Legal

Ocho CCAA aplican rebajas en el IRPF para contrarrestar la inflación

  • Los economistas avisa de que sistema de financiación autonómica está agotado 
  • Los impuestos propios suponen solo el 2,2% de los ingresos tributarios
  • La fiscalidad actual no facilita la llegada de inversores extranjeros
Cartel de la Campaña de la Renta en una oficina de la Agencia Tributaria. | EP
Madridicon-related

Hasta ocho CCAA han rebajado ya el tramo autonómico del IRPF para 2023 y 2024 con el objetivo de ayudar a los ciudadanos a contrarrestar los efectos de la inflación. Los contribuyentes de Aragón, Extremadura, Madrid y Navarra podrán beneficiarse de la bajada de la tarifa en la declaración de la Renta de 2023, cuya campaña empieza el próximo 3 de abril.

Aragón deflactó hasta un 5% la tarifa para las rentas más bajas; Extremadura bajó el tipo a quienes ganan menos de 20.200 euros al año; y Madrid y Navarra deflactaron un 3,1% y un 4% el tramo también para los contribuyentes con menores ingresos. Por su parte, Islas Baleares, Cantabria, La Rioja, País Vasco y de nuevo Navarra han aprobado también bajadas en el IRPF de cara a este año. Islas Baleares modifica la tarifa reduciendo los tipos de gravamen para todos los tramos; Cantabria y La Rioja reducen los tramos y los tipos; Navarra vuelve a deflactar la tarifa, en esta ocasión un 3%; y País Vasco la deflacta en un 2,5% aumentando los importes de las deducciones familiares y personales.

Así lo reflejan los fiscalistas del Consejo General de Economistas (CGE), en el estudio Panorama de la fiscalidad autonómica y foral 2024 presentado este martes.

El presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, ha denunciado que "el sistema de financiación autonómica se encuentra en una situación de agotamiento". Por ello, ha instado a emprender de forma urgente una reforma integral con el fin de resolver los desafíos actuales en materia de fiscalidad.

Los fiscalistas del Consejo General de Economistas, en el estudio 'Panorama de la fiscalidad autonómica y foral 2024', muestran que en el Impuesto sobre la Renta hay una tendencia a la baja en las tarifas autonómicas para contrarrestar el efecto de la inflación, ya son 11 comunidades las que en los últimos dos años la han modificado. Han rebajado sus tarifas para 2024, Islas Baleares, Cantabria, La Rioja, Navarra y el País Vasco y con efectos 2023: Aragón, Extremadura, Madrid y Navarra. Canarias, sin embargo no ha prorrogado la bajada de tarifas para 2024.

130324_IRPF_ejemploWEB.gif

Por otra parte, en el Impuesto sobre el Patrimonio, Andalucía ofrece a sus residentes la opción de elegir entre pagar la cuota en su comunidad, o bien al Estado a través del Impuesto temporal de solidaridad a las grandes fortunas. En cuanto a sucesiones y donaciones, cada vez son más las comunidades autónomas que aprueban bonificaciones en las herencias recibidas por hermanos, tíos y sobrinos. Madrid ha recuperado el Impuesto para no perder recaudación, ya que iría a parar el Estado por la nueva figura tributaria.

Galicia establece que el importe de su bonificación -50%- se minorará en el importe a pagar del impuesto a las grandes fortunas; Aragón incrementa su mínimo exento de 400.000 euros a 700.000 euros; y Extremadura introduce una bonificación del 100%. Para 2024: Islas Baleares incrementa el mínimo exento de 700.000 euros a tres millones de euros; y Cantabria introduce una bonificación del 100% para patrimonios inferiores a tres millones de euros.

En Sucesiones: para 2023: Islas Baleares establece una bonificación del 100% para Grupos I y II y del 50-25% para el Grupo III; Canarias introduce una bonificación del 99,9% para Grupos I, II y III; y la Comunidad Valenciana del 99% para Grupos I y II. Para 2024: Aragón introduce una bonificación del 99% para Grupo I; Extremadura incrementa la reducción por parentesco hasta 500.000 euros para Grupos I y II; y La Rioja modifica la bonificación del 99% para Grupos I y II, eliminándose el límite de 400.000 euros de base liquidable.

En Donaciones: para 2023: Canarias introduce una bonificación del 99,9% y la Comunidad Valenciana del 99%, en ambos casos para Grupos I y II. Para 2024: Aragón eleva la bonificación para los grupos I y II al 99%. Además, se elimina el requisito de que la base imponible sea inferior o igual a 500.000 euros para el grupo I; Asturias reduce la progresividad de la tarifa para Grupos I y II; y La Rioja modifica la bonificación del 99% para Grupos I y II, eliminándose el límite de 400.000 euros de base liquidable.

En Transmisiones Patrimoniales Onerosas y Actos Jurídicos Documentados: Cantabria reduce el tipo general, de la modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas, del 10 al 9% y Galicia lo rebaja del 9 al 8%.

Mala técnica legislativa

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf) explica que es cada vez más común que las comunidades autónomas aprueben a lo largo del año medidas fiscales que modifican las aprobadas previamente para el mismo ejercicio, dando lugar a que estas últimas no lleguen a entrar en vigor, provocando inseguridad a los contribuyentes.

En este sentido, han creído conveniente reflejar las principales novedades en el impuesto sobre la renta del año 2024, en comparación con el año anterior, así como las medidas aprobadas que impactan ya en la declaración de 2023.

Por ello, Pich ha señalado que "España no facilita la inversión extranjera, ya que es de los pocos países de Europa que aún aplica impuestos sobre la riqueza, lo que nos sitúa en una clara desventaja fiscal".

Poco atractivo inversor

En este sentido ha recordado que "desde el Servicio de Estudios del Consejo General de Economistas ya se había dicho que España no es un país fiscalmente atractivo para la inversión privada tanto nacional como extranjera, variable especialmente importante en la actualidad para nuestra economía, teniendo en cuenta la necesidad existente de reducir el gasto público para cumplir con las normativas fiscales europeas".

El presidente del REAF, Agustín Fernández, por su parte, ha recordado "la introducción en el sistema tributario del nuevo Impuesto de Solidaridad a las Grandes Fortunas, que ha provocado que varias comunidades hayan ajustado sus estrategias fiscales en el Impuesto sobre el patrimonio para proteger su parte de la recaudación".

Los economistas asesores fiscales denuncian, un año más, que la calidad normativa de las comunidades es deficiente. Se establecen muchos beneficios fiscales de compleja comprobación y de escasa relevancia para los contribuyentes. Muchos de los incentivos son nominativos y resultan poco efectivos, soportan un alto coste administrativo para su verificación, son de escasa recaudación y es discutible que alcancen los objetivos por lo que son creados.

Escaso peso recaudatorio

Los impuestos propios representan solo el 2,2% de los ingresos tributarios en 2022, por lo que siguen siendo una escasa fuente de financiación para las autonomías. La recaudación por impuestos propios ha crecido en 2022 con respecto a 2021 un 10,9%.

En 2024 se han producido numerosas modificaciones en el panorama de los impuestos propios como consecuencia de la creación del Impuesto estatal sobre residuos, que ha supuesto que las CCAA que tenían implantado un impuesto similar hayan procedido a suprimirlo o dejarlo sin efecto. En el año 2024, no ha habido creación de nuevos impuestos, solamente derogación de algunos y modificación de los ya existentes.

Los ingresos tributarios ligados a la financiación de las CCAA, en general, han visto incrementada su recaudación por impuestos, desde 2007, último año anterior a la crisis financiera, hasta 2021, en un 39,55 por 100, y ello se debe a su participación en los grandes impuestos cedidos parcialmente, Renta, IVA e IIEE, aunque haya incidido en sentido contrario la bajada en Patrimonio –por los cambios normativos– y, sobre todo en ITP y AJD, por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

En el IRPF, las CCAA regulan muchas deducciones, en general con poco coste recaudatorio porque se suelen establecer para contribuyentes con circunstancias muy concretas y, normalmente, con rentas bajas. En los últimos años se regulan incentivos para paliar la despoblación rural.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud