Internacional

Trump asegura que el recuento electoral está siendo un "gran fraude" y anticipa que recurrirá al Tribunal Supremo

  • Sin embargo, el aún presidente dice estar listo para celebrar su "éxito"
  • "En lo que a mí concierne, nosotros ya hemos ganado", ha proclamado
  • "Los resultados han sido fenomenales", ha asegurado en su primer discurso tras el cierre de las urnas

En su primera comparecencia tras el fin de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y con el escrutinio aún en marcha, Donald Trump ha anticipado su "éxito" en los comicios. "Los resultados han sido fenomenales", ha declarado el aún jefe de Estado y Gobierno norteamericano. "En lo que a mí concierne, nosotros ya hemos ganado", ha insistido. Sin embargo, el mandatario ha anticipado que, tal y como ha prometido durante su campaña, recurrirá al Tribunal Supremo el resultado que salga de las urnas ante el "gran fraude" que, según él, está cometiendo el partido demócrata en el recuento.

"Queremos que la Ley se use de la manera adecuada", ha defendido Trump, tras lo que ha señalado que "es un momento muy triste" para EEUU. "Vamos a ganar esto", ha aseverado.

Al comienzo de su discurso, el inquilino de la Casa Blanca, que aspira a ocupar el cargo otros cuatro años más, ha lamentado que "un grupo muy triste de personas" está tratando de cambiar los resultados de los comicios con los votos emitidos por correo postal, que suman cerca de 100 millones.

Así, Trump ha acusado a la oposición (el partido demócrata) de cometer un "gran fraude" en el recuento para dar la victoria a su candidato, Joe Biden.

"Queremos que todas las votaciones se detengan. No queremos que ellos [los demócratas] encuentren ninguna papeleta a las 4 de la mañana y las añadan al recuento", ha asegurado, y por ello recurrirá al Tribunal Supremo de EEUU, ha advertido.

"Esto es un fraude para el público estadounidense. Esto es una vergüenza para nuestro país. Nosotros nos estábamos preparando para ganar estas elecciones. Francamente, nosotros hemos ganado estas elecciones. Nosotros hemos ganado estas elecciones", ha proclamado el mandatario estadounidense en su comparecencia en la Casa Blanca.

Pocas horas antes de hablar en público, el presidente de EEUU escribió un mensaje en Twitter en este mismo sentido, acusando a los demócratas (de manera implícita) de "robar" los comicios. La red social ha eliminado el tuit poco después por "engañoso". 

Horas más tarde, a través de la misma red social, Trump ha vuelto a cuestionar la fiabilidad del recuento de los votos por correo. "¿Cómo es que cada vez que cuentan los desechos por correo son tan devastadores en su porcentaje y poder de destrucción?", ha escrito.

Michigan, Pensilvania y Wisconsin serán claves

En el momento de la comparecencia del aún presidente, los resultados electorales eran muy ajustados entre él y Biden. Hay tres estados que previsiblemente inclinarán la balanza hacia uno u otro candidato: Pensilvania (con 20 votos electorales), Michigan (con 16) y Wisconsin (con 10).

A mitad de la tarde, la junta electoral de Wisconsin anunció que habían terminado de contar los votos y Biden había ganado. Y Biden había tomado la delantera en Michigan, a la espera aún de contar cientos de miles de votos por correo, en los que el demócrata está arrasando, en alguno de sus feudos como Detroit.

El mandatario republicano afirmó que era "casi imposible" que los demócratas superasen a los republicanos (su partido) en Pensilvania. En la realidad, sin embargo, el millón y medio de votos que quedan por contar son de Filadelfia y Pittsburgh, dos feudos ultrademócratas en los que el partido suele ganar por márgenes estratosféricos, y todos los analistas creen perfectamente posible, si no lo más probable, que Biden remonte los 500.000 votos que le saca Trump en este territorio clave.

El ganador de las elecciones debe sumar mínimo 270 votos electorales, es decir, al menos uno más de la mitad del total. Y los tres estados mencionados son algunos de los considerados bisagra, es decir, cuyo resultado es más difícil de prever en cada elección, a diferencia de otros estados que son 'típicamente' republicanos o demócratas.

Otro estado bisagra es Arizona (11 votos electorales), donde los resultados preliminares según algunos medios dan la victoria a Joe Biden. Sin embargo, Trump ha asegurado que aún puede "dar la vuelta" a ese estado. "Tampoco es que nos haga falta", ha presumido el todavía presidente.

Asimismo, Trump ha alardeado de haber ganado en sitios que no esperaba, como "el gran estado de Ohio" (18 votos electorales), Florida (29 votos electorales) o Texas (38 votos). 

Con todo, y pese a su decisión de recurrir el escrutinio, Donald Trump ha anticipado una "gran celebración" por su "éxito". "Lo estamos ganando todo", ha asegurado, tras tildar los resultados electorales de "fenomenales". "Ganara o no ganara, iba a ir a los tribunales", ha defendido

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud