Innovación Oncológica

La unión de radiología avanzada e inmunoterapia, clave en el tratamiento del cáncer de pulmón

  • La radioterapia Lattice muestra resultados prometedores, en la experiencia de Vithas
Imagen: Dreamstime.
Madrid

La aparición de técnicas y tratamientos innovadores es una de las herramientas claves en el combate de una enfermedad que cada año causa alrededor de 10 millones de muertes en el mundo. El cáncer de pulmón presenta los peores registros en este sentido, y el año pasado fue el segundo tipo más frecuente entre los nuevos casos detectados, tras el de mama.

Por ello, es una buena noticia que la combinación de dos tratamientos, la inmunoterapia y la radiación planteen la posibilidad de un aumento de la esperanza de vida en personas que no pueden ser operadas. Es necesario recordar que la terapia de radiación o radioterapia se basa en la aplicación de dosis altas de radiación para destruir células cancerosas y reducir tumores. La inmunoterapia es un tipo de tratamiento de uso menos extendido, que en esencia consiste en ayudar al sistema inmunitario a actuar mejor contra el cáncer, a través de la administración de fármacos y otras actuaciones.

El Hospital Vithas Valencia Consuelo ha introducido desde hace un año la radioterapia Lattice -una técnica novedosa-, que actúa como inmunomodulador en tumores muy grandes y de muy mal pronóstico y que consigue un índice de respuestas mucho mejor que lo esperado con tratamiento tradicional, según los primeros resultados publicados en Proceedings of the American Society for Radiation Oncology de 2020.

"En aquellas personas que no se pueden operar por causas físicas, la radiocirugía estereotáxica es la mejor alternativa"

Tal como explica el doctor Luis Larrea, responsable de la unidad de oncología radioterápica del Hospital Vithas Valencia Consuelo, "en los estadios iniciales, el tratamiento de los tumores pequeños tiene los mismos resultados con una cirugía que con una radiocirugía con radioterapia, prácticamente no hay diferencia. Sin embargo, en aquellas personas que no se pueden operar por causas físicas -por ejemplo que tienen una insuficiencia respiratoria o por edad-, la radiocirugía estereotáxica es la mejor alternativa que existe".

Larrea explica que en los estudios iniciales "hemos llegado a tener un control local en los pacientes con cáncer de pulmón de un 100%, incluso hemos podido utilizar esta técnica en pacientes que han sido descartados por su situación médica para someterse a una cirugía, en pacientes con metástasis cerebral y en pacientes a los cuales no les ha funcionado previamente una cirugía, los tratamientos de rescate son efectivos".

El especialista afirma que "la radiocirugía esterotáxica permite reducir el tiempo de tratamiento de dos meses a un día con control local del 100% en los tumores pequeños; y en los avanzados a cuatro semanas, además de disminuir la toxicidad, afecta muy positivamente" al de ánimo del paciente.

Vivir más años

Actualmente, los estudios están evaluando si administrar un medicamento de inmunoterapia junto con radioterapia en personas que no pueden ser operadas puede reducir más el tamaño del tumor y ayudar a las personas a vivir más.

Para el doctor Larrea, "los nuevos equipos, más modernos, permiten concentrar mucho el tratamiento en los tumores guiados por el PET, lo que origina que el paciente tenga menos toxicidad y mayor supervivencia que hace años".

Este profesional señala que "la experiencia con mis pacientes ha demostrado que la radioterapia esterotáxica fraccionada corporal (SBRT) es una excelente alternativa en pacientes mayores de 75 años con tumores pulmonares primarios o metastásicos, en quienes otras opciones de tratamiento, como la cirugía, pueden estar contraindicadas".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin