Inmobiliaria

El sector inmobiliario mejora en madurez digital por la pandemia pero todavía no llega al aprobado

  • El grado medio de madurez digital del sector es de un 4,9 sobre 10
  • El sector espera que los fondos europeos aceleren la digitalización

El sector inmobiliario ha experimentado una mejora notable en materia de digitalización en el último año. Sin embargo, todavía no llega al aprobado y está por detrás de otros sectores. Es la principal conclusión del informe de Madurez digital del Sector Inmobiliario elaborado por CBRE.

"Los resultados de este informe indican que la situación vivida en los últimos meses ha acelerado la digitalización del sector, aumentando su madurez digital en un 28% respecto a 2020. Aun así, el grado medio de madurez digital sigue estando por debajo del aprobado con un 4,9", explica Carlos Casado, COO y responsable de transformación digital de CBRE España.

Los expertos de la consultora destacan que la tecnología se ha convertido en época de pandemia en una aliada clave para mantener la relación con clientes, usuarios, empleados o proveedores. En el inmobiliario, la innovación ha sido clave para la comercialización de activos o la monitorización de afluencias que permitiese el control de aforos y flujos en los espacios comerciales o para mantener el sentimiento de pertenencia y de colaboración en los ámbitos de trabajo.

Según los resultados de la encuesta de CBRE, el 64% de los encuestados considera que la pandemia y sus consecuencias han ayudado a acelerar la transformación digital de las compañías del sector.

La digitalización se ha convertido en una pieza clave en el día a día para el sector. De hecho, el 47% de los encuestados prevén aumentar su inversión en tecnología y digitalización en 2022 y se estima que para 2024 el grado de madurez digital medio aumente en un 25%, hasta el 6,1.

En cuanto a la hoja de ruta hacia la digitalización, los inversores y propietarios están apostando por un plan digital cada vez más completo, destacando la importancia de aspectos como la optimización de procesos internos o la existencia de estrategias de datos.

"En comparación con 2020, se ha reducido en un 60% el número de propietarios que no cuentan con una hoja de ruta digital. Sin embargo, el 81% de los encuestados ven en la digitalización un mecanismo de ahorros en costes y tiempo, mientras solo el 39% de ellos consideran que la digitalización les permitirá penetrar en nuevos clientes y/o productos. Esto denota que nos encontramos en una fase todavía inicial de la digitalización, centrada más en la optimización de costes que en la generación de nuevos ingresos", añade Carlos Casado.

El informe destaca también el potencial de tecnologías como BIM o la Analítica avanzada y herramientas de predicción. Por otro lado, las tecnologías más recientes, como la IA, el Internet de las Cosas (IoT) o el blockchain, cuentan aún con bajos niveles de implementación, pero generan mucho interés dentro del sector inmobiliario.

De cara a afrontar este camino, más del 70% de las compañías cuentan ya con equipos dedicados al desarrollo de la tecnología. En concreto, ha aumentado la presencia de equipos especializados en datos, donde el número de empresas que cuentan con equipos de business analytics o de científicos de datos se ha visto incrementado en un 8% y en un 4%, respectivamente.

El informe revela también que seis de cada diez organizaciones encuentran dificultades en la falta de cultura digital y cuatro de cada diez se enfrentan a tiempos de implementación y adopción demasiado largos. Por otro lado, pone de manifiesto que el 51% de las empresas no tiene ninguna relación con startups, suponiendo un 5% más que el año anterior.

En cuanto al impacto que tendrán las ayudas de los fondos europeos NextGen, más del 80% de las empresas indica que su contribución será positiva para la digitalización del sector, si bien la mayoría consideran que supondrá una ayuda todavía ligera que tendrá un impacto moderado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin