Inmobiliaria

Antonio Catalán sigue el ritmo a Marriott y duplicará el tamaño de su gestora hotelera

  • El presidente de AC Hotels by Marriott alcanzará los 200 activos en cinco años
Terraza del hotel Santo Mauro, en Madrid

"Si quieres dormir en un palacio en Madrid tienes que hospedarte en Santo Mauro". Así de claro lo tiene Antonio Catalán, presidente de AC Hotels by Marriott, que ayer inauguraba el recién reformado hotel que se convierte en el primer establecimiento de la marca Luxury Collection de Marriott en la capital de España y "será el mejor de esta enseña", apunta el empresario.

Catalán, que ha logrado situarse como el único socio de Marriott a través de la gestora ACHM, está dispuesto a seguirle el ritmo a este gigante del turismo, que tiene el objetivo de duplicarse y alcanzar los 8.000 establecimientos en los próximos cinco años.

"Ellos tienen ya firmados unos 2.000 y nosotros no vamos a quedarnos atrás. Estamos trabajando para doblar el tamaño de la compañía y deberíamos situarnos con 200 hoteles", asegura el empresario, que adelanta que están ultimando acuerdos tanto en España como en Italia, donde proyectan cuatro hoteles repartidos entre Roma, Rávena y Verona.

Además, la compañía ha aprovechado los meses de pandemia para reposicionar parte de su cartera, siendo el proyecto estrella la reforma de Santo Mauro, en la que han invertido 7 millones de euros. Con esta actuación, la compañía se sitúa en la liga de los hoteles más lujosos de Madrid y que acaban de aterrizar en la capital como Four Seasons, Mandarin o Rosewood.

De hecho, el objetivo de Catalán es batirles en precio, ya que el empresario cree que "la estrategia debe ser la de mantenerse. Es un error bajar las tarifas en estos momentos". Así, Santo Mauro se comercializará con una tarifa media de 1.000 euros y con precios que se moverán desde los 600 hasta los 4.500 euros de la suite real. "Por el momento ya tenemos una ocupación para el hotel del 40% en diciembre", asegura Catalán, que apunta que la cartera de Madrid cierra noviembre con una ocupación del 85%, de la que el 93% es cliente internacional.

El directivo se muestra optimista con la evolución del sector y cree que Madrid se va a convertir en "la ciudad de Europa". "Solo nos falta un Palacio de Congresos de verdad. Si se hace en Valdebebas nos comeremos el mundo", augura el empresario, que asegura que están ultimando también un hotel en este barrio de Madrid.

Catalán traslada estas buenas previsiones al negocio de Belagua y la gestora ACHM, ya que apunta que su objetivo en presupuesto es "estar este año al 75% de las cifras 2019 y creo que podremos incluso ir por encima".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin