Vivienda

El sector del alquiler reclama leyes transparentes y estables para atraer capital extranjero

  • El sector reclama estabilidad y transparencia en la regulación de los alquileres

El sector del alquiler lo tiene claro, España tiene un problema de desequilibrio entre demanda y oferta. El país tiene un 25% de población que vive en régimen de alquiler, un dato que contrasta con el registrado en los países más parejos de la Unión Europea, como puede ser Francia, Reino Unido, Suecia o incluso Alemania. En estos territorios los porcentajes oscilan en torno al 36% y el 50%.

"Vamos a tender hacia ese camino, lo que va a implicar que la demanda que conocemos hoy puede crecer un 50% en los próximos años. Es un crecimiento muy potente que contrasta con la oferta, que a día de hoy es escasa y además es muy antigua", ha explicado Jordi Argemí, CEO Adjunto y director general Financiero de Neinor, durante la Gran jornada inmobiliaria celebrada por elEconomista.

Para poder alcanzar ese objetivo el sector tiene claro cuales son los pasos que se deben dar tanto por la parte privada como por las Administraciones Públicas: es fundamental que se consiga atraer capital extranjero, que la regulación sea transparente y estable en el tiempo y se aporte más suelo.

Y, ¿cómo se consigue atraer más dinero? Los expertos apunta a que el mercado se está viendo muy afectado por la inseguridad jurídica en el sector del alquiler. "La falta de estabilidad regulatoria es un problema para la inversión de este tipo, porque lo que está buscando son ingresos previsibles y estabilidad en el tiempo. Es normal que haya debate e iniciativas, pero lo que hay que hacer es congraciar las posturas y tomar medidas consensuadas para que puedan perdurar en el tiempo y no expulsemos al capital", ha detallado Esther Escapa, Head of Transactions AXA RE for Iberia Region.

La incertidumbre no solo está provocando preocupación en los grandes fondos, los particulares también se están viendo muy afectados. "Lo hemos visto sobre todo en Cataluña con la ley del control de precios. Los propietarios lo han vivido todo con mucha inquietud porque no tienen esa capacidad de reacción ante los cambios del mercado y esto genera un problema muy importante porque es el grueso de nuestro mercado. Debemos tender hacia unas reglas no solo claras sino estables, esta es la única forma para atraer capital que desarrolle la oferta y además que los propietarios particulares la mantengan", ha añadido Beatriz Toribio, directora general de ASVAL.

Colaboración público-privada

Para poder hacer frente a los retos que se enfrenta el sector es vital que se apueste por la colaboración público-privada. Los expertos apuntan a que solo de esta manera se puede poner más vivienda a disposición de la población. "En 2021 y 2022 creo que va a mejorar mucho la colaboración público-privada como ya se está viendo en ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia", ha detallado Argemí.

Para que los proyectos público-privados sean atractivos para la inversión es necesario que se den una serie de factores. Por un lado, tiene que haber un buen análisis económico para garantizar que acuda más capital y para que se construya más vivienda y por otro lado destaca la seguridad jurídica. "Hay muchos acuerdos y convenios con las administraciones que están funcionando muy bien pero otros que se paralizan antes de su finalización debido a los cambios de gobierno. Esto hace un daño tremendo porque ahuyenta a los inversores", ha explicado Miguel Ángel Peña, CEO Residencial de Grupo Lar. "No se pueden cambiar las reglas de juego a mitad de camino".

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta el sector es que no es accesible, hay una demanda creciente en el alquiler pero las familias deben hacer un gran esfuerzo a la hora de pagar las viviendas. Para solventar estos problemas desde el sector proponen tres factores: una reducción de los plazos administrativos, que son "largos e inciertos"; un flujo de financiación claro que debe ir de la mano de una regulación clara y las palancas fiscales, como el IVA. "El IVA para nosotros es un coste, porque no nos lo podemos reducir", ha añadido Peña. "Tenemos tres palancas (fiscal, financiera y de plazos) que son facilísimas de aplicar y que son la clave".

Falta de suelo y producto

Javier Rodríguez, socio director de Azora y responsable del Área Residencial, ha puesto también sobre la mesa la falta de suelo en España, llegando a apuntar que es el principal problema al que se está enfrentando el sector en la actualidad. 

El experto tiene claro por donde se puede empezar a solventar el problema y pasa "porque las coordinaciones entre las administraciones sean infinitamente más rápidas". El experto ha apuntado que la falta de suelo "está generando toda la especulación en el precio de la vivienda. En la construcción hay una competencia brutal y la rentabilidad que podemos pedir los inversores está en mínimos históricos. La conclusión es que el componente que genera toda esta especulación es el suelo. Deberíamos estar generando 100.000 viviendas de alquiler nuevas todos los años. O se presta atención a la generación de suelo o no conseguiremos el volumen necesario de oferta".

Vea la jornada completa aquí:

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin