Legal

Los jueces anuncian denuncias "masivas" contra el Gobierno por el impago de los bonus desde 2019

  • Les debe 40 millones de euros en retribuciones variables
  • El Ejecutivo amenaza con recortar refuerzos en los juzgados si tiene que pagarles
Vista de varios jueces sentados. | EP
Madridicon-related

Los jueces anuncian denuncias masivas contra el Gobierno por no pagarles la correspondiente retribución variable desde 2019 al primer semestre de 2023. "Ante la falta de seguridad acerca del pago de oficio por parte del Ministerio, es previsible una masiva llegada de estas reclamaciones y pleitos contenciosos individuales, con el colapso que ello puede suponer tanto para el propio Ministerio (de Justicia) como para los órganos de la jurisdicción contencioso-administrativa", señalan. Y justifican que es la manera de interrumpir la prescripción.

Las cuatro asociaciones judiciales (Asociación Profesional de la Magistratura, Asociación Judicial Francisco de Vitoria, Juezas y Jueces para la Democracia y Foro Judicial Independiente) han emitido este miércoles un comunicado conjunto explicando su posición tras la Mesa de Retribuciones celebrada este martes para mejorar los salarios de jueces y fiscales, en la que participaron el Ministerio de Justicia, el de Hacienda, las asociaciones de jueces y fiscales, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la Fiscalía General del Estado.

Los jueces explican que el Ministerio solo se ha comprometido a pagar la productividad correspondiente al segundo semestre de 2023 en la nómina de este mes de julio. Sin embargo, aún tiene pendiente de abonarles los pluses desde 2019 hasta junio de 2023, que ascenderían a 40 millones de euros. El Gobierno no ha pagado estas retribuciones por falta de presupuesto. Sin embargo, el Tribunal Supremo falló el 10 de junio que la falta de fondos de la Administración no puede reducir el cobro. Los magistrados que superan en un 20% su objetivo tienen derecho a un plus de entre el 5% y el 10%.

El secretario de Estado de Justicia, Manuel Olmedo, señaló en la reunión del martes que cuando se configure el nuevo Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) negociará un calendario de pagos para los atrasos. No obstante, recordó que a partir del próximo ejercicio presupuestario, se endurecen las reglas de control del déficit fiscal conforme a las directrices comunitarias, y amenazó con suspender refuerzos en los tribunales para poder asumir el coste.

"Consideramos que, en ningún caso, el cumplimiento estricto de lo previsto en la Ley de Retribuciones puede suponer la supresión de refuerzos que, en muchos casos, tienen carácter estructural en muchos partidos judiciales con una insuficiente dotación de juzgados y tribunales", apuntan.

La reunión también trató los acuerdos que se pactaron entre Gobierno, jueces y fiscales para que estos últimos no iniciaran un huelga en mayo de 2023, pero que nunca se ejecutaron. El secretario de Estado de Justicia señaló que ante las dificultades para pagos la retribución variable atrasada, sería muy difícil negociar otros temas pendientes como una mejora económica de las guardias, trienios y grupos de población. "Tampoco es aceptable que el abono de estas cantidades, que no se derivan en sentido estricto de un proceso negociador sino de la obligada ejecución de una sentencia, implique que debamos abandonar otras muy justas reclamaciones retributivas de la Carrera Judicial", indican los jueces en el comunicado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud