Internacional

Johnson pide elecciones para el 12 de diciembre y ofrece dos semanas más para debatir el acuerdo del Brexit

  • Los laboristas pueden vetar la convocatoria: su posición será clave

¿A la tercera va la vencida? Después de ver su propuesta de elecciones anticipadas rechazada dos veces, el primer ministro británico, Boris Johnson, cumplió su amenaza y anunció que pedirá de nuevo al Parlamento el lunes que acepte su disolución y sacar las urnas el 12 de diciembre. La pregunta ahora es si conseguirá los suficientes apoyos -dos tercios de la Cámara de los Comunes- para aprobar la convocatoria. Y la oposición no parece estar de acuerdo con lo que consideran un "chantaje".

Johnson explicó en una carta al líder de la oposición, Jeremy Corbyn, que los diputados "tendrán tiempo para estudiar" su propuesta de ley del Brexit hasta el 6 de noviembre, la nueva fecha límite para aprobarlo, a cambio de que acepten ir a elecciones. Si lo hacen, ofrecerá "todas las sesiones posibles, viernes, fines de semana, la hora de comienzo más temprana y la de final más tardía" para debatir y votar su propuesta en esas dos semanas. "Si no se ha aprobado para entonces, como me temo, iré a elecciones ofreciendo mi gran acuerdo, y tú, creo, ofreciendo otra prórroga, otra renegociación y otro referéndum", concluyó, marcando los parámetros de la futura campaña.

Miedo a una trampa

Sin embargo, el anunció no cayó bien en las filas opositoras, que ven una "trampa" en la oferta. "Aprobadme mis elecciones generales y, a cambio, yo aprobaré mi acuerdo del Brexit", lo resumió un diputado laborista. Las filas a la izquierda del principal partido de la oposición están de acuerdo con la convocatoria, pero solo si el acuerdo del Brexit no sale adelante. Los nacionalistas escoceses, por su parte, también quieren ir a las urnas, pero no bajo las condiciones impuestas por Johnson.

En el partido independentista vuelve a crecer la opción de una moción de censura, que permitiría fijar los comicios para antes de esa fecha. Eso sí, sería difícil aprobarla, ya que el 'premier' superó hoy una moción de confianza por 14 votos. La clave fueron los 10 unionistas norirlandeses, furiosos con el acuerdo del Brexit firmado por Johnson pero no lo suficiente como para tumbar su Gobierno. Eso sí, no es descartable que el propio Johnson aceptara un 'suicidio' parlamentario si con eso consigue ir a las urnas.

Una de las exigencias que los líderes europeos se estaban planteando hacer para aceptar una nueva prórroga del Brexit de tres meses era, precisamente, la de sacar las urnas. Precisamente, los laboristas anunciaron que apoyarían la convocatoria de elecciones si la posibilidad de que no hubiera una salida sin acuerdo desaparece. Y las dos cosas pueden ocurrir a la vez: de aceptar las urnas, la prórroga se daría por concedida. Por contra, la oposición corre otro riesgo si rechaza las elecciones: en ese caso, la UE podría darlo por imposible y negar la prórroga de tres meses que habían pedido, dejándoles sin más alternativa que aprobar el acuerdo de Johnson, justo lo que no quieren hacer.

Llegados a este punto, celebrar elecciones anticipadas era ya la mejor salida para casi todos los partidos. Los 'tories' confían en lograr la mayoría prometiendo "hacer el Brexit de una vez" y pasar por alto su falta de propuestas en el resto de temas, mientras que los defensores de la permanencia saben que la única forma de detener el proceso es conseguir un mandato para celebrar un segundo referéndum -laboristas- o cancelar el Brexit de raíz -liberales-.

Sin embargo, hay un gran miedo entre los diputados laboristas a que celebrar unas elecciones centradas en el Brexit les salga mucho más caro que hacerlas una vez que el tema esté ya solucionado y puedan atacar a Johnson en asuntos de sanidad, servicios públicos o economía, donde las encuestas les dan una mayor aprobación. El número de rebeldes que rechacen las elecciones puede ser grande, aunque si los 'tories' y demás partidos opositores se suman al acuerdo, apenas harán falta unos 60 votos laboristas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum8

Falancio
A Favor
En Contra

Gu-gu Ta-ta je je je jue , mi no entemder muio lo qui passa xon esssta jente gu-gú, muaja muaja piro crio que como ziempre se ban ha aser con las sullas, como lo an icho toa la vida de dioS. Suerte pata todius y para mi tambén muajue muajue muéh

Puntuación -4
#1
Ce tres peo
A Favor
En Contra

Segun el legendario Tolkien, la tercera edad del sol termina en el año 3021, por lo que resulta que si restando diez siglos por la durmiente ociosidad por culpa del cambio climatico en la edad media de nuestra linea temporal, da como resultado, que queda un año para terminar el poco resultante tercer reich e instaurar la cuarta y ultima oleada en su lebensraun. Ademas que orion se encuentra en la casa de virgo y la linea sucesoria termina en un triangulo perfecto en el ascenso de Capricornio. Saludos terricolas.

Puntuación -1
#2
Narispelá stevan
A Favor
En Contra

Ca Ya Té

Puntuación 1
#3
Usuario validado en elEconomista.es
0line
A Favor
En Contra

Las cosas serias empiezan ahora!

Puntuación 1
#4
Marisa
A Favor
En Contra

El parlamento no quiere dar el visto bueno a lo que el pueblo inglés aprobó en plebiscito. Está saboteando todos los acuerdos tanto de May como Johnson, elecciones tampoco las quieren porque las ganaría Johnson. Lo único es repetir el referendum hasta que salga el NO. Y si es preciso volver y volver a repetirlo. ¡Qué poca verguenza! Todo está manipulado por la UE. Saben que pierden un socio muy importante.

Puntuación -3
#5
Jejesus lindubrik
A Favor
En Contra

Que te Ca yes

Puntuación -3
#6
Patético
A Favor
En Contra

A estos no nos los quitamos de encima ni con agua caliente, XD. Qué ridículo están haciendo.

Puntuación 3
#7
Fernando
A Favor
En Contra

Cayetana tiene razón.

Y añado más: la UE va a tener un problema muy grande cuando se vea que UK no se va a la quiebra por el hecho de salirse de la Unión. Muchos otros países se lo pueden pensar. Por eso no quieren que se vaya, necesitan dar la imagen de que salirse de la UE es una locura, y casi imposible, de modo que todo el mundo se quede quieto, tranquilo, y callado.

Puntuación 1
#8