Ecoley

Jueces y fiscales acoplan su actividad a las exigencias de Sanidad para evitar la suspensión de juicios

  • En las zonas más restringidas será el juez el que deberá solicitar el cierre
  • La Cúpula Judicial cuenta con una Comisión de Coordinación y Seguimiento
Carlos Lesmes, presidente del Consejo General del Poder judicial. E. Senra

El Consejo del Poder Judicial (CGPJ) ha establecido, tras conocerse el primer caso de funcionario con positivo en coronavirus en los juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid, las directrices para garantizar el servicio público judicial adaptado a las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

La Comisión Permanente  ha aprobado una instrucción que contempla dos escenarios, uno general y otro para los territorios en los que se hayan establecido medidas especialmente intensas para limitar la propagación del coronavirus.

La Cúpula Judicial ha constituido una Comisión de Coordinación y Seguimiento que podrá proponer nuevas medidas a la vista de las recomendaciones sanitarias y de las incidencias que comuniquen los presidentes de los distintos tribunales.

Se aprueba el teletrabajo de los jueces y funcionarios y la dispensa del uso de la toga para los abogados

Entre las recomendaciones se incluyen las medidas de conciliación de la vida personal y laboral, el teletrabajo o la dispensa del uso de la toga para los abogados.

Las medidas a adoptar en el escenario 1 o escenario general incluyen la realización de los señalamientos con tiempo suficiente entre ellos para que no haya una gran afluencia de partes y de profesionales esperando la celebración de vistas en un espacio común.

En el escenario 2, se contempla la posibilidad de que los jueces acuerden la suspensión de plazos procesales y de actuaciones procesales ya acordadas por razones sanitarias.

Estos casos precisarán de la autorización del presidente del tribunal correspondiente y de la ratificación posterior de la Comisión Permanente, sin perjuicio de su ejecución inmediata. Además, se suspenden las actividades de formación continua.

Menos inspecciones 

Por otra parte, la Fiscalía General del Estado ha dictado un decreto en la que aboga por la puesta en marcha del teletrabajo y la suspensión de inspecciones a cárceles y otros centros que no sean imprescindibles así como de reuniones de juntas de fiscales.

Los fiscales jefes y superiores deberán adoptar todas las medidas que indica este decreto de forma coordinada con el Ministerio de Justicia, los tribunales superiores de Justicia y las comunidades autónomas afectadas.

Señala que de acuerdo con las recomendaciones sanitarias vigentes se deberán adoptar medidas de puesta en marcha de teletrabajo, de modo que se evite la concurrencia diaria de la totalidad de la plantilla en los diversos centros de trabajo con la finalidad de preservar la salud de sus componentes.

Se garantizará la presencia efectiva del Ministerio Fiscal en la prestación del servicio de guardia

El decreto explica que se debe garantizar la presencia efectiva del Ministerio Fiscal en la prestación del servicio de guardia, así como la asistencia a las vistas, comparecencias y juicios señalados.

Insiste en que los fiscales jefes deberán velar por el cumplimiento efectivo del servicio adoptando las medidas conducentes a tal fin en el marco de su capacidad directiva y organizativa.

No obstante indica que se deberán evitar en lo posible todos los desplazamientos, potenciando el uso de medios telemáticos como las videoconferencias.

La Fiscalía suspende temporalmente las visitas e inspecciones de los fiscales a residencias de mayores

Aclara que se entiende por teletrabajo no solo aquél que se pueda realizar por medios telemáticos, sino también el despacho ordinario de asuntos desde el domicilio particular.

La Fiscalía General suspende temporalmente las visitas e inspecciones de los fiscales a residencias de mayores, de personas con discapacidad, a centros penitenciarios, de internamiento de extranjeros y de protección y reforma de menores u otras de similar naturaleza en la medida en la que no resulten absolutamente imprescindibles.

Asimismo los fiscales jefes se abstendrán temporalmente de convocar juntas de Fiscalía u otro tipo de reuniones de similares características en tanto en cuanto subsistan las circunstancias de riesgo sanitario actuales. También, se suspende la formación contínua.

Por otra parte, se establece la posibilidad de que los fiscales se ausenten de las sedes de la Fiscalía en casos con patologías concurrentes o enfermedades crónicas, embarazadas, quienes hayan estado en contacto con personas enfermas por coronavirus y los que tengan hijos menores de edad o personas dependientes.

Señala que estas medidas pueden ser de aplicación a los funcionarios de la Administración de Justicia que presten sus servicios en las fiscalías en coordinación con la Administración competente.

Seguimiento de las medidas

La Fiscalía también realizará un seguimiento de estas medidas por lo que pide a todos los fiscales jefes que comuniquen cualquier incidencia al comité de seguimiento de la epidemia de coronavirus.

Finalmente, el Tribunal Constitucional ha suspendido la actividad de su pleno durante esta semana en el marco de las prevenciones contra la propagación del coronavirus.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud