Ecoley

La Unión Europea regulará los algoritmos que ya despiden

  • Europa revisa la regulación laboral para adecuarla al impacto de la Inteligencia Artificial en el trabajo
Madrid

La Unión Europea revisará la legislación laboral para adaptarla a la nueva realidad de la inteligencia artificial. A muchos se les escapará que ya hay ordenadores y algoritmos que deciden sobre el despido. Una práctica tan novedosa que obliga a la Unión Europea a estudiar el asunto.

El 21 de abril de 2021, la Comisión Europea propuso un Reglamento donde se recoge el primer marco jurídico sobre inteligencia artificial, dando -de este modo- continuidad al Libro Blanco publicado un año atrás. En la actualidad, el Reglamento propuesto está siendo debatido en el Parlamento Europeo y el Consejo.

Entre las principales novedades que, en materia de inteligencia artificial, introduce este nuevo borrador de norma, destaca la clasificación, como sistemas de alto riesgo, de determinados sistemas algorítmicos. En particular, la propuesta de Reglamento se refiere a aquellos que pueden ser utilizados por las empresas para tomar decisiones sobre qué empleados deben promocionar, o aquellos otros que pueden servir para supervisar y evaluar el rendimiento y el comportamiento de las personas, incluido el reconocimiento emocional en el lugar de trabajo.

Uno de los mayores riesgos a los que los trabajadores se ven expuestos como consecuencia del rápido desarrollo de los avances tecnológicos, es el que tiene que ver con el uso, en el puesto de trabajo, de sistemas de reconocimiento emocional y de categorización biométrica. Este nuevo Reglamento parece prever la licitud de su utilización, si bien exigiendo en todo caso que estén sujetos a obligaciones específicas de transparencia, de modo que los empleados sean conscientes de cuándo se utilizan dichos sistemas.

Ya hay empresas en las que un ordenador decide qué empleado promociona

Con arreglo a dicho Reglamento, y derivado del impacto que tales sistemas pueden tener en las libertades de las personas, se pretende exigir un estricto sometimiento a lo que se denomina la "evaluación de conformidad", a través de la cual pueda graduarse de forma previa el nivel de riesgo que el uso de tal tecnología pueda suponer, en cada caso, para los derechos fundamentales de las personas afectadas.

"Uno de los objetivos clave del marco estratégico de la Unión Europea sobre salud y seguridad en el trabajo, previsto para los años 2021 a 2027, consiste en anticipar y gestionar el cambio que supone la transformación digital y, en especial la inteligencia artificial, en el ámbito laboral", afirma Francisco Pérez Bes, socio de Derecho Digital en Ecix Group, una firma pionera en la implementación de inteligencia artificial en sus herramientas y procesos de asesoramiento jurídico.

"El cambio de tendencia que va a obligar a las compañías a adaptar sus procesos internos tiene que ver con que las normas propuestas por el legislador europeo para el uso de sistemas de inteligencia artificial no establecen lo que está bien o lo que está mal, sino que siguen un enfoque basado en el riesgo, por lo que las empresas se verán obligadas a valorar sus actuaciones rigiéndose por el principio de la prevención, la responsabilidad proactiva y la diligencia debida", destaca.

En la actualidad, el uso de la inteligencia artificial en el ámbito del empleo sigue siendo una de las principales preocupaciones para los defensores de los derechos de los trabajadores, en particular todo lo que se refiere a aplicaciones de contratación y de control del comportamiento de los empleados. Eso se debe a que, entre otras cosas, un mal uso de esta tecnología puede contravenir los derechos de los trabajadores, así como generar efectos negativos en la salud mental de estas personas, e incrementar el riesgo de ansiedad y presión.

Los objetivos recogidos en el antes citado plan estratégico de seguridad en el trabajo también se tendrán en cuenta en la revisión de varias normas europeas. En particular, la Directiva sobre seguridad y salud en el lugar de trabajo y la Directiva sobre el trabajo con pantalla de visualización, según informaba Thierry Breton, Comisario de Mercado Interior de la Unión Europa, en una respuesta escrita publicada el 13 de septiembre de este año. Estas afirmaciones nos permiten prever una nueva adecuación de la normativa laboral a este nuevo escenario, regido por las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial, que de buen seguro obligará a las organizaciones a revisar y, en su caso, reorientar sus procesos y políticas internas y -quien sabe- quizás también su filosofía.

Ciberataques

Por otra parte, la UE obligará a las empresas a contar con escudos contra los ciberataques. La Unión Europa desarrolla una nueva estrategia de ciberseguridad que busca avanzar en la protección de las infraestructuras europeas frente a las cada vez mayores y más sofisticadas amenazas cibernéticas. Cada vez es mayor la normativa que obliga a las empresas a velar por su ciberseguridad de una manera eficaz, requiriendo la implantación de medidas preventivas que dificulten o eviten la producción de incidentes de seguridad.

Las ciberamenazas se han convertido en uno de los principales obstáculos para la prosperidad de Europa, afirma Digitaleurope, a la vez que los afectados por las brechas de datos comienzan a organizarse para poder exigir indemnizaciones a los responsables de las empresas que sufren algún tipo de ciberataque, especialmente por las consecuencias derivadas de la publicación inconsentida de sus datos. Este tipo de situaciones van a ser cada vez más habituales, especialmente a la vista de los datos aportados por el Comité Económico y Social Europeo, que prevé un incremento en los próximos años.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Kiko
A Favor
En Contra

No hay manera, somos incapaces de aprender nada que no nos haga antes sangrar. Es así, no hay otra manera de aprender bien algo, sea lo que sea en cualquier campo y disciplina. Ahora toca el turno a lo que han dado en llamar " inteligencia artificial" nada menos. Yo creo que lo que estamos introduciendo es justo lo contrario; " estupidez artificial" como siempre en todo, cuando empecemos a darnos cuenta del monstruo que estamos criando y empiece a devorarnos, ya será tarde, muy tarde como siempre. No hay forma, no hay manera, la idioted humana carece de límites y dimensiones. Hay que poner límites claros y severos a las tecnológias, a las investigaciones, a los progresos milagrosos que con el cuento de que son pra hecernos le vida mejor y más fácil nos hunden más y más en la mierda y en la miséria. No vale cualquier ciencia, invento, remedio, etc. Hay que estudiar con muchísimo cuidado lo que van a dar de sí, los peligros y ventajas que entrañan para la sociedad y a donde nos pueden llevar como humanidad. Si hay sospechas, dudas o certezas... al cajón de los recuerdos. No podemos tragar cualquier cosa, nos la vendan como nos la vendad y nos prometan lo que nos prometan. El estómago lo ponemos nosotros, la bazofia otros. Mucho control y cuidado con lo que nos quieren " facilitar la vida" Siempre, siempre son los mismos y siempre emolean las mismas tácticas, y siempre caemos en ellas como lo que somos; unos estúpidos sumamente manejables. Todos nos hablan de "inteligencia artificial" Nadie nos habla de " ESTUPIDEZ ARTIFICIAL" que inevitablemente viene siempre soldada a la otra. Y no se pueden separar jamás, nos lo quieran vender como es su costumbre. Pero ya tragaremos como siempre.

Puntuación 4
#1
A Favor
En Contra

"A muchos se les escapará que ya hay ordenadores y algoritmos que deciden sobre el despido."

Los ordenadores y algoritmos carecen de capacidad jurídica y de capacidad de obrar, conceptos jurídicos básicos que deberían ser bien conocidos por quienes redactan y autorizan la publicación de estos tendenciosos y confusos artículos claramente confeccionados para hacer que determinados pensamientos desiderativos adquieran visos de legítima realidad. Además, según lo consensuado por la ciencia que tiene por objeto de estudio lo que comúnmente se ha venido en llamar "inteligencia", ésta solamente se manifiesta en entes ontológicamente capaces de autodaptación al medio en que deviene su existencia; nada que ver, pues, con lo artificial, producto o manufactura antrópicos cuya supuesta inteligencia no es otra que la de quienes estén detrás del engendro de que se trate.

Por otra parte, hoy está perfectamente observado que el o la más inteligente lo son solamente a veces; algo que sucede en mí misma persona y, por ejemplo y sin ir más lejos, en las publicaciones de este mismo diario digital.

Puntuación 0
#2