Innovación Oncológica

Técnicas punteras y novedosos programas asistenciales: Así salvan vidas los hospitales

La investigación es una de las principales herramientas para luchar contra enfermedades como el cáncer. Como ponen de manifiesto los datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), gracias a la investigación, la supervivencia en cáncer se ha incrementado un 20% durante los últimos 20 años.

"Esta mejora en los resultados proviene del desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico precoz y tratamientos más específicos y eficaces. La investigación es el motor para conseguir que el cáncer sea una enfermedad prevenible, curable o cronificable", señalan desde el organismo.

Gracias a ese trabajo, los pacientes pueden disponer hoy de tratamientos innovadores como la crioablación para el tratamiento del cáncer de mama que ha implementado el Hospital Universitario HM Sanchinarro. Se trata de una técnica que ya se utilizaba con anterioridad para abordar otros procesos oncológicos y que consiste en la congelación del tumor que se realiza a través de una aguja de bajo calibre que reduce la temperatura del tejido tumoral por debajo de los -100ºC, provocando la muerte de las células tumorales.

El procedimiento se lleva a cabo en 30 minutos, de forma ambulatoria, ya que no requiere anestesia general, sino anestesia local en la mama que presenta la lesión. Por ello, la crioablación se presenta como una alternativa eficaz en casos en los que la cirugía no está indicada, a menudo por motivos de edad, enfermedades asociadas, o cuando las pacientes no la desean.

Por su parte, MD Anderson Cancer Center Madrid ofrece como alternativa terapéutica para los pacientes recién diagnosticados de cáncer de próstata un tratamiento no quirúrgico llamado Radiocirugía Prostática (SBRT), que erradica la enfermedad de forma definitiva y tiene como principal ventaja la reducción de la duración del tratamiento más convencional de 4-7 semanas a 5 días. Para realizar un tratamiento de Radiocirugía/SBRT se utiliza un espaciador rectal con hidrogel. El procedimiento consiste en introducir entre la parte anterior del recto y posterior de la próstata una sustancia hidrosoluble (que se absorberá en 3 meses) para separar el recto de la próstata y reducir al mínimo la toxicidad sobre este, tanto a corto como a largo plazo. Asimismo, y en el mismo procedimiento, se colocan 3 semillas fiduciarias que sirven para monitorizar la próstata en cada sesión radioquirúrgica y obtener la precisión que la técnica requiere.

Precisamente, en el tratamiento del cáncer de próstata, MD Anderson Cancer Center Madrid también pone a disposición de los pacientes el revolucionario robot Da Vinci, que requiere la participación del equipo de cirugía y se manipula a distancia a través de una consola. Desde ésta, la persona encargada de abordar la cirugía controla los movimientos milimétricos del robot y puede ver la operación desde dentro, gracias a la tecnología y a las imágenes en tres dimensiones. Además de en el campo de la urología, esta tecnología también se está consolidando en áreas como la ginecología y la cirugía digestiva.

En su caso, Quirónsalud ha sido el grupo encargado de traer a España la protonterapia, una técnica de radioterapia que utiliza haces de partículas aceleradas de alta energía (protones) que son dirigidas con precisión milimétrica contra el tumor, donde depositan la mayor parte de su radiación. Esta liberación concentrada minimiza el riesgo de dañar los tejidos sanos circundantes, algo crítico en pacientes jóvenes y pediátricos.

En este contexto, el primer Informe de Investigación contra el Cáncer de la AECC, destaca cuatro áreas punteras. Una de ellas es la biopsia líquida, que ofrecen ya ofrecen hospitales como HM CIOCC o el Hospital del Mar, y que permite, a través de un simple análisis de sangre, conocer algunas de las características moleculares de algunos tipos específicos de tumores malignos.

En segundo lugar, el informe destaca la nanoterapia, que se basa en el uso de la nanotecnología para incrementar la efectividad de terapias existentes como la quimioterapia y la radioterapia. Por su parte, la genómica, permite identificar biomarcadores y genotipificar tumores, a partir del análisis de la secuenciación del genoma de pacientes de cáncer. En su caso, la inmunoterapia usa moléculas, propias o de laboratorio, para estimular el sistema inmune, de manera que reconozca y destruya las células cancerosas.

El pasado mes de octubre se conocía que el Hospital Gregorio Marañón y la Clínica Universidad de Navarra habían completado el ensayo clínico fase I de la primera inmunoterapia de marca española, denominada B0-112. Las siguientes investigaciones determinarán el perfil de los pacientes que más podrían beneficiarse de esta terapia.

Novedades asistenciales

Además de la parte más tecnológica, los hospitales también están desarrollando pioneras herramientas en lo que se refiere a la asistencia al paciente. Así, la Fundación Jiménez Díaz, por ejemplo, ha puesto en marcha el proyecto HOspital de Día PErsonalizado (HOPE), en el que son los profesionales sanitarios y el equipamiento clínico los que se movilizan en torno al paciente.

De esta forma, el paciente tiene una sola cita en el Hospital de Día, y en el mismo sillón en el que recibirá el tratamiento se le realiza la extracción, se comprueba la normalidad de los parámetros de la analítica y se evalúa, con los máximos estándares de seguridad, su estado clínico con carácter previo a la administración del tratamiento prescrito por el oncólogo. Con esta iniciativa se reduce en un 80% el tiempo medio de esperas en el hospital de los pacientes oncológicos.

Además, como explica Cristina Caramés, especialista en Oncología Médica del hospital madrileño y que lidera este proyecto, "la estandarización del proceso incorporando la estructuración de la recogida de datos clínicos, el trabajo interdisciplinar y la comunicación con el paciente más allá del espacio físico del hospital y siempre que lo necesite, ha permitido una mejor identificación de las complicaciones o efectos adversos y ha facilitado anticiparse a los mismos, disminuyendo la proporción de visitas a urgencias e ingresos hospitalarios por efectos secundarios graves. Y todo esto haciendo un uso más responsable de los recursos".

En su caso, el Centro Integral Oncológico Clara Campal HM CIOCC ha puesto a disposición de los pacientes, desde el pasado mes de mayo, la nueva Consulta de Oncología Personalizada y Terapias Avanzadas (OPTA). Con este nuevo servicio los pacientes de HM CIOCC que lo deseen tienen acceso a un amplio portfolio de test de diagnóstico molecular, tanto validados como experimentales, con el objetivo de individualizar su tratamiento oncológico. En este sentido, el jefe de programa de cada una de las patologías oncológicas debate con los pacientes que lo deseen durante una hora cual puede ser el mejor enfoque diagnóstico-terapéutico de su situación clínica completa.

"De esta forma nuestros pacientes pueden optar a una atención oncológica más especializada, y que puede ayudar a definir con más 'apellidos' el tumor y por lo tanto optar a tratamientos dirigidos específicamente", señala Antonio Cubillo, director de HM CIOCC Madrid y quien añade, además, que "la oncología personalizada consiste en diseñar procedimientos individualizados adaptados a las necesidades de cada paciente con las mayores garantías posibles de éxito. Para lograr este ansiado sistema de abordaje es necesario contar con un amplio programa de investigación clínica, complementado por un programa avanzado de diagnóstico molecular oncológico".

Ensayo pionero en inmunoterapia

A mediados de junio se conocía que diez hospitales españoles participan en un ensayo clínico pionero que durará dos años para validar la eficacia de un fármaco de inmunoterapia, el spartalizumab, en 29 tipos de tumores. El ensayo clínico ACROPOLI está promovido por el grupo cooperativo de investigación académica en cáncer SOLTI (formado por más de 400 investigadores españoles y portugueses) y en él participarán 141 pacientes. Entre los hospitales participantes se encuentran el Hospital Vall d'Hebron, el Hospital Clínic, ambos en Barcelona, y el Hospital 12 de Octubre de Madrid.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin