Legal

Colau niega ante la jueza haber dado indicaciones para frenar un desahucio en un piso del fondo Vauras

  • La Audiencia de Barcelona imputó a la alcaldesa por coacciones y prevaricación
  • Presuntamente, presionó a la firma para que cediera viviendas sociales
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha negado este lunes ante la juez de la Audiencia Provincial de Barcelona haber dado indicaciones para entorpecer desahucios en un bloque de edificios propiedad del fondo de inversión Vauras. La Audiencia imputó a la alcaldesa junto a dos funcionarios del Ayuntamiento por presuntas coacciones y extorsiones a la compañía para que cediera pisos de su propiedad a vivienda social.

El fondo relató que sufrió presuntas coacciones y extorsiones por parte del Ayuntamiento de Barcelona para obligarle a ceder determinados inmuebles de su propiedad para alquiler social "utilizando para ello como mecanismo intimidatorio la amenaza de no conceder a la querellante determinadas licencias de obras o no desbloquear las que ya tenía paralizadas". Colau, durante su declaración que ha durado 15 minutos, también negó que conociera a las personas relacionadas con el fondo, que se hubiera reunido con ellas, así como que tuviera algo que ver con los expedientes sancionadores que el Ayuntamiento abrió a la compañía, según informa Europa Press.

El consistorio, Institut Municipal d'Habitatge a propuesta de los servicios jurídicos, abrió seis expedientes sancionadores a Vauras -con multas de en total 400.000 euros- por no dar en alquiler social pisos de su propiedad.

La defensa de la alcaldesa de Barcelona señala que el juzgado no ha puesto nuevas declaraciones, y prevén que no lo hará hasta después del 28 de mayo, una vez pasen las elecciones municipales. Asimismo, señalaron que pedirán el archivo de la causa.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.