Bolsa, mercados y cotizaciones

Boris Johnson arrastra a la libra a su racha más bajista desde 2016 en solo cuatro días

  • La divisa pierde un 2,8% frente al euro en solo cuatro días
Boris Johnson, primer ministro británico.

La llegada de Boris Johnson al número 10 de Downing Street ha acelerado la caída de la libra, que en solo cuatro días pierde un 2,82% frente al euro -tras ceder ayer un 0,60%-, en su mayor caída desde octubre de 2016, según Bloomberg, y se sitúa en los 1,089 euros.

El mercado está acelerando una tendencia bajista que arrastra desde que Theresa May anunció su dimisión como primera ministra británica a comienzos de junio. Las últimas declaraciones del nuevo premier -populista y proBrexit-, Johnson, hacen pensar en que existen altas posibilidades de que la ruptura entre Reino Unido y la Unión Europea se haga sin acuerdo, ante la fecha límite que se ha marcado el próximo 31 de octubre. Pero el problema ya no es que el nuevo primer ministro británico no quiera alcanzar un acuerdo, sino que se enfrenta a un Parlamento que ya rechazó hasta en tres ocasiones el que propuso su predecesora, Theresa May.

"No hay precedente de una ruptura tan abrupta en una relación comercial entre dos regiones, pero, al final de 2018, el propio Banco de Inglaterra estimó un impacto sobre el PIB de entre el 2 y el 8% si no hay acuerdo", afirman desde Axa IM. En este contexto de incertidumbre, la libra -sin contar el leve repunte del 0,01% de abril- acumula cinco meses consecutivos de caída frente al euro. Pierde un 6,61% desde el 1 de marzo y está en mínimos de 2017. De hecho, hasta ayer, el par cedía un 2,48% en el mes y, de seguir así hoy, podría superar a mayo como el mes más bajista de los últimos dos años.

La misma situación se produce contra el dólar estadounidense; está en mínimos también de 2017 y se cambia por 1,2169 dólares.

Los analistas de Bloomberg no descartan que el par pueda sufrir "más presión" a finales de año, ante la posibilidad de que el Banco de Inglaterra adopte un tono más dovish y baje tipos en la reunión de diciembre -el mercado descuenta esta opción con una probabilidad del 60%-.

Pero la consecuencia directa de que la libra se desplome es la subida de la bolsa británica. El footsie 100 está en máximos del último año, en los 7.646 puntos. Solo en julio sube un 3%, frente a la caída de más del 2 del Ibex o el Dax. Ayer, de hecho, minimizó el desplome europeo, con un tímido recorte del 0,52%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0