Inmobiliaria

Colliers apuesta al verde: se alía con Balantia para descarbonizar el sector inmobiliario

  • Estas actuaciones suponen un ahorro energético y revalorizan el activo
  • Se estima una inversión superior a los 50.000 millones en este segmento

El sector inmobiliario por fin está entrando de lleno en el mundo de la eficiencia energética, y en medio de esta revolución verde, la consultora Colliers ha dado un paso al frente al sellar una alianza con Balantia, compañía especializada en el desarrollo de proyectos de descarbonización y eficiencia energética.

Se trata de un acuerdo pionero en nuestro país que pretende ayudar a las empresas del sector inmobiliario a minimizar la huella de carbono de los inmuebles y facilitar su transformación energética y digital, en un sector donde el 80% de los edificios es ineficiente en términos energéticos y el ritmo de rehabilitación ecosostenible de nuestro parque inmobiliario es inferior al 1% anual.

"El 2020 ha sido un punto de inflexión en materia de eficiencia energética", explica a elEconomista Eduardo Olano Molina, CEO de Balantia, que asegura que esta alianza "nos permite ofrecer un modelo end to end para la descarbonización, cubriendo la detección del potencial existente, el diseño de la solución, el acompañamiento en su ejecución y el seguimiento de la operación y los resultados, aprovechando además las distintas líneas de ayudas y financiación existentes".

Mediante esta alianza Colliers y Balantia sumarán capacidades aportando una estructura de servicios que cubre todas las necesidades en proyectos de rehabilitación ecosostenible, siendo uno de los servicios prioritarios la obtención de financiación, fundamentalmente de los Fondos Next Generation.

La tecnología jugará un papel importante en este acuerdo, ya que Balantia ha desarrollado la primera plataforma data centric para la transición energética en un entorno de big data e inteligencia artificial, capaz de identificar de manera automatizada el potencial latente de cualquier instalación a nivel de reducción de consumo energético y sus correspondientes emisiones.

Las ventajas de la descarbonización

Por su parte, Mariano García Montenegro, Managing Director de Arquitectura & Building Consultancy en Colliers, asegura que esta alianza les permitirá ofrecer un "servicio integral" a sus clientes y apunta que la descarbonización de los inmuebles no solo supone un potencial de ahorro energético de entre el 50% y el 80%, también se logra "incrementar la liquidez y el valor de los activos ante inversores que demandan cada vez más el cumplimiento de criterios ESG en sus inmuebles", añade.

De hecho, según un estudio de S&P Global Market Intelligence los fondos analizados que trabajan con criterios de ESG experimentaron durante el año de la pandemia una revalorización más alta que los convencionales, concretamente, su revalorización estuvo hasta 27 puntos porcentuales por encima.

¿Cuánto cuesta rentabilizar estas inversiones?

Aunque cada caso tiene sus particularidades, según explica Olano, a modo general, las actuaciones relacionadas con la electrificación de la demanda, que significa sustituir combustibles fósiles en procesos térmicos, hoy en día están dando paybacks que pueden ser menores a los cuatro años y cuando entramos en autoconsumo o generación distribuida de la energía se suelen superar normalmente los seis años.

En cualquier caso, García apunta que el retorno de la inversión se torna inmediata por la propia revalorización que experimenta el activo y destaca que este tipo de actuaciones son importantes también por que "es probable que si tu edificio no está descarbonizado se encuentre fuera de mercado".

Por otro lado, los ahorros generados en los costes se dejan notar también en la cuenta de resultados, ya que dado el peso específico de la energía entre los costes de actividades como la hotelera, la de centros comerciales o residencias de ancianos, en las que la energía puede ser la tercera o cuarta partida de mayor relevancia, las actuaciones emprendidas desde el prisma de la sostenibilidad pueden impactar sustancialmente en los resultados de explotación de estos sectores.

Al igual que ocurre en el ámbito residencial, en las actividades terciarias como las descritas la eficiencia energética o la incorporación de energías renovables a los activos pueden llegar a reducir su factura más allá del 80% con su consecuente mejora en los resultados económicos.

Inversión que se va a destinar a este sector

El Gobierno español ha anunciado una partida de 5.820 millones de euros a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y aspira a que se rehabiliten medio millón de viviendas hasta finales de 2023. "Esta inversión representa solo una pequeña parte de los 50.000 millones de euros previstos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima de aquí hasta el 2030", explica el CEO de Balantia.

Planes específicos como el Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) el cual financiaba proyectos de rehabilitación energética en edificios de todo uso, hasta un 85% de la cuantía de la actuación, van a ser renovados incrementando sustancialmente sus recursos. De esta manera las ayudas van a permear a otros muchos sectores de actividad que precisan de inversiones en renovación de sus instalaciones y en los que hay un enorme potencial de mejora.

Todos los programas ahora mismo están siendo coordinados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y gestionados por las correspondientes Consejerías de las CC.AA y en los próximos meses se sucederán las publicaciones de las nuevas convocatorias a las que presentar proyectos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin