Legal

Es posible cambiar de declaración conjunta del IRPF a individual fuera del plazo voluntario si han cambiado las circunstancias

  • El Tribunal Supremo reconoce excepciones a la regla de irrevocabilidad
Foto: Istock

Es posible pasar de tributación conjunta a individual, mediante una declaración complementaria individual, como consecuencia de la percepción de atrasos por uno de los cónyuges, puesto que es una modificación sustancial no imputable al obligado tributario, al producirse un vicio de la voluntad al ejercer la opción por tributación conjunta, según reconoce el Tribunal Económico Administrativo Central (Teac), de 25 de abril de 2023, que ratifica la doctrina unificada en su resolución de 28 de marzo de 2023.

La Sala recuerda que el Tribunal Supremo reconoce en diversas sentencias excepciones a la regla de irrevocabilidad de las opciones si cambian las circunstancias sustanciales y hay buena fe.

El tenor literal del artículo 119.3 de la Ley General Tributaria (LGT) permite concluir sin dificultad que este precepto establece como regla general la irrevocabilidad de las opciones una vez vencido el período reglamentario de presentación de la declaración en que se ejercitaron.

En particular, la opción por la tributación conjunta / individual en el IRPF para un período impositivo no puede, como regla general, ser modificada respecto de dicho período una vez finalizado el plazo reglamentario de declaración, por virtud del artículo 83.2 de la LIRPF. Tal regla general -señala la Sala- tiene como fundamento razones de seguridad jurídica y evitar posibles abusos de los contribuyentes.

El Tribunal Supremo ha reconocido en diversas sentencias excepciones a dicha regla general de irrevocabilidad de las opciones cuando una modificación de las circunstancias sustanciales determinantes en el ejercicio de la opción afecte a los principios de justicia tributaria y capacidad económica y siempre que el obligado tributario haya actuado de buena fe, esto es, no existan indicios de la comisión de infracción tributaria.

Ese cambio sustancial de circunstancias debe suponer la aplicación de la cláusula rebus sic stantibus, de manera que la Administración está obligada a dar siempre al interesado la posibilidad de volver a optar por la alternativa que, en su criterio, le fuera más favorable.

Esta jurisprudencia ha sido recibida por el Tribunal Central en diversas resoluciones en las que ha fijado como doctrina que la irrevocabilidad de las opciones tributarias debe interpretarse y entenderse rebus sic stantibus, es decir, estando así las cosas o mientras estas no cambien.

La Sala aclara que en caso de que se produzca una modificación sustancial en las circunstancias que llevaron al ejercicio de una u otra opción, deberá otorgarse al contribuyente la posibilidad de mudar la opción inicialmente emitida a través de los procedimientos previstos a tal efecto por el ordenamiento jurídico -esto es, vía rectificación de autoliquidación, declaración complementaria o en el marco de un procedimiento de comprobación-.

En el caso particular de la opción por la tributación conjunta/individual en el IRPF, los Tribunales Superiores de Justicia y este Tribunal Central han reconocido la posibilidad de rectificar la opción inicialmente ejercitada, una vez finalizado el plazo reglamentario de presentación de la declaración, cuando esa rectificación obedece a un error material o a un cambio de las circunstancias objetivas respecto al momento en que se formuló la declaración siempre que, en uno y otro caso, no sean imputables al obligado tributario.

Dicho con otras palabras, al tratarse de una opción voluntaria, para existir como tal es necesario que la voluntad no se encuentre viciada por circunstancias no imputables a los propios interesados.

Es decir, la rectificación será posible cuando ha existido un vicio de la voluntad en el momento de ejercer la opción por circunstancias no imputables al obligado

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud