Internacional

El cierre del Parlamento británico llega a los tribunales: tres recursos distintos atacan la orden "despótica"

  • Una ley escocesa de 1689 puede ser el argumento clave para tumbarlo
Manifestación frente al Parlamento británico. Foto: Reuters

Ni 24 horas han pasado desde que la reina Isabel II aceptara la solicitud del primer ministro, Boris Johnson, de suspender el Parlamento durante un mes para evitar que los diputados bloquearan la posibilidad de un Brexit sin acuerdo y la polémica decisión ya está en los tribunales. Cortes de Escocia e Irlanda del Norte están tramitando recursos interpuestos por la oposición, y las sentencias se esperan de forma casi inmediata.

El primer caso llegó este mismo jueves de la mano de la abogada y diputada nacionalista escocesa Joanna Cherry, que apeló en una corte de su estado alegando que, al haberse firmado la orden en el Palacio de Balmoral (Aberdeen, Escocia), cae bajo su jurisdicción. Su argumento, expuesto por el también jurista Aidan O'Neill, es que una ley de 1689 prohíbe al monarca "alterar la constitución de forma arbitraria bajo el consejo de ministros despóticos", grupo en el que incluye a Johnson. La suspensión del Parlamento es "ilegal, inconstitucional, injustificable y sin precedentes", argumentó.

El abogado del Gobierno argumentó que es una decisión "política" y que, por tanto, es algo que debe resolverse en el Parlamento, no en los tribunales. La sentencia se dará este viernes en torno a mediodía.

Vídeo comprometido

Por otro lado, en Inglaterra, la activista Gina Miller, que ganó un caso judicial que obligó a la ex primer aministra Theresa May a tener que ganarse la aprobación parlamentaria antes de activar la salida de la UE, también ha presentado un recurso. Junto a ella, uno de los principales bufetes de abogados del país y el jurista Lord Pannick, famoso por sus éxitos a la hora de apelar ante decisiones gubernamentales irregulares.

Entre sus argumentos, un vídeo del ministro de Defensa, Ben Wallace, en el que reconoce que el motivo para la suspensión no es el anunciado públicamente por Johnson de preparar un nuevo programa de Gobierno, sino simplemente que "no tenemos mayoría absoluta" y, por lo tanto, podrían perder si la oposición lleva una propuesta de ley para detener un Brexit sin acuerdo. "No sé qué va a salir de esto", reocnoció Wallace, riéndose. Se espera que el caso se juzgue la próxima semana.

Por último, en Irlanda del Norte, el líder de una asociación de víctimas del terrorismo norirlandés, Raymond McCord, denunció que la decisión viola los Acuerdos de Paz de Viernes Santo por impulsar un Brexit sin acuerdo que lleve a una frontera en la isla. El caso iba a tratarse el 16 de septiembre, pero el juez encargado del caso aceptó acelerar el recurso a este mismo viernes, aun estando de vacaciones, por su urgencia.

Probablemente, una sentencia que anule la suspensión del Parlamento iría al Tribunal Supremo. El tiempo está muy ajustado, y la oposición anti-Brexit no confía en la victoria de ninguno de los recursos. Pero una victoria sería un durísimo golpe a Johnson y un respaldo al parlamentarismo en uno de los enfrentamientos más tensos entre Ejecutivo y Legislativo en siglos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0