Infraestructuras y Servicios

Wavegarden desarrolla en Sidney su segundo parque de surf en Australia

  • UrbnSurf invierte 46 millones en esta infraestructura que se suma a la de Melbourne
  • La ingeniería vasca es el único promotor con ocho parques en funcionamiento
Wavegarden desarrolla parques como alternativa al surf oceánico.
Bilbaoicon-related

Wavegarden, ingeniería vasca dedicada a la fabricación y operación de sistemas generadores de olas y lagunas para la práctica del surf, ha finalizado un proyecto en el Parque Olímpico de Sidney, en Australia, el segundo parque de surf que instala en el país. La firma australiana UrbnSurf ha invertido 46 millones en esta instalación, que se acaba de inaugurar, y tiene otra en Melbourne desde 2020. Wavegarden tiene ocho parques de surf en funcionamiento en el mundo.

Con una inversión superior a los 75 millones de dólares australianos (46 millones de euros), UrbnSurf ha confiado en la ingeniería de olas ubicada en San Sebastián para este nuevo proyecto, tras la apertura en 2020 del parque de surf de Melbourne, según publica SPRI, la Agencia vasca de desarrollo empresarial, en su página web.

De esta forma Wavegarden se convierte en el único promotor de parques de surf en el mundo con ocho en funcionamiento: dos en Brasil, uno en Suiza, uno en Reino Unido, Corea del Sur, el norte de España y, ahora, dos en Australia.

Según señalan desde la compañía vasca, "aunque Sidney tiene un gran número de playas para practicar surf, el acceso a ellas y la aglomeración en las filas de olas son problemas cada vez más graves". Por ello, "la laguna de surf Wavegarden Cove de Sidney es una alternativa al surf oceánico, permitiendo a los surfistas practicar este deporte con mayor seguridad, facilidad y frecuencia".

La instalación de UrbnSurf Sidney cuenta con elementos de diseño sostenible, energía renovable y sistemas de ahorro de agua. Con una capacidad para 90 surfistas por hora repartidos en cuatro zonas específicas, está diseñado para acoger a 1.000 visitantes al día y cada surfista podrá disfrutar de unas 10-12 olas por sesión. Antes de su apertura al público, la laguna ha sido probada por profesionales del surf como Dylan Moffat, Owen Wright y Milla Coco Brown.

Una década de I+D

Tras más de una década de I+D y una serie de patentes y avances significativos, Wavegarden está considerada como líder del mercado en el sector emergente de las olas artificiales dinámicas, gracias a su tecnología Wavegarden Cove.

La variedad de olas y el proceso de generación de las mismas se deben a que el sistema de control de alto rendimiento está dirigido por algoritmos desarrollados por el equipo de ingenieros. El sistema de control del Wavegarden Cove permite ajustar el tamaño, forma, potencia y frecuencia de las olas con solo pulsar un botón, adaptándolas al nivel de los surfistas. Este sistema de control utiliza las últimas tecnologías de la industria 4.0.

Según cifras indicativas de proyectos en funcionamiento en el sur de Europa de Wavegarden, estas instalaciones reciben más de 200.000 visitantes por año y pueden acoger a 90 surfistas simultáneamente. Los parques producen entre 300 y 1.000 olas por hora y el consumo medio de energía por una hora de sesión de surf es de 350 kWh.

La inversión global que requiere un parque de Wavegarden oscila entre los 35 y los 45 millones de euros, entre los costes de desarrollo de la instalación de surf y el coste de la máquina en sí. En cuanto a la viabilidad, se calculan unos ingresos netos de entre los 9 y los 12 millones, frente a unos costes de entre 6 y 7 millones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud