Ecoley

Nuevo paso contra el 'Modelo 720': Bruselas garantizará que España indemnice a los afectados

  • La Comisión demanda a España para garantizar que responda por el daño
  • Los fiscalistas esperan a que Luxemburgo resuelva dos recursos clave
  • Un abogado mallorquín se plantó en la Comisión y denunció a Hacienda
Sede de la Agencia Tributaria en la calle Montalbán de Madrid. eE

La Comisión Europea está harta de que España escurra el bulto. Bruselas ha llevado al Tribunal europeo la nula sensibilidad del país con los damnificados por sus normativas contrarias al Derecho europeo. El Ejecutivo comunitario considera que España no asume la responsabilidad patrimonial -es decir, las indemnizaciones- cuando sus inventos legislativos son tumbados por la Justicia europea.

De este modo, ha pedido al Tribunal de Luxemburgo que tumbe las normativas españolas de 2015 que regulan cómo el Estado indemniza a los ciudadanos y empresas afectados por sus violaciones de las normativas comunitarias. "España ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud de los principios de efectividad y de equivalencia como límites a la autonomía de que gozan los Estados miembros cuando establecen las condiciones de fondo y de forma que rigen su responsabilidad por daños causados a los particulares en violación del Derecho de la Unión", asegura la Comisión Europea en la demanda.

El recurso afecta de pleno al ámbito tributario. En los últimos años, el Tribunal de Justicia de la UE ha dictado varias sentencias que condenan a España por aprobar y mantener normas tributarias que vulneraban el Derecho comunitario. El más claro ejemplo es el polémico Modelo 720 que el exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, impulsó cuando estaba al frente del Ministerio. Este modelo exige a los ciudadanos informar sobre sus bienes en el extranjero y la normativa establece elevadas multas por presentarlo fuera de plazo ante la Agencia Tributaria.

Si los recursos en Luxemburgo prosperan, los ciudadanos podrán solicitar y conseguir una indemnización justa

Los fiscalistas consideraron entonces que semejante ocurrencia era un atropello al contribuyente en toda regla. En plena batalla europea contra la elusión fiscal -más bien, una suerte de expediciones de pesca fiscales-, la mayoría de profesionales dieron este asunto por perdido. En materia tributaria, desde Bruselas la única política en el asunto era "control, control y control" de las cuentas de los contribuyentes para asegurarse que ni un solo euro se escapaba al Fisco. Hasta que un abogado mallorquín apareció en escena.

Alejandro del Campo, conocido por su amplia cartera de clientes internacionales, no se resignó a que Hacienda considerara una especie de delincuente de guante blanco a todo aquel que tenía cuentas o bienes en otros países. Cogió un avión, se plantó en Bruselas y denunció el Modelo 720 de Montoro ante la Comisión Europea.

Nadie daba un duro por el asunto. La sorpresa llegó en 2015, cuando la Comisión inició un procedimiento de infracción contra España. Avisó al Gobierno de que su normativa estaba en el límite de lo aceptable. La información corrió como la pólvora entre los fiscalistas. Aquel abogado mallorquín había arrancado unas líneas de sensatez a los burócratas de Bruselas. Nadie daba crédito.

Lo imposible

Y lo imposible sucedió después. De las palabras, pasaron a los hechos. Hace ahora poco menos de un año, ante la inacción del Gobierno, la Comisión llevó a España ante el Tribunal de Justicia de la UE por el Modelo 720.

En ese proceso están ahora las esperanzas de fiscalistas y, sobre todo, contribuyentes. Los expertos prevén que, en torno a finales del 2021, la Justicia europea terminará con las desproporcionadas sanciones y la imprescriptibilidad en el IRPF derivadas del Modelo 720. Algo que tendrá demoledores efectos y generará una responsabilidad patrimonial de España pocas veces vista antes. Quédese con el nombre: Asunto C-788/19. Será la tumba del Modelo 720.

Ante la amenaza de la sanción del 150% -de locos- regularizaron voluntariamente su situación pagando en el IRPF

La esperanza está en que sea el fin de los disparos de Hacienda. El fin de las sanciones absolutamente desproporcionadas. El fin de las exigencias de IRPF sin respetar prescripciones ganadas en relación con bienes en el extranjero no declarados en plazo.

Muchos sucumbieron ante el Modelo 720. No todos los afectados han pleiteado hasta sentencia firme. Optaron por pagar las desproporcionadas sanciones y liquidaciones del IRPF sin impugnar. Ante la amenaza de la sanción del 150% -de locos- regularizaron voluntariamente su situación pagando en el IRPF sobre bienes prescritos. En manos de la Justicia europea está ahora resolver este asunto.

¿Escurrirá España el bulto?

Una vez el Tribunal de Luxemburgo resuelva y anule estas sanciones, se abrirá un proceso millonario de reclamaciones de los contribuyentes afectados. Como bien saben los abogados, una cosa es ganar una sentencia y otra ejecutarla. ¿Se inventará España entonces un artilugio legislativo o jurisprudencial que impida a los contribuyentes recuperar lo que es suyo?

Para garantizar que esto no pase, la Comisión Europea ha iniciado un nuevo capítulo en esta historia, el recurso que elEconomista ha publicado esta semana para garantizar la responsabilidad patrimonial del Estado español. Es la segunda parte, y fundamental, para que esta historia termine como debe terminar: con el Modelo 720 enterrado y el dinero de las sanciones impuestas a golpe de terror fiscal de vuelta en el bolsillo de los contribuyentes afectados.

Por ello, prácticamente a la vez que el fallo de este asunto, el Tribunal europeo emitirá también su decisión acerca de las pretensiones de la Comisión Europea, que quiere que los jueces condenen a España y rechacen, por ejemplo, que sólo sean indemnizables los daños producidos en los 5 años anteriores y sólo si ha pleiteado hasta Sentencia judicial firme y alegando la vulneración del Derecho UE.

Estos dos asuntos permitirán al final que los afectados puedan solicitar y conseguir una indemnización justa

El camino procesal es calcado al del asunto del Modelo 720. La Comisión Europea ya inició un procedimiento de infracción contra España el 14 de junio de 2017 con el envío de una Carta de Emplazamiento. Consideró ya entonces que las normas españolas en materia de responsabilidad del Estado vulneran el Derecho UE y la Jurisprudencia comunitaria.

En concreto, Bruselas cuestiona los artículos 32, apartados 3 a 6, y 34, apartado 1, segundo párrafo, de la Ley 40/2015 y el artículo 67, apartado 1, tercer párrafo, de la Ley 39/2015. El Ejecutivo comunitario considera que estos preceptos "hacen que sea excesivamente difícil comprometer la responsabilidad del Estado por una infracción de la legislación de la UE, lo que tiene una repercusión negativa en la efectividad del Derecho de la UE". Por eso, ahora se lo quiere poner fácil a los damnificados por el Modelo 720. Tienen que recuperar su dinero sí o sí.

Alejandro del Campo sigue muy pendiente, desde su despacho, de las consecuencias que esta aventura jurídica internacional traerá para sus clientes y para todos los contribuyentes españoles. Está convencido de que estos dos asuntos permitirán al final que los afectados puedan solicitar y conseguir una indemnización justa. De momento, va ganando. Como fiel entusiasta, inició esta epopeya porque no sabía que era imposible.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin