Internacional

Los progresistas italianos negocian un nuevo Gobierno sin la Liga de Salvini

  • Zingaretti cierra la puerta de un tecnócrata, en busca de una alianza política
El presidente de la República de Italia, Sergio Mattarella. Reuters
Roma

Este miércoles y jueves tiene lugar la ronda de consultas del presidente de la República Sergio Mattarella. Tras la dimisión del primer ministro Giuseppe Conte, Mattarella intentará zanjar la crisis política buscando a una mayoría que pueda dar vida a un nuevo Gobierno o llamar a elecciones anticipadas. El escenario más probable es de momento una alianza entre el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Democrático (PD). Ambos partidos están determinados a evitar unas elecciones anticipadas en las que la Liga de Matteo Salvini, el líder derechista que abrió la crisis de Gobierno hace 10 días, arrasaría, contando con un promedio del 37% de los votos.

Este miércoles, Mattarella se reunió con los presidentes de ambas cámaras del Parlamento y con los representantes de algunos grupos parlamentarios menores. Y este jueves llegarán al Palacio del Quirinale los líderes de PD, M5E, Forza Italia y de la Liga. Salvini declaró que tiene plena confianza en Mattarella aunque subrayó que "la postura de la Liga es clara: cuanto más rápido vayamos a elecciones, mejor".

Además, el vicepresidente saliente se quejó de los "insultos" que le han llegado de las filas del M5E, indicando que sus antiguos aliados quieren formar un nuevo Gobierno con el PD "para no perder sus escaños". De hecho, en las encuestas, el M5E, que en las generales de 2018 había superado el 32%, ahora no llega al 20%.

En cambio, la cúpula del PD dio el visto bueno al secretario Nicola Zingaretti para negociar con el M5E una alianza basada en cinco puntos: "pertenencia leal a la UE; centralidad del Parlamento (el M5E es partidario de la democracia directa y toma sus decisiones con votaciones de militantes en la red); desarrollo basado en la sostenibilidad medioambiental; cambios en la política de inmigración; cambios en las recetas económicas y sociales en clave redistributiva y con el objetivo de una nueva temporada de inversiones". Este miércoles Zingaretti cerró la puerta a la formación de un Gobierno "tecnócrata" que apruebe los Presupuestos y lleve el país a nuevas elecciones en 2020. El PD quiere formar una alianza política con el M5E que pueda durar por lo menos hasta 2022 cuando el Parlamento elegirá al nuevo presidente de la República.

Tras encontrarse este jueves con los líderes políticos, Mattarella podría tomarse un tiempo para proponer una solución a la crisis.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.