Materias Primas

El oro borra las pérdidas del año y se encamina a su mejor mes desde julio de 2020

  • Sube un 7,5% en el mes de mayo y se sitúa por encima de los 1.900 dólares
  • El dólar, el bitcoin y el bono de EEUU se giran a la baja
Dreamstime

El metal dorado no empezó con muy buen pie el año, en febrero acumulaba un retroceso del 11% mientras la reapertura económica y la vacunación avanzaba. Sin embargo, a medida que los contagios aminoran uno de los mayores temores de los mercados parece haberse hecho realidad, la inflación ha llegado y el miedo a una subida desmedida de los precios está empujando al alza al oro. El lingote recupera todo el terreno perdido en el año y sube más de un 7,5% en el mes de mayo, se sitúa así por encima de los 1.900 dólares y se encamina a cerrar su mejor mes desde julio de 2020.

Fuentes de la Reserva Federal han advertido que esperan mayores presiones al alza en los precios a medida que la economía se reabre y en medio de una alta demanda acumulada. Sin embargo, los mismos expertos apuntan que estas presiones deberían ser temporales a medida que disminuyen los problemas de oferta. El Índice de precios del gasto en consumo personal (PCE) interanual de EEUU subió al 3,1% en abril, el mayor salto desde 2008.

El interés de los inversores por el oro también ha regresado. Los fondos de cobertura han elevado sus posiciones en el metal hasta el nivel más alto desde principios de enero. "El oro se dirige a su mayor ganancia mensual desde julio, ya que la inflación sigue siendo el foco clave. La recuperación en las tenencias de ETF respaldadas por lingotes y posiciones de fondos en futuros sigue siendo moderada, una señal de que muchos inversores siguen sin estar convencidos sobre la dirección a corto y mediano plazo", declaró Ole Hansen, jefe de estrategia de materias primas de Saxo Bank.

El informe de empleo no agrícola de EEUU programado para el viernes augura un momento crucial para que los inversores evalúen si los ligeros aumentos de empleo vistos el mes pasado fueron un bache momentáneo o el comienzo de algo más persistente. "Con el oro rompiendo por encima del nivel de los 1.900 dólares hay un claro impulso alcista en la demanda de metales preciosos en este momento. Un número débil de nóminas no agrícolas este viernes puede sacudir los precios del oro hacia el nivel de los 1.975 dólares", afirma Howie Lee, economista de Oversea-Chinese Banking Corp.

Tradicionalmente se ha hecho mención a la relación inversa que guarda el metal dorado frente al dólar y a la renta fija estadounidense. Así, en el mes de mayo mientras el oro repuntaba, el Índice Dólar de Bloomberg ha caído un 1,39%, borrando las ganancias que acumulaba en el año (en marzo subía un 3,7% en lo que iba de 2021). Por su parte, la deuda estadounidense a 10 años también ha retrocedido durante los últimos 31 días, la rentabilidad del bono comenzó el mes sobre el 1,62%, mientras que actualmente se sitúa en el 1,59%.

Otro aspecto que podría estar beneficiando al oro es el bitcoin. Durante los últimos meses se acrecentó el debate sobre si la mayor divisa digital del mundo podía ser considerada un activo refugio como el oro. El fuerte debacle que ha vivido el bitcoin en el mes habría empujado más al alza el lingote, la criptomoneda retrocede más de un 35% en mayo, situándose así sobre los 37.100 dólares, muy por debajo de su máximo histórico marcado el 15 de abril en los 63.410 dólares.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin