Medios - Comunicación

La piratería digital crece un 3,3% por el impulso de los programas y series de televisión

  • Programas de televisión, películas, cómics y música son los principales responsables
  • La EUIPO alerta de un auge de la piratería en el 'streaming'

La piratería digital crece ya un 3,3% en 2022, a pesar de que años anteriores estaba en descenso. Los principales responsables de este incremento son los programas de televisión, las películas, los cómics y la música según el estudio publicado hoy por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO).

La piratería televisiva supone casi la mitad de los accesos totales a sitios infractores en la UE. Solo el año pasad los contenidos televisivos pirateados crecieron un 15%, siendo las series y programas, junto con las películas, los géneros más pirateados.

En general, los usuarios han accedido diez veces más mensualmente a sitios web que ofrecían contenidos pirateados. Dentro de la UE hay diferencias entre países, siendo Alemania, Italia y Polonia los que menos recurren a estos servicios, mientras que Estonia y Letonia encabezan el ranking

'Streaming' y deportes

Además de las retransmisiones en directo de eventos y canales deportivos. El informe de la EUIPO demuestra que es en Francia y España donde más se han cometido estas infracciones, representando más de un tercio de los accesos ilegales.

En este contexto, la Comisión Europea adoptó en mayo de 2023 una Recomendación sobre la lucha contra la piratería online de deportes y otros eventos en directo, cuyo objetivo es detener las retransmisiones no autorizadas de dichos eventos. La EUIPO colabora con la Comisión Europea y las partes interesadas para supervisar el impacto de la Recomendación.

En España

A nivel nacional la piratería también es un problema latente. A pesar de que el año pasado su consumo disminuyó un 2,5%, las industrias perdieron alrededor de 1.990 millones de euros lo que también afectó a Hacienda que dejo de ingresar 551 millones. 

La piratería afecta en muchos sentidos a la economía, pues no solo es dinero que deja de percibir la industria y las arcas públicas, sino también porque supone una descenso de puestos de trabajo. En concreto, entre 2021 y 2022 se han perdido casi un 24% de los empleos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud