Internacional

Trump dice que su discurso alentando a tomar el Congreso fue "totalmente apropiado" y pide que no haya más violencia

  • Cree que el impeachment está causando "mucha furia"
Donald Trump habla con la prensa este martes. Foto: Reuters.

Tras varias semanas sin hablar a los periodistas, el presidente saliente de EEUU, Donald Trump, ha hecho unas breves declaraciones a la prensa antes del que será uno de sus últimos actos como mandatario. Trump ha defendido su mitin el pasado 6 de enero, en el que animó a cientos de seguidores a "marchar al Capitolio" minutos antes de esas mismas personas asaltaran el Congreso, y ha insistido en que fue "totalmente apropiado".

Según el presidente, "la gente cree que lo que dije fue totalmente apropiado. Han analizado mis frases, y mi último párrafo, y todos, hasta la última persona, creen que fue correcto". La realidad parece ser un poco diferente, porque esas mismas palabras son las que están impulsando el 'impeachment' que mañana votará la Cámara de Representantes, y que se espera que salga adelante con el voto de prácticamente todos los demócratas y varios republicanos, cerca de una veintena. De hecho, la noticia de la mañana es que los líderes parlamentarios republicanos han dado libertad de voto a su grupo, al contrario que el año pasado, cuando ordenaron rechazarlo.

Respecto al impeachment, Trump dijo que "está provocando mucha furia, es una cosa muy terrible lo que están haciendo [los demócratas]. Es la continuación de la mayor caza de brujas de la historia. Y está provocando mucho peligro a nuestro país". Pero puntualizó que, aunque haya "enfado", "no queremos violencia, absolutamente nada de violencia".

En los últimos días, los republicanos y los medios de comunicación conservadores están argumentado que el impeachment "causará más división", y que la mejor forma de conseguir "unir al país y sanar las heridas" del asalto al Capitolio instigado por Trump es, precisamente, no hacer nada. El líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, ha propuesto aprobar una resolución de condena al presidente, de valor simbólico, y reformar la ley que regula el recuento de votos electorales para evitar objeciones como las de la semana pasada.

Trump viajará este martes a Álamo, Texas, donde celebrará la construcción de parte de su muro fronterizo. El ayuntamiento de dicho municipio informó de que no sabía nada de la visita y que no había coordinado con la Casa Blanca ningún recorrido oficial ni previsto medidas de seguridad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud