin ser value"

"Nos gustan las compañías cíclicas y cuanto más cíclicas, más value", enfatizó Luis Ussía, consejero delegado de Mutuactivos. Pero a continuación explicó que su firma no se quiere constreñir a etiquetas como value o growth porque "no son dos caras de la misma moneda sino que pueden ser lo mismo. No tiene sentido etiquetar a las compañías porque el objetivo es comprar compañías que pensamos van a subir de cotización. Hay empresas cuyos ratios nos pueden parecer caros ahora pero que el próximo año pueden resultar baratas", argumentó.

Esta falta de definición de la gestora como value ha provocado que descartaran a Mutuactivos de algún proceso de selección de fondos de fondos basados en esta estrategia. Pero "etiquetar a una firma como value o no pierde valor, porque si generas rentabilidad con precios ajustados, podrás vender tus fondos incluso en las redes de los bancos, que controlan la distribución de productos de inversión colectiva en un mundo donde las retrocesiones han perdido en la comercialización. Y podremos competir con sus productos", señaló.

Ussía destacó como la impaciencia de los inversores y la obsesión por el cortoplacismo han provocado un vuelco hacia la gestión pasiva y los fondos de renta fija, algo que muestra la irracionalidad de los partícipes. "Inversores a largo plazo no hay tantos. Hay una dualidad difícil de conciliar porque los inversores quieren recurrencia de los beneficios y resultados inmediatos", explicó.

A su juicio, "es complicado que haya un catalizador en los mercados para que cambie la percepción de los inversores", ya que los cambios son ahora más imprevisibles, como lo demuestran los tuits del presidente norteamericano Donald Trump. "2020 va a ser igual que este año porque las cosas no van a cambiar sustancialmente", advirtió.

Jacobo Blanquer (Tressis Gestión): "Muchos títulos baratos se comportarán mejor"

Para el consejero delegado de Tressis Gestión, Jacobo Blanquer, "es fácil decir lo que no nos gusta: todo lo que sea tecnología y bond proxy", es decir, aquellas firmas que ofrecen un dividendo constante, asimilables a los cupones de los títulos de renta fija de las compañías consideradas defensivas. "En cambio, sí que nos gustan los fabricantes de automóviles, las firmas relacionadas con materiales básicos, los bancos, algo que odia todo el mundo pero que cotizan muy baratos y van a seguir existiendo; compañías energéticas.... todo lo que no sea bond proxy", destacó en su intervención.

Blanquer explicó que los tipos en negativo han distorsionado los mercados y la percepción de los inversores, favoreciendo a aquellas empresas de perfil más defensivo, lo que ha creado una burbuja en estos sectores, a los que han acudido en masa la gran mayoría de inversores y ETF, "más allá de si son value o growth. Y todo lo que es cíclico ha sufrido en valoraciones". Esta "impaciencia" de los inversores por encontrar rentabilidad ha provocado que las compañías más cíclicas todavía no muestren su potencial de revalorización, algo que a su juicio ocurrirá cuando caigan los índices y se produzcan ventas de los fondos cotizados. "Muchos valores que están baratos se comportarán mejor", subrayó.

Pero Blanquer también quiso quitarse la etiqueta de value puro porque "cuando compras las acciones de una compañía te convirtes en socio de esa empresa y piensas que tiene potencial de revalorización, pero debemos de ver que va a tener un crecimiento en el futuro para fijarnos en ella", razón por la que recomienda "paciencia para invertir a largo plazo y obtener retornos adecuados".

Otto Kdolsky (Magallanes): "Vemos valor en todo lo que no está de moda"

"Vemos valor en todo lo que no está de moda, en todo lo que no quiere nadie. ¿Qué no está de moda? Cualquier compañía de la vieja economía, por así decirlo, compañías de bienes de equipo, industriales. Todo lo que no está de moda está cotizando muy barato, como fabricantes de coches, retailers, commodities.", afirmó Otto Kdolsky, analista de inversiones de Magallanes Value Investors, uniéndose a los comentarios de sus compañeros de mesa.

En su opinión, en la actualidad es más complicado distinguir si una empresa es value o growth porque los extremos de valoración se van ampliando. "Lo barato se hace cada vez más barato y lo caro, cada vez más caro. Y puede llevarte al error de descontar erróneramente los flujos de caja porque se ha producido mucha entrada de dinero en empresas definidas como de calidad", lo que provoca una falsa sensación de seguridad. Este efecto potenciado por los fondos cotizados o ETF tenderá a reducirse por la reversión a la media, según Kdolsky, aunque los inversores se han vuelto más impacientes.

"Antes había más paciencia. Ahora se quiere todo ya. Nosotros publicamos el valor liquidativo diario, aunque sabemos que los negocios en los que invertimos valen más de lo que muestra ese dato diario. Pero el cortoplacismo multiplica ese efecto. Los fondos de capital privado cuenta con esa ventaja, porque no tienen valoración diaria", se lamentó el analista de Magallanes VI.

Esto supone que las firmas independientes, de menor patrimonio bajo gestión, se sitúen en el punto de mira, aunque ofrecen más transparencia a los inversores que las grandes firmas del sector, organizando por ejemplo días del inversor.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

Usuario validado en elEconomista.es
Pepe Leches
A Favor
En Contra

Eso sí, si quieres saber las compañías pasa por caja, que yo no te digo nada.

Puntuación 3
#1
Mas.pai..a.trincar
A Favor
En Contra

O sea, toda vez que subieron ya 20% indra, sabadell, y hta duro felguera y gam,.. le tocará a Ohl, dia, sniace.. jaja

Puntuación 1
#2
navegante las herencias deben de ser para los herederos y no para el gobierno de turno
A Favor
En Contra

Al 2, Sabadell aún le queda un recorrido demás del 48% sí tiene el comportamiento del año pasado.

Y Duro Felguera ya ni te cuento.

Puntuación 0
#3