Ecoley

LABE Abogados presenta acción penal popular por la presunta mayor estafa piramidal en criptomonedas de la historia

  • Se estima que la cifra de afectados podría llegar a 32.000
  • La cantidad podría superar los 100 millones de euros
Foto: Archivo.

La investigación de la supuesta trama piramidal de inversión en criptomonedas que empezó en Santa Cruz de Tenerife se extiende al resto del territorio nacional. Es en este contexto que LABE Abogados se persona en el ejercicio de la acción penal popular ante la Audiencia Nacional, pretendiendo, de este modo, defender a todos los perjudicados por esta presunta estafa a inversores en criptomonedas.

La parte acusada se ha identificado como la empresa Arbistar 2.0 SL y Santiago Fuentes Jover. El número de víctimas de esta gran trama delictiva asciende a más de un millar con un perjuicio económico actual de 41 millones de euros, pero, según estimaciones, podría llegar a los 32.000 afectados y superar con creces los 100 millones de euros. Al respecto, el magistrado Calama, juez de la Audiencia Nacional ha declarado que "sin duda alguna, tales datos nos situarían ante la mayor trama piramidal cometida hasta el día de la fecha en relación con la inversión en criptomonedas".

A la parte acusada, se le atribuye, además de la comisión de una estafa en su modalidad agravada, el delito de organización criminal, así como el delito continuado de falsificación en documento mercantil, tal y como refleja LABE Abogados en su escrito de personación ante la Audiencia Nacional.

¿Cómo ha sido posible que esta estafa con criptomonedas tuviese tal alcance?

Daniel Burón, director del Departamento Jurídico de LABE Abogados ha declarado al respecto que "en esta estafa piramidal resultaba esencial la forma de captación de inversores, a través de un "plan amigo" basado en que si los clientes conseguían captar, a su vez, a nuevos inversores, tendrían derecho a una compensación".

La base, en última instancia, se encontraba en el falso clima de confianza generado por los acusados, atrayendo a nuevos inversores para aumentar la magnitud económica de la estafa piramidal.

En este contexto, LABE Abogados defenderá el interés popular, pretendiendo representar a los afectados por esta macro-estafa, y poniendo a disposición popular sus medios personales y materiales para conseguir resarcir a las víctimas de esta trama criminal.

LABE Abogados es, en este sentido, una firma multidisciplinar con más de 30 años de experiencia en el que existe una alta especialización en diversas materias entre las que destaca Blockchain, criptoactivos y ciberseguridad, tanto en su fase consultiva como contenciosa. Esto ha permitido a los Departamentos Jurídico y Fiscal lograr un alto posicionamiento en el sector para este género de actividad.

Lo que pretende la firma, en última instancia, es ofrecer seguridad jurídica y protección legal a todos los afectados por este tipo de conducta, defendiendo a los inversores en materia de criptomonedas, sector en el que LABE Abogados es líder.

Si has sido víctima de esta macro estafa ponte en contacto con el despacho que, hasta la fecha, ha iniciado la primera acción popular sobre la materia pinchando aquí.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.