Inmobiliaria

Las oficinas superan la incertidumbre del Covid-19 y moverán 3.600 millones en 2022

  • España solo representa el 3% del total transaccionado en Europa
  • El 78% del inventario de oficinas está en manos de pequeños propietarios

La inversión en el segmento de oficinas se recupera tras la pandemia gracias a la liquidez que existe en el mercado. En España se transaccionaron operaciones por valor de 2.800 millones de euros, lo que supone un 27% más que el año anterior, según se desprende del informe The Office Property Telescope 2022 de EY. Sin embargo, y a pesar de la mejoría, el mercado español solo representa el 3% del total de operaciones realizadas en el Viejo Continente, frente al 24% de Alemania y el 22% de Reino Unido.

De cara a este año en curso, la consultora estima que existe un pipeline de operaciones de 3.600 millones de euros. La cifra se enmarca en un contexto donde la valoración de los edificios de oficinas se mantiene elevada. "No han bajado a pesar de las incertidumbres de la pandemia, de la llegada de los modelos híbridos de trabajo o de los ajustes temporales de las rentas que los inquilinos han pedido a los propietarios. Las valoraciones no reflejan la incertidumbre y el miedo que tiene el mercado de inversión institucional y los principales financiadores", explica Javier Garcia Mateo, socio responsable de Real Estate en el área de Strategy & Transactions de EY.

Por el momento, la fotografía elaborada por EY constata que el segmento de oficinas representó el 27% de la inversión total no residencial el último año. Solo le superó el sector logístico con el 29% de las transacciones. Por su parte, el sector hotelero supuso el 23%, el retail un 13% y los activos alternativos un 8%.

¿Y quiénes son los compradores de oficinas? Las aseguradores y los fondos de pensiones están copando la actividad en Europa, mientras que en España todavía tienen una presencia más reducida. Por el contrario, la banca está abandonado el mercado debido al nuevo modelo bancario. "Tener activos en propiedad ya no es tan estratégico como antes", dicen los expertos de EY. 

Respecto a la ubicación, los inversores lo tienen claro: prefieren el centro de la ciudad antes que la periferia. Un buen ejemplo de ello es Madrid, donde hay un millón de metros cuadrados de oficinas vacíos fuera del anillo de la M-30. El informe de la consultora también explica que el mercado de oficinas sigue estando marcado por la heterogeneidad, ya que el 78% del inventario está en manos de pequeños propietarios y sólo el 18% en compañías y fondos inmobiliarios. En cuanto a las rentas, los expertos creen que se comportarán de forma heterogénea, aunque dependerá de las zonas. 

Madrid y Barcelona

Madrid y Barcelona han incorporado 500.000 m2 de edificios de oficinas el año pasado, por lo que el inventario total alcanza los 20.200.000 m2. "En Barcelona se está trabajando para desarrollar cerca de 800.000 m2 de oficinas nuevas hasta 2024, mientras que en Madrid se van a desarrollar entre 350.000 y 400.000 m2 hasta el año 2024", explica Javier Mateos.

En cuanto a la contratación bruta, en la capital de España llegó a los 362.000 m2, mientras que en la Ciudad Condal alcanzó los 325.000 m2. "Con los datos de absorción y la desocupación -que está en el 10%- se necesitarían alrededor de 15 y 20 años para absorber la desocupación de ambas ciudades", explica el experto de EY. Por tipo de activos, las oficinas core supusieron un 47% del volumen transaccionado en Barcelona y un 35% en Madrid.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin