Bolsa, mercados y cotizaciones

La guerra comercial arrasa con un 10% del beneficio de mineras y acereras en solo un mes

  • El sector europeo se desploma un 11% en una semana ante la escalada de tensión
  • La expectiva de ganancias en 2019 cae en 1.500 millones en un mes
Foto: Archivo.

El cruce de amenazas, primero, y de aranceles, después, ha puesto al mercado la alfombra roja para entrar en el círculo vicioso de la desconfianza. Ni Donald Trump confía en Pekín, ni China en EEUU, los analistas han terminado por no fiarse de nadie y tanta sombra de duda ha acabado por contagiar a la economía real donde el crecimiento se está moderando y se vislumbra en el horizonte una ralentización mundial. ¿Consecuencias? Tanto drama escénico ha pasado a ser la cruda realidad; la misma que ha arrasado con la cotización y estimaciones del sector de recursos básicos, el más vinculado al ciclo económico.

En la última semana, el sector que agrupa a mineras y acereras a nivel mundial ha perdido algo más de 26.800 millones de euros de capitalización, un 11% de los cerca de 240.000 millones que capitaliza actualmente. Y esta situación se ha replicado en Europa, donde el Stoxx 600 Basic Resources ha sido el más penalizado, con una caída del 11,46%, aunque es algo que viene de lejos. Sólo si se toma como referencia el último mes, el sector europeo retrocede en bolsa más del 12,9%, seguido del de petróleo y gas, con una caída del 9%. ArcelorMittal es la tercera firma más castigada desde julio, por detrás de Glencore y Mondi, con pérdidas del 20%, para un 2019 en el que se deja un 31% de su valor y el primer puesto por capitalización a nivel mundial. Hoy es la quinta compañía del sector y cotiza en mínimos de 2016.

La guerra comercial impacta en el beneficio de las acereras y mineras.

Las pérdidas en el mercado están descontando parcialmente el recorte del 10% que sufren las estimaciones de beneficio para 2019 en las diez compañías más grandes del sector a nivel mundial sólo en el último mes. Si el círculo se cierra sobre las cinco mayores empresas, el tijeretazo en la previsión de ganancias del 1 de julio al 6 de agosto supera el 20%. En cambio, es bastante más moderado para 2020, año sobre el que los analistas han menguado su previsión un 2,4%, la mitad del recorte hecho desde enero; y para 2021, cuando la caída ha sido del 1,6% entre los 10 grandes nombres del sector.

La 'guerra' eterna

"China y EEUU no llegarán a ningún acuerdo comercial antes de las elecciones estadounidenses de noviembre de 2020", afirma Goldman Sachs, siguiendo la teoría -utilizada por muchos- de que a Trump le interesa seguir arengando a las masas contra el enemigo. La cuestión es que lo está haciendo a costa de llevarse por delante las expectativas de crecimiento, "con el PMI mundial que sigue debilitándose y en zona de contracción", señalan en Citi. Las mayores acereras del mundo están sufriendo las consecuencias de lo que sucede en todas las crisis: el miedo lleva a los clientes a retrasar sus decisiones de compra, lo que tira los precios de las materias primas a la baja y genera un exceso de inventarios, por extensión, menores beneficios, y esto termina provocando el cierre de fábricas, como ha sucedido con Arcelor.

La firma luxemburguesa y ThyssenKrupp sufren, de hecho, los mayores recortes en su previsión de beneficios para este año. En concreto, el consenso cree que la firma alemana -que se deja un 28% dentro del Dax en el año- ganará en 2019 unos 200 millones de euros, la mitad de lo que pensaba hace un mes. Mientras, los expertos apuntan a que la compañía de la familia Mittal cerrará 2019 con ganancias de 1.379 millones, las menores desde 2016, el año después de protagonizar históricas pérdidas, más allá de los 7.000 millones en números rojos. El consenso pensaba el 1 de enero de este año que Arcelor cerraría 2019 con un beneficio cercano a los 4.200 millones de euros, tres veces más.

Acerinox, la única española en el sector, sufre un recorte de previsiones más moderado, del 14% para 2019, hasta un beneficio de 160 millones de euros, y un 6% menos en 2020, cuando ganará 201 millones, según los analistas. En el año, su caída en bolsa roza el 15%, con la acción también en mínimos de 2016.

Para las acereras que tienen a Europa como mercado de referencia, la situación no ha hecho más que empeorar desde hace años. Los aranceles al acero chino que Trump impuso el año pasado provocaron que parte de las exportaciones que iban a EEUU llegaran al Viejo Continente. Aquí, además, la demanda de acero sigue cayendo, mientras que las importaciones desde Asia siguen creciendo, lo que está tirando los precios. Y, ahora, las últimas tensiones han llevado a materias primas -que se compran en dólares- como el cobre a mínimos de dos años. Contrasta con el níquel, que está en máximos de 2015 sin pasar por alto que es el principal material con el que trabajan las firmas de acero inoxidable. ¿El motivo? Indonesia se suma a la fiesta arancelaria y podría adelantar la prohibición de exportar minerales sin procesar que tenía previsto implementar en 2022.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0