Bolsa, mercados y cotizaciones

El acero asturiano de ArcelorMittal 'lucha' por reclamar su sitio ante las importaciones chinas

  • La compañía desmantelará la batería de Cok de Avilés a finales de año
  • El valor repunta un 22% desde los mínimos que registró en agosto
  • Recibe una clara recomendación de comprar y el beneficio crecerá un 23%
Instalaciones de ArcelorMittal en México.

En el pueblo de Langreo, en asturiano Llangréu, a pocos kilómetros de Oviedo, se encuentra el Museo de la Siderurgia de Asturias, en las instalaciones de lo que fue la fábrica de La Felguera, uno de los centros siderúrgicos más importantes de España en su día. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

Las Cuencas Mineras asturianas vieron la transformación de un paisaje montañoso, agrícola y ganadero, en una potencia industrial del carbón y el acero, que dio tantas alegrías por la creación de puestos de trabajo como decepciones, sobre todo, cuando se producía el cierre de fábricas, de minas y el consiguiente aumento del desempleo.

Es el caso de ArcelorMittal, una de las compañías multinacionales más grandes del sector, con sólida presencia en Asturias, que anunció en mayo que reduciría temporalmente su producción de acero en Europa en tres millones de toneladas en términos anualizados, con un descenso de 700.000 toneladas en su fábrica de Asturias. Entre las causas esgrimidas por la empresa, estaba el aumento de las importaciones procedentes de fuera de la Unión Europea.

Las acciones de la compañía se hundían en bolsa este jueves, con una caída de alrededor del 4,8%, tras cuatro semanas consecutivas de ascensos y una fuerte subida del 12% sólo durante la semana pasada, con lo que no sorprendería que se tratase de una consolidación de estos avances. Conviene recordar que el impulso que los títulos han tomado en septiembre contrasta con dos meses, julio y agosto, en el que los títulos de ArcelorMittal terminaron en negativo.

Si bien la acción pierde un 23% desde enero, también es necesario recalcar que repunta alrededor de un 22% desde los mínimos anuales que registró el pasado 15 de agosto en la zona de los 11,46 euros. Ahora cotiza por encima de los 14 euros.

¿Por qué caen los fabricantes de acero en bolsa?

Los descensos de este jueves hay que enmarcarlos en el aumento de las importaciones europeas de acero hasta su punto más alto en más de una década, que ocurrió en julio. Los envíos alcanzaron los 3,74 millones de toneladas, la mayor cifra desde 2008, según los datos proporcionados por el grupo industrial Eurofer y que recoge Bloomberg.

"Las provisiones desde China y Turquía se dispararon después de dos meses de caídas, conforme los vendedores extranjeros se daban prisa para cumplir con las nuevas cuotas libres de aranceles introducidas por la Comisión Europea el 1 de julio", relatan.

Otros fabricantes de acero se han anotado pérdidas durante la sesión, como la sueca SSAB, que retrocedía en torno a un 3,3%, y la británica Evraz, que caía un 2,45%.

"Las acereras europeas, incluyendo a ArcelorMittal, han responsabilizado a las tarifas de Estados Unidos del influjo de importaciones de bajo coste, que han dejado a la industria europea del acero en crisis", informan desde Bloomberg. También apuntan con el dedo a la "baja demanda del sector del automóvil".

Así las cosas, pese al aumento reciente de la producción de acero chino con destino en la Unión Europea, China exportó más cantidad de este metal a Europa en 2015.

Conserva el respaldo del mercado a pesar de las 'crisis'

ArcelorMittal, que cotiza en la bolsa española, y forma parte del fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30, recibe una clara recomendación de comprar de forma ininterrumpida desde febrero de 2017, y la llegada del acero asiático no parece haber deteriorado demasiado el respaldo que obtiene de los analistas.

De hecho, a las importaciones de acero procedentes de fuera del territorio europeo, otros peligros se ciernen sobre su actividad: la preocupación por el crecimiento de la economía china, en un contexto de desaceleración y guerra comercial con Estados Unidos, y los recortes de producción que se esperan en el invierno, entre otras causas, para controlar los elevados niveles de contaminación en China.

Tras lograr un beneficio operativo (ebitda) extraordinario en 2018, que alcanzó los 8.758 millones de euros, la previsión del consenso de mercado que recoge FactSet es que éste baje a los 5.575 millones de euros en 2019. Aun así, se espera un crecimiento de las ganancias del 23% entre 2019 y 2021.

En comparación con las mayores empresas del sector de la siderurgia, ArcelorMittal cuenta con una de las tres mejores recomendaciones de compra, en un sector del que también forman parte Tenaris, Norsk Hydro o Nippon Steel. Además, ArcelorMittal destaca porque sus beneficios se compran más baratos que los de la media de la industria. El inversor que ponga su dinero en la compañía tardaría 11 años en recuperar la inversión sólo por la vía del beneficio, frente a la media de 17,1 veces del sector.

Según se anunció en junio, ArcelorMittal cerrará las baterías de Cok de Avilés en octubre, para proceder a su desmantelamiento definitivo a finales de diciembre, al tiempo que la de Gijón empieza a rodar, aunque tenga que funcionar con cok o coque de importación durante un tiempo. El coque es un combustible sólido, ligero y poroso que resulta de calcinar ciertas clases de carbón mineral y que se utiliza en los altos hornos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0