Medios - Comunicación

Mediaset ofrece a Prisa quedarse la publicidad de la SER por 200 millones durante tres años

  • El grupo participado por Amber exige al menos 240 millones
  • La oferta llega en plena batalla interna en la cúpula de 'Telecinco'

Mediaset da un paso adelante en su interés por la Cadena SER. El grupo audiovisual de la familia Berlusconi ha presentado una oferta al grupo Prisa para quedarse la gestión de la publicidad de la emisora durante un plazo de tres años con unos ingresos garantizados de cerca de 70 millones de euros anuales, lo que equivaldría a casi 200 millones al final del periodo.

Según han confirmado las fuentes consultadas por este periódico, hay ya negociaciones en marcha pero existe una diferencia por ahora en los importes, ya que Prisa reclama unos ingresos mínimos de 80 millones al año, hasta un total de 240 millones de euros. El acuerdo no incluiría ni la publicidad digital ni la de las emisoras locales, que seguirían controladas por la SER, pero implicaría la salida de unas 20 personas del equipo comercial. Fuentes próximas a Mediaset confirman que, pese a las diferencias que hay todavía en el precio, el acuerdo se cerrará de forma inminente. El grupo busca con ello un contrapeso frente a Atresmedia, propietario ya de Onda Cero, buscando las mismas sinergias entre la televisión y la radio. Portavoces oficiales de Mediaset y Prisa han asegurado que "no hay nada". 

Esta no es la primera vez que Mediaset realiza un oferta similar, ya que el año pasado Publiespaña, la comercializadora de Mediaset, realizó un acercamiento en el mismo sentido. En esta ocasión, sin embargo, Alessandro Salem, consejero delegado de Mediaset, se ha implicado directamente y existe por su parte una voluntad total de llegar a un acuerdo. Otra cosa distinta, sin embargo, es que Prisa acabe aceptando.

Guerra en 'Telecinco'

El movimiento se produce en un momento en el que existe una batalla abierta en la cúpula de Mediaset entre Salem y el presidente del grupo, Borja Prado, al que la familia Berlusconi le ha exigido limitarse a una representación institucional y no interferir en la gestión de la empresa. Prado es partidario de presentar una oferta para comprar la SER y no de un acuerdo como el que se está negociando, solo por la gestión de la publicidad.

La compra de la SER, sin embargo, es imposible porque Prisa no está dispuesta a su venta y una oferta de compra por la totalidad del grupo parece, igualmente muy complicada. La capitalización de la compañía asciende en este momento a 380 millones de euros, pero este valor habría que sumarle la deuda de 728,4 millones que tenía el grupo a cierre de 2022. Es decir, el valor total ascendería a 1.100 millones de euros aproximadamente y ese es un importe que Mediaset no está dispuesto a asumir en ningún caso.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud