Inmobiliaria

El sector del alquiler muestra optimismo de cara al segundo semestre del año

  • La previsión de recuperación del sector se cuantifica en torno al 2%
  • El residencial y el logístico fueron las actividades menos afectadas por la crisis

Los principales actores de sector del alquiler en España, tanto en residencial, oficinas, comercial o logística, integrados en la Asociación de Inmobiliarias con Patrimonio en Alquiler (ASIPA) se muestran optimistas respecto a la evolución del conjunto del sector durante el segundo semestre del año.

La crisis económica derivada de la pandemia ha constatado, según el sondeo cualitativo realizado por la patronal entre sus socios para conocer su comportamiento en los meses de pandemia y las medidas especiales llevadas a cabo por el Gobierno durante los estados de alarma, la "solidez y profesionalidad" de un sector que ha soportado mejor esta pandemia que crisis anteriores "gracias a unos balances fortalecidos y a un menor grado de endeudamiento". No obstante, en la mayoría de los casos se "congelaron" planes de inversión y se aplicó una política de contención de gastos.

El hotelero y comercial, que sufrieron un mayor impacto, experimentarán una recuperación

De este modo, la mayoría de los encuestados cuantifican en torno al 2% las previsiones de recuperación del sector en su conjunto, con el residencial y el logístico como las actividades que, aún viéndose afectados, hicieron frente a la crisis mejor que el sector hotelero o comercial. Los consultados destacan estos dos segmentos como los más perjudicados por la pandemia, seguidos por el de oficinas, que han tenido que hacer frente a inversiones para adecuar los espacios a la nueva realidad.

Así, de cara al tercer trimestre del año se prevé un avance más acelerado en su recuperación, con el previsible levantamiento progresivo de restricciones en el sector del turismo, y por el descenso del paro debido al repunte de la actividad económica.

Inseguridad jurídica

Los miembros de ASIPA destacan, en la gestión de la crisis, que "la dispersión de legislaciones y legisladores en nuestro país con competencias concomitantes ha debilitado al sector restando seguridad jurídica y aumentando la litigiosidad". Según señala el sondeo, "la inestabilidad que se ha generado en relación a posibles regulaciones de rentas y las medidas adoptadas desde algunas Comunidades Autónomas han dificultado además la respuesta del sector durante la pandemia".

Los miembros de la patronal también lamentan que no se hayan tenido en cuenta las necesidades específicas de los actores privados del inmobiliario patrimonialista, criticando así que las ayudas se hayan centrado sólo en el lado de los arrendatarios.

"Hemos echado en falta ayudas para el sector como bonificaciones o diferimientos de determinadas tasas o impuestos para subsectores especialmente dañados como el comercial, hotelero u oficinas. Es como si los propietarios no hubiéramos tenido que hacer frente también a gastos e inversiones, a ajustes para acomodarnos a la nueva situación –medidas anticovid en los espacios–, a condonaciones y rebajas de renta", apuntan.

En este sentido, añaden que como deseable que "el Gobierno español hubiese copiado el ejemplo de otros países europeos, en los que dicha carga se ha repartido entre los 3 actores implicados: arrendador, Estado y arrendatarios". Ante la elevada cantidad de impagos sufrida por el sector, solicitan medidas ágiles para resolver las diferencias que han surgido, muchas ellas han llegado a los tribunales, entre arrendadores y arrendatarios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin