Infraestructuras y Servicios

OHLA se arma con Houlihan Lokey para negociar con los bonistas la reestructuración de su deuda

Luis Amodio, presidente de OHLA, y Mauricio Amodio, vicepresidente.

OHLA, la sexta mayor constructora de España, dilucidará su futuro inmediato en los próximos días, cuando el consejo de administración decida qué vía propone para ampliar capital y dotar así capacidad a la compañía para afrontar la reestructuración de su deuda. De cara a la próxima negociación con los bonistas, el grupo que lideran Luis Amodio, como presidente, y Mauricio Amodio, como vicepresidente, se armará con el banco de inversión estadounidense Houlihan Lokey para asesorar el proceso. Se sumaría así a Banco Santander, Bestinver y Alantra, que ya son los bancos encargados de pilotar la operación de capitalización de la firma.

OHLA vuelve así a contar con Houlihan Lokey para acometer la refinanciación de sus bonos, como ya hiciera en 2020. Entonces, también contó con el apoyo de JP Morgan. En esta ocasión, al menos por el momento, el banco norteamericano no ha sido contratado. OHLA tiene un bono con un saldo vivo de más de 400 millones de euros con vencimiento del 50% (más de 200 millones) en marzo de 2025 y del otro 50% (200 millones más) en marzo de 2026. Los bonistas cuentan como asesor para la reestructuración con PJT Partners. El plan inicial discurre por refinanciar primero los 200 millones de euros, con una amortización de la deuda relevante.

Para ello, el grupo de construcción continúa trabajando en una ampliación de capital que inyecte fondos suficientes para encarar con garantías la negociación con los bonistas. En las últimas horas, la vía de Atitlan-Stoneshield ha perdido fuerza después de las últimas exigencias planteadas por las firmas que dirigen Roberto Centeno, por un lado, y Felipe Morenés y Juan Pepa, por otro. Las gestoras solicitaron el martes formalmente la exclusividad para su oferta, no vinculante, y la inclusión de una penalización de 10 millones de euros a pagar por la constructora en caso de que durante el periodo, de dos meses, solicitado para realizar la 'due diligence' de la compañía negociara otras propuestas.

La solicitud se articuló a través de un escrito dirigido al consejo de administración a las 16.00 horas del martes. Las últimas condiciones planteadas cuentan con la oposición de los Amodio y la compañía canceló la reunión que tenían programada para las 21.00 horas, lo que generó un fuerte enfado en Atitlan y Stoneshield, hasta el punto de que la negociación ha entrado en punto muerto. OHLA comunicó la decisión de posponer el encuentro ante la imposibilidad de convocar previamente al consejo para analizar las últimas demandas, pero Centeno, Morenés y Pepa se negaron. Este miércoles no ha habido nuevas comunicaciones entre las partes.

Aunque su oferta, que contempla una ampliación de capital de 75 millones de euros sin derecho de suscripción preferente (y otra posterior de 75 millones con suscripción preferente), sigue vigente -hasta el viernes 12-, los Amodio y su equipo están focalizando sus esfuerzos en sacar adelante una ampliación de capital de 100 millones de euros con derecho de suscripción preferente para los actuales accionistas. Esta es la vía que el consejo aprobó hace tres semanas -antes de recibir la oferta de Atitlan- para someterla a la votación de los accionistas en junta extraordinaria -no llegó a ser convocada-. Con esta propuesta, se evitaría la dilución drástica que sí contempla la de Atitlan y Stoneshield y por la que los órganos de gobierno de OHLA han recibido en los últimos días cartas de inversores minoritarios expresando su rechazo. No obstante, el plan de estas gestoras es más ambicioso, al ascender a 150 millones.

Los Amodio, que controlan el 25,96% del capital de OHLA, han comprometido suscribir la ampliación, por lo que aportarían casi 26 millones de euros. Asimismo, cuentan con los 25 millones que ha ofrecido Inmobiliaria Coapa Larca (INV), del empresario mexicano Andrés Holzer. Con ello sumarían 51 millones.

Dada la extrema atomización del capital, los actuales accionistas de referencia necesitan garantizarse el éxito de la operación y, por ello, siguen negociando la incorporación de al menos otro socio. En este escenario emerge el empresario José Elías, inversor de Audax, Atrys o La Sirena. De acuerdo con las fuentes consultadas, las conversaciones entre ambas partes siguen avanzando, si bien aún no hay acuerdo. En la mesa también ha estado la opción de la portuguesa RCP y, según fuentes conocedoras, aún siguen acercándose inversores con interés en la operación.

Para la refinanciación de los bonos, además de la ampliación, en cualquiera de los términos que hay sobre la mesa, OHLA cuenta también con la liberación, por parte de la banca, de al menos 100 millones de euros que tiene en un depósito indisponible como garantía de avales y con un plan de desinversiones que incluye un hospital en Montreal (Canadá), cuya venta ya se ha pactado por 55 millones, y el 50% del Centro Canalejas de Madrid. Asimismo, tiene a la venta su filial de servicios Ingesan, si bien esta operación está dirigida a repagar el crédito puente de 40 millones de euros que OHLA firmó el año pasado con sus bancos acreedores, con el aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO), y que vence el próximo mes de noviembre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud