Bolsa, mercados y cotizaciones

Los suburbios americanos son terreno abonado para Lennar, sobre todo, tras la rebaja de tipos

  • La firma alcanzará este año un beneficio nunca antes visto
  • La rebaja de los tipos de interés ha contribuido al aumento de las hipotecas
  • El valor recibe la mejor recomendación de compra del sector en EEUU
Vivienda diseñada y construida por Lennar, en Estados Unidos.

Los admiradores de Nueva York recordarán la escena de la película Cuando Harry encontró a Sally en la que aparece al fondo el arco de mármol de Washington Square, una plaza hoy icónica de la Gran Manzana, pero que estuvo a punto de desaparecer. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

Robert Moses, el funcionario con más poder en el urbanismo neoyorquino durante décadas, deshizo barrios de toda la vida y los sustituyó por rascacielos y carreteras, y entre sus planes se contaba extender la Quinta Avenida a través de Washington Square para darle acceso directo a los puentes que conectaban con Brooklyn y Nueva Jersey. Sin embargo, la oposición vecinal, entre la que destacó la de Jane Jacobs, logró que se archivara el proyecto.

"El argumento de Jacobs es que una ciudad, o vecindario, o bloque, no puede tener éxito sin diversidad: diversidad en el uso residencial y comercial, diversidad racial y socioeconómica, diversos modos de transporte, diversidad arquitectónica", escribieron sobre ella en la revista The Atlantic. "Un gran número de personas concentradas en relativamente pequeñas áreas no deberían ser consideradas un obstáculo para la salud o la seguridad, son la base de una comunidad: eso es lo deseable", añaden, citando a Jacobs.

"[Lennar y D.R. Horton son las mejor posicionadas para aprovecharse del aumento de la demanda, el crecimiento de los pedidos y la rentabilidad del capital"

Sin embargo, esta visión no está tan arraigada en un país en el que predominan las áreas residenciales suburbanas, los suburbios, las afueras, las típicas urbanizaciones de casa con garaje y jardín, unifamiliares, en las que uno puede sentirse aislado en su castillo pero necesita el coche para todo.

Ese es el terreno abonado para Lennar, una de las mayores constructoras residenciales de Estados Unidos, valor que forma parte del fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

Bajan los tipos, vuelve la demanda

El respaldo de los analistas es uno de sus mayores puntos a favor, y lo recibe de forma ininterrumpida desde noviembre de 2017. El 80% de los 22 expertos que siguen a la compañía aconseja comprar sus títulos, mientras que un 20% recomienda mantenerlos en las carteras, según cifras proporcionadas por Bloomberg.

La acción repuntó este lunes un 1,5%, hasta alcanzar la zona de lso 54,9 dólares, lo que la sitúa en niveles del verano de 2018 y le hace ganar un 40% en lo que va de ejercicio. En parte, gracias al empuje del mes de agosto, el segundo mes más rentable del año, en que los títulos de la firma estadounidense avanzaron por encima del 7%.

Este repunte se enmarca en la mejora de las previsiones para el sector de la construcción residencial en la segunda mitad de 2019. Desde el banco de inversión BTIG elevaban este lunes la valoración de Lennar de los 65 a los 70 dólares por acción, igual que hacían con su competidor D.R. Horton.

"El mercado se está beneficiando de la retirada de los tipos de interés y debería mejorar en los próximos meses"

Carl Reichart, analista de la entidad, considera que ambas empresas "son las mejor posicionadas para aprovecharse del aumento de la demanda, el crecimiento de los pedidos y la rentabilidad del capital".

"La desaceleración en la vivienda desde el segundo semestre de 2018 al primer semestre de 2019 fue más superficial de lo que BTIG anticipó en un inicio, "impulsado por la rebaja de los tipos de interés, recortes de precio agresivos e incentivos, y el cambio hacia un producto más asequible", explica Reichart.

Sin embargo, el experto cree que "la demanda de consumo es todavía muy elástica y los intentos por recuperar el poder de fijación de precios probablemente se cumplirá con un volumen de ventas inferior".

La analista de Buckingham Megan McGrath señala que, precisamente, Lennar "ha tenido dificultades en trimestres recientes para registrar unas tendencias más fuertes en el crecimiento de los pedidos".

El beneficio más alto de su historia, en 2019

El consenso de mercado que recoge FactSet prevé que el beneficio neto de la constructora norteamericana aumente un 9% en 2019 con respecto a 2018, y que desde el año pasado hasta 2021 se incremente un 26%, hasta acercarse a los 1.800 millones de euros. Una cifra ligeramente menor al crecimiento del 31% que se pronosticaba para el mismo periodo en el mes de enero.

De este modo, el beneficio neto de 2019 será el más elevado en la historia de Lennar.

El contexto para que esto se lleve a buen término invita al optimismo. Por un lado, "el índice del mercado de la vivienda en Estados Unidos continúa moviéndose en línea ascendente, reflejando la mejora de la demanda (en particular, en la parte más baja del mercado), estimulado por la reducción de las tasas hipotecarias a niveles mínimos en varios años", argumenta el analista Drew Reading, de Bloomberg Intelligence.

A lo que también contribuye que la demanda de hipotecas, por compra y refinanciación, permanece fuerte, "a pesar de un repunte en las tasas de las hipotecas a treinta años del 4,12%", puntualiza Reading, quien también resalta que la venta de casas existentes aumentó de forma secuencial por segundo mes consecutivo en agosto, "aunque aún se encontraban por debajo de los niveles del año anterior según un calendario no ajustado a la estacionalidad". "El mercado se está beneficiando de la retirada de los tipos de interés y debería mejorar en los próximos meses", concluye el experto.

Lennar puede presumir de contar con la recomendación de compra más clara entre sus competidores estadounidenses (D.R. Horton, NVR y Toll Brothers). Además, teniendo en cuenta el multiplicador de beneficios que incluye la deuda, sus ganancias se compran aproximadamente tan baratas como las de sus rivales en la construcción de hogares. El ratio es de 8,6 veces, según las previsiones de 2019, frente a la media de 9,1 veces.

Jane Jacobs, que se hizo popular por su libro Muerte y vida de las grandes ciudades, creía que la diversidad y la vitalidad de las ciudades estaban siendo destruidas por algunos arquitectos y urbanistas allá en los años cincuenta. Pensaba que "las aceras, las escaleras de entrada a los edificios, las lavanderías y las zonas donde se recogía el correo eran también centros indispensables de la comunidad, y que el espacio estéril y vacio al aire libre no servía a nadie".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.