Internacional

Reino Unido prevé hasta cinco años de estancamiento en el PIB si se junta un Brexit sin acuerdo y una tercera ola de covid

  • El paro podría llegar hasta el 12% en los próximos años
El primer ministro británico, Boris Johnson (izquierda) y el de Finanzas, Rishi Sunak (derecha). Foto: Reuters.

El Gobierno británico ha presentado este miércoles sus previsiones económicas para los próximos años, y los datos son bastante preocupantes. La mezcla de la pandemia del coronavirus y el Brexit amenazan con disparar el desempleo, hundir la productividad y condenar al país a varios años perdidos. En el peor de los casos, según el informe publicado hoy, una tercera ola del virus junto a un Brexit sin acuerdo en los primeros meses de 2021 aplazarían la recuperación hasta 2025.

Los datos de la Oficina para la Responsabilidad Presupuestaria (OBR, en inglés) apuntan a una contracción de la economía británica del 11,8% para este año y, lo que es peor, a una caída permanente del PIB potencial -el máximo crecimiento al que puede aspirar el país- por culpa de ambos factores, Brexit y covid. En los próximos meses, el desempleo podría alcanzar el 8% si no hay un acuerdo comercial con la UE. En el peor de los casos, el paro ascendería al 12%. Las cifras volverían a niveles de 2019 a finales de 2024 como pronto, y más allá de 2026 en el peor de los escenarios.

Pero cuando el empleo se recuperara, la productividad empezaría a hundirse en su lugar. La ruptura de cadenas comerciales y el aumento de costes provocado por los aranceles y las cuotas provocarían un descenso sostenido de la productividad, que para 2025 costaría 0,75 puntos del PIB, y para 2026 rondaría ya el punto entero. Eso, incluso después de resolver el caos aduanero y "otros efectos inmediatos" derivados del Brexit, que llevarían la caída del potencial británico a dos puntos del PIB durante el próximo año.

Estas estimaciones apuntan a que los niveles de PIB de 2019 tardarían años en recuperarse. Las estimaciones del Gobierno apuntan a que el fin de la crisis se producirá en verano de 2022. Pero la OBR apunta a que, en el escenario central de sus previsiones, la vuelta a la situación económica 'prepandemia' ocurrirá en el verano de 2023. Y si hay una tercera ola y la vacuna tarda más de lo previsto en distribuirse, la vuelta a la normalidad sería en la primavera de 2025.

Todo esto, con unos niveles de deuda "permanentemente altos" por el coste de las medidas para paliar el desempleo y la caída de la actividad. En el escenario central, el déficit llegaría al 19% entre 2020 y 2021 y la deuda alcanzaría el 104,7% del PIB en 2025. En el mejor de los casos, se podría controlar la deuda en el 90%, pero en el peor, llegaría al 123% para 2025.

En la presentación de las previsiones, el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, anunció también un recorte del gasto que el país destina a cooperación internacional, del 0,7% al 0,5% del PIB del país mientras dure la crisis, explicando que "no podemos destinar más a solidaridad cuando hace falta" en el propio Reino Unido, aunque "lo recuperaremos cuando sea posible". La secretaria de Estado de Cooperación, la baronesa Sugg, anunció su dimisión en respuesta.

Mientras tanto, las conversaciones para el Brexit siguen congeladas, y el negociador jefe europeo, Michel Barnier, tiene previsto suspender el viaje a Londres planeado para este fin de semana, tras terminar su cuarentena por el contagio de un miembro de su equipo. La falta de avances hace ya imposible cerrar un acuerdo antes del 1 de enero. En declaraciones al Parlamento Europeo, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, explicó que los obstáculos siguen siendo los mismos: competencia justa, pesca y mecanismos para sancionar incumplimientos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin