Internacional

Reino Unido prohíbe el uso de equipamiento de Huawei en las redes de 5G

  • Los operadores deberán retirarlo antes de finales de 2027 y no podrán adquirirlo a partir de 2021
  • El grupo chino solicita al ejecutivo británico que "reconsidere" la decisión

El Gobierno de Reino Unido ha ordenado a los operadores de telecomunicaciones que retiren completamente cualquier equipamiento de Huawei en sus redes de 5G antes de finales de 2027 debido al impacto de las últimas sanciones impuestas por Estados Unidos (EEUU) al fabricante tecnológico chino.

Así lo ha decidido el Consejo Nacional de Seguridad (NSC por sus siglas en inglés) de Reino Unido, tras la recomendación emitida por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) del país, que también prohibirá la compra de cualquier nuevo equipamiento 5G de Huawei después de 31 de diciembre de 2020.

En un comunicado, el Gobierno de Reino Unido explica que con esta decisión responde a las nuevas sanciones impuestas en mayo por Estados Unidos a Huawei, que limitaban la capacidad de la empresa para emplear tecnología y software estadounidense en la fabricación y diseño de sus semiconductores en el extranjero.

"Las nuevas restricciones hacen que sea imposible continuar garantizando la seguridad de los equipos de Huawei en el futuro", comenta el NCSC

Los expertos técnicos del NCSC han revisado las consecuencias de estas sanciones y han concluido que la empresa tendrá que realizar una "importante reconfiguración" de su cadena de suministro, dado que ya no tendrá acceso a la tecnología en la que se basa actualmente, y no hay alternativas en las que el Gobierno tenga confianza suficiente.

En este sentido, los expertos consideran que las nuevas restricciones "hacen que sea imposible continuar garantizando la seguridad de los equipos de Huawei en el futuro" y, en consecuencia, el Gobierno ha acordado que los operadores detengan la compra del equipamiento de Huawei afectado por las sanciones.

"La decisión tiene en cuenta nuestras circunstancias nacionales específicas y cómo los riesgos de estas sanciones se manifiestan en Reino Unido", ha remarcado el Gobierno británico, quien añade que las restricciones actuales sobre Huawei en partes sensibles y críticas de la red permanecen vigentes.

Por otro lado, el Ejecutivo apunta que las medidas aplicadas por Estados Unidos también afectan a los productos de Huawei utilizados en las redes de banda ancha de fibra del Reino Unido. Sin embargo, añade que la presencia de Huawei en las redes fijas del país se ha gestionado desde 2005 y se debe evitar una situación en la que los operadores dependan de un único proveedor para sus equipos.

Por ello, siguiendo los consejos de seguridad de sus expertos, aconseja a los operadores de fibra que abandonen la compra de nuevos equipos Huawei y apunta que una consulta técnica determinará el calendario de transición, aunque espera que este período "no dure más de dos años".

El Gobierno británico buscará legislar un nuevo proyecto para implementar un marco de seguridad de telecomunicaciones

"Este enfoque logra el equilibrio correcto al reconocer la presencia establecida en la red fibra y respaldar las conexiones en las que el público confía, al tiempo que aborda por completo las preocupaciones de seguridad de nuestros", remarca.

El Gobierno británico dará ahora los pasos necesarios para legislar "lo antes posible" un nuevo proyecto de Ley de Seguridad de Telecomunicaciones que establezca los poderes necesarios para implementar "este nuevo y duro marco de seguridad de telecomunicaciones".

"En el momento de las próximas elecciones, habremos implementado por ley un camino irreversible para la eliminación completa del equipo Huawei de nuestras redes 5G", ha afirmado el Secretario de Estados de Reino de Digital, Cultura, Medios y Deporte, Oliver Dowden.

Respuesta de Huawei

Por su parte, Huawei ha pedido al gonierno británico que reconsidere su decisión y ponga freno a las consecuencias que dicha apreciación errónea podría generar en el negocio de las compañías de telecomunicaciones europea. Según señala en un comunicado firmado por, Ed Brewster, portavoz de la filial británica del gigante asiático, el grupo chino considera que la medida anunciada por el Ejecutivo conservador es "una mala noticia" para el que tenga un teléfono móvil en el Reino Unido. La exclusión de Huawei ralentizará el progreso, "incrementará las facturas y profundizará la brecha digital", dijo Brewster, que urgió al Gobierno del primer ministro, Boris Johnson, a reexaminar el veto. "Aún tenemos confianza en que las nuevas restricciones por parte de Estados Unidos no afecten a la capacidad de adaptación y a la seguridad de los productos que suministramos al Reino Unido", afirmó.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

GRADO33
A Favor
En Contra

Es apenas lógico lo que ha hecho REINO UNIDO.

Dejar las redes de telefonía de última generación en manos de los chinos es más que un suicidio.A ver si en ESPAÑA tomamos nota.

El partido comunista chino es de lo mas maligno y perverso que existe sobre la faz de la tierra.

A los prochinos:Más vale malo conocido que muy malo por conocer.

Puntuación 7
#1
no cabe un tonto mas
A Favor
En Contra

Pues normal entre lo del Virus inofensivo chino y mira por donde vamos, el genocidio del Tibet los Chinos se han cargado a la mitad de los aborígenes, la dictadura Hong Kong después de tantas promesas de que no pasaría nada y ahora que tienen el mayor ejercito de invasión del planeta y el 5G chinito es un excelente sistema para aniquilar las sistemas de defensa de cualquier pais con su simple click.... pues alguien por fin ha decido que no son gente de fiar por eso de que son una Dictadura genocida comunista, ahora falta que el resto del personal se entere lo mismo con el próximo virus terminan de espabilar.

Puntuación 13
#2
Usuario validado en elEconomista.es
Ciudadano 1979
A Favor
En Contra

Johnson que es soberanista como Trump o Putin, tiene claro que no va a seguir la hoja de ruta marcada por las élites globalistas, las cuales han decidido que implantar el modelo chino en el resto del mundo es buena cosa para sus intereses.

Puntuación 2
#3