Internacional

Trump y Putin se reúnen por primera vez durante la tensa cumbre del G20 en Hamburgo

  • Las protestas contra el el G20 en Hamburgo eclipsan la cumbre
  • La inferencia rusa en las elecciones de EEUU sobrevuela la cita
El saludo entre Trump y Putin en la cumbre. Foto: Reuters

Los presidentes de EEUU y Rusia, Donald Trump y Vladímir Putin, se reunieron este viernes por primera vez aprovechando su asistencia a la cumbre de líderes del G20, que se celebra entre hoy y mañana en Hamburgo (Alemania).

Trump aseguró en una pausa de la reunión, en la que se dirigió a los periodistas, que la conversación entre ambos fue "muy bien" y que espera que "cosas muy positivas" para EEUU, Rusia y todo el mundo sucedan a raíz de esta reunión.

Putin, por su parte, se mostró esperanzado de que de este encuentro salgan "resultados" y se dijo "encantado" de haberse entrevistado finalmente en persona con el presidente de EEUU.

Este esperado encuentro está siendo eclipsado por las violentas protestas que están rodeando la reunión del G20 en la ciudad alemana, para las que la Policía ya ha solicitado refuerzos, abrumada por la dimensión de los incidentes.

El objetivo de la reunión entre Washington y Moscú era encontrar la forma de resolver conflictos en todo el mundo y según el Kremlin en el encuentro se estudiarán las posibilidades y la disposición de los dos países en la lucha contra el terrorismo internacional en Siria y en el conflicto con Ucrania.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, había afirmado este miércoles que "lo más importante de esta reunión es tener un buen intercambio entre Trump y Putin sobre cómo ven la naturaleza de esta relación entre ambos países".

"Representaré bien a mi país y lucharé por sus intereses. Los medios de desinformación me malinterpretarán, ¡pero a quién le importa!", había afirmado Trump antes de llegar a Hamburgo. El presidente de EEUU acude a la cita alemana tras una visita a Polonia en donde ha endurecido su discurso hacia Rusia.

Protestas en Hamburgo

Antes de la esperada reunión, la atención se ha centrado más en las protestas que en los círculos políticos. Y es que la primera jornada de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20 ha arrancado en Hamburgo con tensiones que ya llevan algunas horas en las calles.

Desde el miércoles la ciudad alemana ha sido escenario de numerosas protestas contra la cumbre y contra las políticas de los países que conforman el grupo y la Policía, manifestaciones bajo el lema 'Bienvenidos al infierno' y que han obligado las fuerzas de seguridad a utilizar gases lacrimógenos y cañones de agua.

Además, dichas protestas han dejado ya 45 detenidos y más de 159 agentes heridos en varios enfrentamientos diseminados por toda la ciudad pero concentrados principalmente en lugares cercanos a la sede del encuentro, el Hamburg Messe, y en torno a la ruta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El encierro de Melania

Varios manifestantes han impedido que Melania Trump, la esposa del presidente de Estados Unidos Donald Trump, pudiese salir este viernes de la residencia oficial en la que se encuentra durante la celebración en Hamburgo de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20.

"Hasta ahora la Policía no nos ha dado el OK de seguridad para poder abandonar la residencia", ha declarado una portavoz de la primera dama estadounidense a los medios.

La Policía no ha detallado, sin embargo, cuántos manifestantes han resultado heridos. Lo que sí ha hecho es solicitar refuerzos nacionales para hacer frente a los disturbios. Los 20.000 agentes desplazados son insuficientes, asegura, ante los "muchos delitos cometidos en las últimas horas.

Tras las protestas del jueves, este viernes cientos de opositores han intentado acceder en torno a las 07:00 de la mañana a la zona de alta seguridad en la que se reúnen los líderes internacionales con el objetivo de bloquear el encuentro multilateral. Durante el camino, varios individuos enmascarados han prendido fuego a varios vehículos que se encontraban aparcados en diferentes zonas de la ciudad y atacaron negocios y una comisaría de Policía situada en el barrio hamburgués de Altona.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin