Ecoley

La empresa puede informar a la plantilla sobre la negociación del Erte o animarla a presentar candituras alternativas en elecciones sindicales

  • El fallo descarta que estas actuaciones suponga violación de la libertad sindical
Foto: Istock

El director de una empresa puede enviar un correo electrónico a todos los empleados, en el que les anime a crear nuevas candidaturas para presentarse a unas elecciones sindicales convocadas en la empresa y a las que se presenta en los mismos candidatos que formaban parte del anterior comité de empresa, no vulnera la libertad sindical y está amparado en la libertad de expresión, según el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Aragón, en sentencia de 25 de enero de 2021.

En la misma línea, el ponente, el magistrado De Tomás Fanjul, determina que tampoco vulnera la libertad sindical, la emisión de un nuevo correo electrónico en el que el director de la empresa comenta la situación creada por la falta de acuerdo con los sindicatos en la negociación de un Erte.

Una sentencia relevante

Alfredo Aspra, abogado laboralista en Andersen, explica que "es una sentencia relevante porque la Inspección de Trabajo y la práctica empresarial entienden erróneamente que el empleador nunca puede ni debe comunicarse con todos los trabajadores en el seno de un proceso electoral o mientras se tramita un Erte, por considerarse una flagrante intromisión en el derecho fundamental de la libertad sindical de la representación laboral".

El magistrado destaca que en ambos textos no se contienen descalificaciones respecto de la representación de los trabajadores, ni se contienen expresiones o apelativos insultantes, injuriosos o vejatorios , sino que alienta a la participación en uno de los correos.

El directivo expone la opinión de la empresa respecto de la negociación del Erte, del requisito 'sine qua non' impuesto por el Comité de Empresa y de la conveniencia de aceptar su propuesta, y las dificultades que pueden presentarse de no llegarse a un acuerdo, sin que consten amenazas o insinuaciones de represalia. No obstante, estima que los escritos pueden calificarse de desafortunados.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.