Ecoley

El fraude sobre las empresas aumentó durante la pandemia

  • Altos directivos observan un crecimiento en el número de delitos
  • El 36% de las empresas reconoce sufrir un fraude por valor superior al millón
Madrid

La pandemia del Covid-19 ha generado junto a la sanitaria otra crisis de carácter económico y social que ha obligado a miles de negocios a cerrar sus puertas, al tiempo que ha incrementado el fraude. Según la Asociación Española de Empresas contra el Fraude (AEECF) en su Informe sobre el estado del fraude en España 2020-2021, un 36% de los altos directivos entrevistados considera que el valor de los defraudado este año supera el millón de euros. En un segundo nivel, el 9% de los consultados, establece la cuantía entre más de 500.000 euros y menos de un millón de euros. El 46% de los encuestados sostiene que estas cantidades oscilan entre más de los 100.000 euros y menos de los 300.000 euros. Y, finalmente, solo un 9% también que no ha sufrido pérdidas por fraude en su compañía.

Señala la AEECF en su informe que un 46% de los altos directivos de empresas asociadas consultados ha detectado que la pandemia ha aumentado los casos de fraude menos de un 10%, mientras que el 42% estima que lo han hecho entre un 10% y un 25%. Por su parte, el 12% asegura que han crecido entre un 25% y un 40%.

Señala el informe de la AEECF que la crisis sanitaria, exigente con la adaptación corporativa, ha dejado una realidad cambiante, que obliga a las empresas a concentrar todos sus esfuerzos en recuperar el negocio y velar por el cuidado por la seguridad corporativa, especialmente las pymes.

En este contexto, el fraude se ha incrementado durante esta situación excepcional, atraído por la elevada inseguridad laboral y la incertidumbre. Así lo confirma el 47% de los encuestados.

También, un 43% atribuye a esta situación un aumento de la vulnerabilidad de los ciudadanos frente al fraude; mientras que un 7% considera que el virus ha desviado la atención de la organización hacia otro tipo de problemas dejándolas aún más desvalidas. Por otro lado, solo un 3% opina que la pandemia no ha tenido efectos sobre el fraude que supongan un impacto económico importante a nivel corporativo.

Más casos que el año pasado

El 71% de los encuestados asegura que en los últimos meses se han producido más intentos de fraude que el año pasado, mientras que el 29% afirma que no se ha detectado una variación significativa de estas tentativas.

La AEECF señala que la valoración de los encuestados en relación a los fraudes sufridos en las corporaciones también revelan un aumento de estas actuaciones. Así lo afirma el 54% de los sondeados, que indica haber experimentado más casos que el año pasado. Por su parte, un 9% señala que se han mantenido sin variación significativa, mientras que un 8% sostiene haber sufrido menos casos que el año pasado. Métodos de ciberdelincuencia como el phishing, smishing o vishing son cada vez más frecuentes. Estas técnicas de imitación y manipulación informativa que afectan directamente a los consumidores tienen, a su vez, una repercusión en la actividad empresarial.

El 46% de los usuarios encuestados para este informe considera que una de las consecuencias para las compañías que conlleva el fraude cometido a través de estas herramientas es que empeora la experiencia de usuario. Para el 20% de los preguntados, otra de las repercusiones de este tipo de fraudes es que aumenta el tiempo de adquisición del producto o servicio; mientras que el 17% refiere que uno de los efectos es que impacta en la conversión. Además, el 11% de los consultados asegura que otra de las consecuencias de estos delitos es que encarece el precio final; y un 6% revela que disminuye la oferta de producto o servicio. Además, la mayoría de los encuestados (75%) considera que el fraude online es el canal por el que reciben más fraude sus empresas.

La necesidad de blindarse ante cualquier amenaza externa, en especial derivada de entornos digitales, obliga a las empresas a poner en marcha determinadas soluciones corporativas.

Así, el 22% de los encuestados sostiene que la compartición de datos de solicitudes de préstamo es uno de los sistemas de prevención implantados en su organización. En este contexto, un 15% de los entrevistados señala que su empresa cuenta con inteligencia del dispositivo, mientras que un 13% dispone de herramientas de analítica avanzada para evaluar el riesgo.

Comunidades más afectadas

Las cuatro regiones líderes en entradas de turistas extranjeros y nacionales: Andalucía, Cataluña, la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana han coincidido en los diferentes informes que ha realizado la asociación en los últimos años como las zonas donde más casos de fraude se registran.

Así, las regiones donde ha habido más casos de fraude este año han sido también las que mayor densidad de población tienen: Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, Andalucía se sitúa como la comunidad autónoma que ocupa el puesto número uno en la detección de casos de fraude, seguida por Cataluña y Madrid, que se coloca en el segundo y tercer lugar, respectivamente. Comparando el año 2020 con respecto a 2019, la región donde se ha producido un mayor incremento de casos de fraude ha sido Cataluña, según el 35% de los encuestados. La cifra media del fraude, según el 21% de los consultados, en su empresa supera los 50.000 euros. El 12% de los encuestados está en una horquilla de entre los 15.000 y los 50.000 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.